Ha vuelto el turismo

Resulta complicado saber qué va a pasar en un futuro inmediato. Aunque las cifras que se barajan para Semana Santa apuntan que la temporada alta va a ser prometedora, todavía hay demasiados factores en juego. Por eso, mucha gente se pregunta si realmente ha vuelto el turismo. O, incluso, cuándo podríamos hacer esta afirmación.

Escasez de productos, disminución de turistas extranjeros por la guerra en Ucrania, problemas de personal en los hoteles, aumento de la seguridad ante la elevada tasa de vacunación… Son solo algunos de los elementos que afectan directamente al sector viajes en la actualidad. Por eso, desde NerdWallet y MarketWatch se han preguntado por las señales que podrían darnos pistas claves.

A partir de un análisis de los datos más relevantes, han reflexionado sobre la situación real de la industria turística. De esta manera, también han señalado cuáles serán las tendencias que marcarán el futuro de la hotelería. Al mismo tiempo, han llegado a la conclusión de que los desplazamientos han vuelto, solo que ya no serán iguales. Pero, primero, vayamos por partes.

Lo que nos indican las cifras

En el caso de este informe, se basan en la información recopilada por la Administración de Seguridad en el Transporte estadounidense. Las cifras indican que el número de pasajeros ha ido creciendo poco a poco en cada cuarto de 2021, hasta acercarse a los niveles previos a la pandemia. A pesar de todo, los viajes de negocio no se han recuperado a la misma velocidad.

Por tanto, que los aviones estén llenos, indica que las escapadas por ocio son las que priman. Es decir, que los turistas siguen teniendo ganas de salir y explorar nuevos territorios. Se trata de algo que hemos comprobado que sucede también tanto en Europa como en España. De hecho, en invierno se superaron las cifras de 2019, aunque en conjunto, la demanda aún sigue por debajo de la oferta.

El teletrabajo cambia el paradigma

Sin ninguna duda, la flexibilidad laboral ha alterado la manera en que la gente tiene de moverse. El bleisure ahora se impone, pues la gente quiere aprovechar para salir de su hogar gracias a las posibilidades que ofrece desempeñar sus funciones en remoto. Por tanto, realizan escapadas más frecuentes, aunque la duración sea menor que antes.

Además, este nuevo tipo de turista en cierta manera ha cubierto el hueco dejado por los viajeros de negocio. Incluso se han impuesto los nómadas digitales, cuya figura es posible que no deje de aumentar en los próximos meses. Del mismo modo, estos perfiles pueden ayudar a acabar con la temida estacionalidad hotelera, porque no se desplazan solo en las fechas más concurridas. Así, pueden impulsar un cambio muy beneficioso para la industria en su conjunto.

Se resienten los viajes internacionales

Las cifras que maneja el artículo original demuestran que en Estados Unidos el turista local también se ha convertido en el eje del modelo de negocio. Es normal, pues en España también hemos visto cómo los desplazamientos por proximidad han sido los más frecuentes desde que comenzara la crisis sanitaria global.

En el caso del país norteamericano, no han recibido el mismo volumen de viajeros extranjeros que antes de la pandemia. Por otro lado, sus habitantes sí han salido del país para visitar otras naciones cercanas, como México, que sí superó los datos de 2019. En el caso de sus visitas a Europa, las cifras apenas llegan al 44% del nivel de hace dos años.

El turismo ha vuelto, solo que es diferente

En base a estos datos, concluyen asegurando que el turismo sí que ha vuelto, solo que ahora luce diferente. Aseguran que las cifras en sí mismas demuestran que se están produciendo desplazamientos a niveles similares a los de 2019. Simplemente, tenemos que ser conscientes de que los patrones y la distribución de los mismos ya no es igual que entonces.

Aunque esta afirmación puede parecer demasiado optimista, en especial en una coyuntura tan delicada, no hay que perder de vista alguna de las ideas que lanza. En especial, porque se trata de conceptos que venimos repitiendo en los últimos meses. De este modo, parece evidente que los hoteles deben tener en cuenta el perfil de viajero que teletrabaja y que las salidas locales van a seguir siendo tendencia, al menos durante un tiempo.

Imágenes cedidas: Courtney Cook en Unsplash, Mark Slomkowski en Unsplash