20 países cuyo turismo depende de Rusia

El conflicto en Ucrania va a tener muchas consecuencias a nivel internacional, más allá de las evidentes. La peliaguda situación se ramifica y afecta a diversos sectores, en un mundo tan globalizado como el nuestro. Entre ellos se encuentra el turismo, pues hay 20 países cuyo flujo de viajeros depende directamente, en mayor o menor medida, de Rusia.

Mabrian Technologies ha elaborado en un interesante gráfico cuáles son las naciones que se verían más afectadas en volumen de visitas al prolongarse la situación bélica. Al menos, si lo analizamos desde el punto de vista de la conectividad aérea. Con esto, podemos intentar hacer una predicción de cómo podrían alterarse los viajes en los próximos meses.

En este sentido, tenemos que tener muy presentes las restricciones que se están imponiendo en los vuelos desde diversas zonas del continente, ya que por ahora la Unión Europea ha cerrado su espacio aéreo a Rusia. También, que la situación es impredecible y que la incertidumbre está a la orden del día, sobre todo con tantos factores implicados.

Las naciones con mayor flujo de turismo ruso

La plataforma de inteligencia turística ha desarrollado un mapa en el que se muestran los 20 principales países con más dependencia turística del mercado ruso. Por tanto, al observarlo, nos hacemos una idea de qué zonas se verán más afectadas turísticamente por esta situación en los próximos meses.

Todos los datos necesarios para la realización del gráfico han sido extraídos de la capacidad aérea y del número de asientos en vuelos programados desde Rusia para los próximos seis meses con fecha del 24 de febrero. El resultado es el siguiente:

Como se aprecia en la infografía, el país con más vuelos y asientos programados desde Rusia es Turquía. Es lógico, pues tiene cerca de 2 millones de pasajes programados para los próximos seis meses. Además, es un país que siempre ha mantenido una estrecha relación con las dos zonas afectadas, intentando hasta ahora ser equidistante respecto al conflicto.

Después nos topamos con Ucrania, Uzbekistán, Emiratos Árabes y Tayikistán. A continuación, cerrando el top 10, aparecen algunos de nuestros vecinos europeos. Es el caso de Alemania, Grecia, Egipto y Chipre.

La relación turística entre España y Rusia

De momento parece que España no corre tanto riesgo, ya que se sitúa al final de la lista, en el 18º lugar. Si nos paramos a observar los datos, vemos que en total tiene 123.184 asientos programados hasta el 24 de agosto. Al tener presente que las cifras llegan hasta la temporada alta en verano, puede parecer que el impacto no será tan fuerte.

Sin embargo, hay que tener presente que antes de la pandemia, España había recibido a un total de 1,3 millones de turistas rusos, cuyo gasto en nuestro país superó los 1.400 millones de euros. Es más, los turistas de esta procedencia llevan incrementando su presencia en nuestro país desde 2014, como muestran los datos obtenidos por Turespaña. Por ejemplo, antes de la pandemia representaban el 2,2% del gasto total y el 1,6% del volumen de turistas.

Ahora la pandemia también ha dificultado su llegada a Europa debido a la elevada incidencia de Covid en sus fronteras. Con las últimas cifras en mano, comprobamos que los viajeros rusos suponen apenas un 0,4% del volumen total que recibimos. Por tanto, la cifra ha descendido bastante en los últimos años y podría seguir siendo así a raíz de los últimos acontecimientos.

La nueva situación no parece que vaya a tener unas consecuencias tan negativas aquí en cuanto a flujo de turismo se refiere. Eso sí, dependerá de la región, ya que Cataluña y Comunidad Valenciana son las que más huéspedes reciben de esta procedencia. Además, en general son viajeros caracterizados por su gran poder adquisitivo, de manera que todavía es pronto para hacer predicciones.

Un nuevo reto para el turismo internacional

No hay ninguna duda de que este panorama tendrá un efecto en el turismo en todo el mundo, sobre todo por la delicada situación que estaba viviendo el sector de antemano. «Una nueva inestabilidad pone en riesgo la recuperación turística de Europa cuando parecía que superábamos la crisis provocada por la Covid-19» asegura Carlos Cendra, director de Sales & Marketing en Mabrian.

Para él, «esto es solo otro ejemplo de que la única constante es la inestabilidad y que los destinos y empresas turísticas deben contar con información actualizada para analizar y actuar ágilmente ante amenazas y oportunidades». Respecto a quienes se verán más afectados, explica que «Turquía y Grecia son dos destinos turísticamente importantes en el sur de Europa y, a la vez, son de los más dependientes del mercado ruso».

«Es posible que éstos, en las próximas semanas, tengan que incrementar sus esfuerzos por captar turistas de otros mercados, generando mayor competencia y bajada de precios para contrarrestar una eventual disminución del turismo procedente de Rusia», ha concluido. Así, en los próximos meses descubriremos las estrategias que siguen los 20 países cuyo turismo depende de forma más directa de Rusia para no sufrir una nueva recaída.

Imágenes cedidas: Random Institute en Unsplash, Mabrian Technologies, Elena Popova en Unsplash

4 COMENTARIOS