spa lujo hoteles experiencias residentes

Grupo Hotusa ha celebrado esta semana la XIX edición del ciclo de ponencias “Salvemos el Turismo”, unos encuentros que se han convertido en referente dentro del sector y que tienen como objetivo principal reflexionar, de la mano de voces autorizadas, sobre qué podemos/debemos hacer para recuperar el turismo.

En esta ocasión, el evento ha contado con la participación del Presidente de Freemarket Corporative Intelligence, Lorenzo Bernaldo de Quirós y del profesor de Economía Financiera y Contabilidad de la UB, José María Gay de Liébana; moderados por el director de elEconomista, Amador G. Ayora.

Los panelistas han valorado, en clave económica, aspectos relacionados con las consecuencias de la crisis y han abordado el futuro del sector aportando su experta visión para sugerir medidas que aceleren los plazos de la recuperación.

La jornada se ha iniciado con una breve presentación del presidente de Grupo Hotusa quien afirmó sentirse afortunado por compartir esta decimonovena edición con dos economistas de enorme prestigio y “que nos permitirán hacer una valoración sobre lo que ha significado el turismo en la transición y lo que intuimos y lo que debe significar el futuro post pandemia”.

Un sector clave en el país

Ha sido el director de elEconomista, Amador G. Ayora, quien ha tomado la palabra para iniciar la conversación de la que ha admitido que pretendía que se convirtiera en “un debate ligero para que todo el mundo pudiera entenderlo”.

Para Gay de Liébana, el sector turístico tiene sus pros y contras, pero forma parte de la columna vertebral de este país. El economista se ha referido a los 92.000 millones de euros que aportaron los turistas durante 2019, además de sumar el 25% de la economía española. Por este motivo, ha señalado que “hay que cuidarlo, dado a la coyuntura actual para hacer transformaciones y adaptarse al nuevo mundo”.

Al hilo de este tema, Lorenzo Bernaldo ha hecho hincapié en que el turismo no solo es clave para el país, sino que es imprescindible para tener una economía desarrollada y ha añadido que “se deben incorporar elementos que le den un salto cualitativo para el futuro”. Además, ha explicado a los asistentes la ventaja competitiva de España frente a otros países y, por lo tanto, se debe fortalecer porque es “una condición básica de la nueva economía en la que nos dirigimos, una economía de servicios de alto valor añadido”.

¿Cómo salvar la caída del 80% de la actividad?

El economista Gay de Liébana, se ha manifestado a favor de crear un plan de viabilidad basado en dos fases: empezando por un plan de choque seguido de un plan de relanzamiento. En primer lugar, el plan de choque, consistiría en dar a las empresas ayudas directas “sin límites” para que –según él- se convierten en un flujo de ingresos que les ayuden en sus costes.

El segundo punto, el plan de relanzamiento, debe empezar por vacunar al ciudadano seguido de la financiación a través de préstamos a largo plazo para que puedan hacer frente al golpe de la pandemia. Durante su turno de palabra, el economista, ha recalcado  que “los responsables de la crisis económicas son los que mandan” y ha enfatizado en la importancia de tomar medidas ad hoc, con una visión global.

Desde su punto de vista, Lorenzo Bernaldo ha aludido a que nos encontramos ante una recesión atípica: “Hay empresas que no han hecho los deberes y por eso han quebrado”.

Para el presidente de Freemarket Corporative Intelligence, “el Gobierno ha tomado una serie de medidas que afectan por igual a todos y esta acción gubernamental ha sido errónea porque ha inducido a muchas empresas al borde de la insolvencia”. Por este motivo – ha sostenido – “es imprescindible aportar ayudas directas que mantengan la liquidez y, en determinados casos, sostener al tejido empresarial, ya que lo que se destruya ahora va ser muy difícil recuperar”.

En este sentido, ha señalado que es fundamental “actuar al lado de los costes: costes fiscales, burocráticos, de la seguridad social, etc.”. Ambos economistas han vuelto a coincidir en la necesidad de aportar más en ayudas a las empresas y aplicar exenciones fiscales.

Salvemos el Turismo (2)

Posibles soluciones a las problemáticas actuales

En referencia a las soluciones, tanto Gay de Liébana ha subrayado la necesidad de crear un gobierno liderado por tecnócratas. En su argumento, ha afirmado que “hay un momento en que los políticos deben saber apartarse” para, según él, “crear un plan de desarrollo de reconstrucción económica liderado por gente que sepa lo que tiene que hacer”.

Siguiendo el hilo de esta enumeración de posibles soluciones, Bernaldo se ha referido a que históricamente España no ha gestionado con solvencia los fondos europeos y ha asegurado que “la complejidad de los procesos de aprobación en Europa me hacen estar seguro de que este dinero no llegará a la pequeña y mediana empresa”. Este es el motivo por el cual el economista sostiene que los fondos tendrán efecto a medio y largo plazo pero no solventarán los problemas a corto plazo, “los que tenemos ahora”.

Para finalizar este bloque, Gay de Liébana ha querido hacer hincapié en la necesidad de gestionar ayudas directas por parte del gobierno. Según él, “se han malgastado los recursos y ahora no hay dinero” por lo que lo único que se puede hacer es “tirar de los planes de reestructuración y de los créditos ICO, así como suspender el pago de impuestos y las cotizaciones sociales hasta que la economía recupere niveles de crecimiento”.

Finalmente, ha aconsejado crear una campaña turística internacional para venderse las
bondades de España y que se la reivindique como destino seguro. Para el economista, ha
faltado la gestión por parte de las instituciones “ya que la caída de nuestro país ha sido la más grande de Europa”.

Cambios hacia un modelo de turista de mayor poder adquisitivo

Siendo ya la tónica habitual durante toda la sesión, ambos economistas han vuelto a coincidir, confirmando que el cambio hacia un turista más fiel, con más poder adquisitivo será la pieza clave para el futuro. Para Gay de Liébana, los primeros turistas que lleguen a nuestro destino “tendrán la vacuna, tendrán poder adquisitivo y vendrán buscando algo más”. Por ello, “es el momento de ofrecerles un producto que se adapte a ellos, que sea personal y que dé un salto cualitativo”.

Además, ha señalado que esta tipología de clientes son fieles, pero ha añadido que “esto no hace falta inversión sino cambiar el chip”. Para Lorenzo Bernaldo, “el giro al turismo de calidad es esencial porque nos lleva a un público menos elástico al precio, mucho más fiel”.

En la parte final de debate, ha sido el presidente de Grupo Hotusa, quien ha tomado la palabra para comentar que “es un momento muy complicado, pero se empieza a vislumbrar la luz al final del túnel y hay que confiar en el tejido empresarial altamente competitivo que tiene nuestro país”.

Imágenes cedidas: Roberto Nickson on Unsplash