alterhome

La empresa alterhome, especializada en la gestión de viviendas para alquiler turístico y vacacional, continúa posicionándose en los principales destinos. Hace apenas unas semanas, anunció que gestionará un nuevo edificio completo, con cerca de 30 apartamentos y estudios, en Madrid Río, uno de los barrios incipientes de la capital.

El proyecto de Alterhome se basa en la gestión de alquiler por días y por meses y, según aseguran, la demanda no cesa de crecer. Este edificio de Marid Rio es el tercero que la compañía incorpora a su línea Collection, tras Alterhome Collection Plaza de España, ubicado en la calle Leganitos y Collection La Latina.

Además, esta misma línea de gestión de edificios completos y/o emblemáticos, gestiona también el palacete ubicado en la Plaza del Marqués de Salamanca, donde durante años estuvo la tienda internacional Abercrombie o anteriormente Agua de Sevilla.

La compañía funciona a modo de franquicia. En el pasado verano, Alterhome instaló ocho nuevas oficinas en Barcelona, Cantabria, Canarias, Castellón, Mallorca, Oviedo, Pontevedra, Tarragona y Valencia.

“Las previsiones para el turismo vacacional en España son optimistas y prevemos un importante aumento de la demanda en los próximos años, un sector que genera cerca de 6.480 millones de euros anuales”, afirma Chema González, fundador de la compañía, y también presidente de la Asociación de Gestores de Viviendas de uso Turístico de Madrid (Asotur).

Es más, Chema González adelanta que en 2025, el alquiler de viviendas superará en noches vendidas a los hoteles. Lo hace en una entrevista en Diario de Sevilla donde invita a quien lo desee a dedicarse al alquiler vacacional. «No es no es necesario ni siquiera tener una vivienda, nosotros le ofrecemos toda la formación y, con nuestra fórmula, en menos de un año puede ganar un millón de euros», afirma tajante.

Exagerado o no, de lo que no cabe duda es de que Alterhome, impulsado por Chema González y su hermana Patricia, va creciendo por diferentes destinos urbanos y vacacionales de toda España desde que lo pusieran en marcha en 2017.

Y todo ello gracias a la tecnología, que es la gran aliada de un proyecto que utiliza el big data para cuestiones clave como la fijación de precios dinámicos. El uso de la llave digital para facilitar el acceso y la salida de los huéspedes o el empleo de diferentes aplicaciones para monitorizar todo lo que ocurra dentro de la vivienda son otras de las claves que de su gestión.