tui aviones canarias

Buenas noticias para el sector turístico canario. TUI, el gigante de la turoperación, vuelve a mirar a Canarias de cara al invierno. Según los datos de la turoperadora, su objetivo es llevar a las islas al menos a 300.000 alemanes durante los próximos meses, lo que supondría recuperar el 27% de la programación aérea en noviembre respecto al mismo mes de 2019.

Y es que, actualmente, Canarias es el único destino abierto para la temporada de invierno. En ese sentido, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres ha afirmado estar negociando con el Gobierno central que se acepten los test antígenos, además e los PCR, a partir del 23 de noviembre. Esto serviría para ganar agilidad en una zona donde la incidencia del virus es de apenas 150 casos por 100.000 habitantes.

La norma del Gobierno español complementa la del Ejecutivo canario, que exige a cualquier turista, ya sea internacional o nacional, una prueba que certifique que es negativo en coronavirus antes de alojarse. Si bien el gobierno central exige PCR, desde el Gobierno canario piden que sirvan también los antígenos.

Además, el gobierno canario pedirá test a los residentes que regresen al archipiélago en las fiestas de Navidad y el siguiente paso, según el presidente insular, será buscar una fórmula para los peninsulares no turistas que viajen a las islas.

Así con todo, el gobierno insultar afirma que este fin de semana, al menos la mitad de los turistas ya tenían el test al llegar a las islas, mientras que la otra mitad se lo ha hecho en destino para poder entrar a los hoteles con la prueba realizada.

El destino más seguro

Desde TUI aseguran que Canarias es el destino más seguro actualmente. Muestra de ello, es el aumento de vuelos, que ha pasado de seis a 30 semanales.

En este sentido, TUI prevé alcanzar en esta temporada de invierno el 75 por ciento de su capacidad en relación a la anterior, lo que implicarían unos 300.000 turistas. Ebel afirmó que el nivel de reservas está siendo “muy fuerte”.

La empresa alemana ha apostado también por los antígenos porque los laboratorios alemanes no tienen capacidad para realizar PCR a los turistas, “pues están centrados en los casos sanitarios”.

Así, entienden que los test de antígenos están “dando buenos resultados” y permiten hacerse “muy poco antes” de viajar, mientras que los PCR hay que hacerlo con unos días de antelación, tiempo en el que dijo se puede contagiar la persona. Añadió que los antígenos pueden “reducir entre un 20 y un 30 por ciento” las posibilidades de que alguien viaje contagiado.