Las reservas hoteleras de invierno superan las cifras de 2019

Cada vez más datos muestran cómo se está recuperando el sector turístico. Ahora, según indica la información extraída del World Hotel Index por SiteMinder, se ha alcanzado un nuevo hito. Esto es así porque se ha confirmado que las reservas hoteleras de invierno superaron las cifras alcanzadas en 2019.

Es la primera vez que ocurre desde el inicio de la pandemia. Además, como indica la plataforma abierta de comercio hotelero a nivel mundial, el volumen actual de reservas hoteleras es bastante elevado. En España se encuentra al 107,56% de las registradas en las mismas fechas, pero del año previo a la irrupción de la crisis sanitaria global.

Las cifras indican una recuperación

No parece tratarse de un boom pasajero, pues los datos son el resultado principalmente del fuerte crecimiento de las reservas hoteleras en las últimas semanas. Por ejemplo, si nos fijamos en la situación el 23 de diciembre de 2021, vemos que la cifra en España se situaba solo al 73,16% de los niveles de 2019.

Este importante aumento demuestra la fortaleza de nuestra industria hotelera actual. Al mismo tiempo, constata que se ha producido una mejora importante, incluso después del parón causado por la última variante. A su vez, se confirma que con ómicron se ha impulsado el sector gracias a la recuperación de la confianza y el aumento en las tasas de vacunación.

Hasta tal punto es notable la diferencia que, si nos vamos al invierno del año pasado, las reservas en alojamientos nacionales se encontraban al 26,74% en comparación con las cifras de 2019. Todo esto pone de manifiesto la resistencia del sector en los últimos doce meses, que ha sabido recuperarse tras los vaivenes que experimentó el mercado en 2021.

El empujón del turismo internacional invernal

A este despegue de la actividad turística hay que agradecer la presencia de viajeros extranjeros. La realidad es que la mayor parte de las reservas hoteleras de invierno realizadas en lo que va de febrero procede de viajeros internacionales. La cifra es del 52,84%, de manera que también supera la de finales del año pasado, cuando era del 44,56%.

No solo eso, ya que también es superior a la de huéspedes internacionales registrada en enero (48,43%) y febrero de 2020 (45,72%), antes de la desaceleración mundial de los viajes. Por tanto, parece evidente que la relajación de las medidas y la seguridad que ha proyectado España ha animado a la gente a venir a nuestro país.

Respecto a la manera que han tenido de desplazarse, el 18,62% de todas las reservas realizadas en hoteles españoles durante las dos últimas semanas han sido para disfrutar antes de finales de febrero, por lo que sigue habiendo planificación a corto plazo. Sin embargo, parece que la situación actual está llevando a que esta tendencia pierda fuerza.

Reservas pensadas para el buen tiempo

Después, si nos fijamos en las reservas internacionales realizadas pasado el invierno, el 29,9% eran para marzo y el 18,14% para abril, lo cual pone de manifiesto la importancia de las vacaciones de Semana Santa. A continuación, el 9,9% iban para mayo y el 21,48% se dejaban para verano. Es decir, que la llegada del buen tiempo también motiva los traslados a España.

Tampoco es de extrañar que los viajeros extranjeros sigan reservando con mayor antelación que los nacionales. Por algo su peso es cada vez mayor en el cómputo total de huéspedes que llegarán en los próximos meses, incluidos marzo 61,02%, abril 62,84% y mayo 74,49%, así como durante los meses de verano.

Para Sara Padrosa, directora para España de SiteMinder, estos datos «reflejan tanto la fortaleza de España como destino de invierno, como un alejamiento de las reservas de último minuto que hemos visto en los dos últimos años». Considera que es «evidente que los viajeros sienten una renovada sensación de seguridad». Por eso, «reservan con más antelación después de un prolongado periodo en el que ha sido difícil planificar viajes por la continua amenaza de restricciones a corto plazo».

Superando la evolución europea

Las últimas cifras vistas por SiteMinder indican, además, que las reservas hoteleras de invierno en España superan la media de las realizadas a nivel mundial. Estas se sitúan en el 83,05% del volumen existente en el mismo periodo de hace tres años.

Si comparamos con 2019 de nuevo, comprobamos que el volumen en nuestro país también presenta una mejor evolución que la de otros destinos cercanos europeos. Es el caso de Italia (69.61% ) y Malta (64.96%), pero también de otros mercados líderes en la zona, tales como Francia (96,46%), Reino Unido (91,46%) y Alemania (65,14%).

En cuanto a la distribución geográfica en nuestra propia zona, se aprecia asimismo una diversificación de la oferta turística. Los viajeros optan por viajes urbanos, rurales y de playa. Por eso, encontramos buenas cifras en distintas ciudades clave. Así, los hoteles de Barcelona registran el 118,77% de las cifras de 2019, mientras que en Sevilla la cifra es del 105,08%, en Málaga del 101,92%, en Valencia del 101,49% y en Madrid del 93,44%.

El volumen de reservas invita al optimismo

«Estas noticias positivas son una confirmación más de que la recuperación de la industria hotelera española no se limita a una temporada o a un destino concreto» aclara Sara Padrosa. Para la directiva de SiteMinder esto es señal de «una fortaleza sostenida en el tiempo», ya que España se «ha mantenido fuerte desde el verano pasado con un flujo continuo de visitantes internacionales».

A su vez, aclara que los datos del Changing Traveller Report de SiteMinder revelan que los huéspedes que están llegando ahora a los hoteles son diferentes. Es normal que no sean los mismos que hace dos años, porque la situación y, como consecuencia, su perspectiva han cambiado. Revela que tienen «estándares más altos y están acostumbrados al mundo integrado, ágil y flexible del comercio habilitado digitalmente».

Para satisfacer sus expectativas, considera que «los proveedores de alojamiento podrían beneficiarse del uso de la última tecnología para diseñar e implementar estrategias holísticas de comercio hotelero». Gracias a esto podrían ofrecer una customer experience consistente a lo largo del viaje, «forjada mediante el uso efectivo de los datos del consumidor para personalizar marketing y productos».

Al fin y al cabo, asegura que «aquellos que puedan encarnar y superar las expectativas de este nuevo perfil de viajero, más evolucionado, serán los más beneficiados del resurgimiento de los viajes». Por eso, saber que las reservas hoteleras de invierno superan las cifras de 2019 debe animar a los hoteles a aprovechar estas oportunidades de aumentar los ingresos, las reservas directas y la monetización de los huéspedes a la vez que defienden la marca frente a terceros y fidelizan a sus clientes.

Imágenes cedidas: Elena Popova en Unsplash, Tobias Tullius en Unsplash, Tobias en Unsplash

3 COMENTARIOS