La tecnología inteligente ha revolucionado el mundo, y el sector hotelero no es una excepción. De hecho, la industria hotelera se sitúa a la cabeza entre todos los sectores del mercado en cuanto a tecnología empresarial inteligente.

La tecnología inteligente ofrece una gran oportunidad de diversificar y amentar beneficios, mejorando tanto la experiencia del huésped como la gestión del equipo.

Te contamos cuáles son las nuevas formas tecnología inteligente donde el sector hotelero empieza a destacar dentro de la industria turística.

Consumo inteligente de energía

Los termostatos inteligentes permiten monitorizar la termodinámica del alojamiento, sirviéndose de algoritmos automatizados que analizan las previsiones del clima local para optimizar el consumo de energía, en tiempo real durante todo el año.

Estos sistemas inteligentes de control energético contribuyen a mejorar la rentabilidad del hotel hasta en un 20% por ciento.

Esta tecnología de ahorro inteligente no se limita solo a los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado; también el control lumínico permite a los hoteleros comprender mejor las necesidades energéticas del huésped, automatizar el consumo y adaptarse a los diferentes periodos de ocupación. Estos sistemas de iluminación inteligente permiten, además, establecer horarios de iluminación preferidos.

Monitorización y previsión

La tecnología inteligente facilita a las hoteleros monitorizar y optimizar el consumo de energía, manteniendo constantes predicciones que permitan identificar tendencias que puedan provocar problemas en el consumo para actuar a tiempo. Las tecnologías de IoT facilitan al equipo de ingeniería prevenir errores del sistema y reducir los costes de reparar un sistema ya estropeado.

Algunas plataformas de gestión online recopilan la información de consumo para cada habitación única y les asignan calificaciones de eficiencia. Esta calificación es un indicador de la rapidez con la que una habitación puede calentarse o enfriarse hasta la temperatura preferida del huésped, y alerta al hotel cuando se detectan problemas.

Ciencia de datos

La tecnología inteligente es la ciencia encargada de recoger y procesar datos lo que, en grandes cantidades, exige también inquebrantables medidas de seguridad que puedan protegerlos. Cada vez son más los hoteles que apuestan por la inversión en big data y ciberseguridad.

Los datos de los huéspedes no solo son útiles para conocer las expectativas y necesidades de los huéspedes, sino que también se pueden usar para automatizar las interacciones de los viajeros durante su estancia.

De esta manera, la tecnología inteligente facilita que los hoteles personalicen la experiencia de los huéspedes en función de la información recogida.

Estancias personalizadas desde la app

El hotel está ahorrando un considerable coste en mano de obra cuando es el propio huésped quien se registra en el huésped de manera remota desde su móvil.

Este tipo de app donde el huésped interactúa directamente con el hotel y autogestiona su estancia facilita, además la venta directa de servicios adicionales (como una experiencia turísticas, servicio de desayuno…) y una atención aún más personalizada al viajero.

Por otro lado, son muchos hoteles los que ya apuestan por utilizar sensores y apps con los que el huésped puede reservar aparcamiento para su vehículo antes de llegar al hotel.

La mayoría de hoteles y grandes cadenas tienen su propia app que incluye todo lo que el huésped podría necesitar durante su estancia: incluso la llave de acceso a la habitación, de forma que el huésped solo necesita su móvil sin el coste que supone la impresión de tarjetas magnéticas.

Esta tecnología de automatización también es capaz de mostrar el menú de comidas y mandar notificaciones, sugerencias de platos y novedades a su teléfono móvil. Esto facilita y hace más atractivo el servicio de habitaciones, que es preparado personalmente por el huésped que lo ha solicitado desde su smartphone.

Campañas de marketing mayor segmentazadas

La tecnología inteligente ofrece a los huéspedes una imagen holística de todas las maneras en las que pueden aprovechar su viaje, manteniéndose a la cabeza del sector frente a servicios de alojamientos menos enfocados a la experiencia del huésped, como Airbnb.

Las recomendaciones, reseñas y opiniones de los usuarios en plataformas como Tripadvisor contribuyen a desarrollar una mejor estrategia de marketing digital, construyendo una imagen más nítida de las necesidades del huésped y poniendo el foco en las oportunidades de mejora.

Imágenes cedidas: Ramón Salinero