Y esto significa que unos 3.700 millones de personas tienen acceso directo, fácilmente y con solo una mano, a los millones de oportunidades para consumo que se ofrecen a través de apps, Google, Facebook, metabuscadores, canales de reserva, portales de intercambio, OTAs y cualquier otro sistema de compra/venta a través de la Red. De hecho, esta facilidad de acceso a las compras on-line está revolucionando el mercado y obliga a las compañías de todo tipo a estar en un continuo proceso de actualización y mejora de sus servicios on-line.
El dato, realizado por We Are Social, agencia global que cada año publica un estudio a nivel mundial sobre Redes Sociales e Internet, en asociación con HootSuite, resulta revelador. Agregando datos de otras fuentes, como el Barómetro del Consumidor de Google, el Informe de Movilidad de Ericsson o el Informe de Estado de Internet de Akamai, llega a conclusiones como la ya referida. O que más de la mitad del tráfico web mundial tiene lugar ahora a través de dispositivos móviles, fundamentalmente teléfonos. De hecho, casi 2/3 de los habitantes del mundo tiene un teléfono móvil. También resulta llamativo el hecho de que la mitad de las conexiones móviles que se realizan en el mundo actual son a través de anda ancha. Y también, y muy importante para el e-commerce, que algo más del 20% de la población mundial realizó algún tipo de compra on-line en los últimos 30 días.
El estudio identifica a África y Asia como los continentes con una menor tasa de penetración de Internet, aunque sorprende que el país con una tasa mayor proceda, precisamente, de Asia: en concreto, los Emiratos Árabes Unidos, donde el 99% de la población es usuario de la Red. Más próximo, sorprende también el dato de Andorra, séptimo en el ranking mundial, con un 96% de usuarios respecto a la población total del país.
 

Imágenes cedidas: Johavel/Shutterstock