fbpx
InicioOpiniónCrisis de talento en el sector hotelero: Más allá del salario

Crisis de talento en el sector hotelero: Más allá del salario

Alfredo Tavares
Alfredo Tavares es el General Management en The Beautique Hotels, en Lisboa, desde septiembre de 2022. Cuenta con gran experiencia en el sector hotelero donde ha trabajado en cadenas como Marriot o Holiday Inn, entre otros.

La escasez de recursos humanos en el sector hotelero después de la pandemia ha sido evidente, y no solo hablo de profesionales, sino simplemente de tener personas disponibles para trabajar. Todos los que trabajan en él, arriesgándome a afirmar que, sin excepción, han enfrentado desafíos significativos relacionados con la falta de compromiso o incluso la falta de calidad de los nuevos trabajadores, a pesar de las mejoras salariales y otras, que el sector ha experimentado.

Podemos explorar las posibles causas de este problema para concluir que el salario, donde se pensaba que podría residir una solución obvia, no es el único factor responsable de estos problemas, que van mucho más allá de la cuestión financiera. Desde mi experiencia, otros aspectos como la falta de motivación, la cultura organizacional y las expectativas de los trabajadores también desempeñan un papel crucial de manera negativa en esta situación.

Muchos recién licenciados de escuelas hoteleras o universidades con programas relacionados con el turismo no saben qué se van a encontrar, siendo crucial entender si lo que se les enseña se relaciona con la realidad que enfrentamos a diario.

Hay cada vez más tipos diferentes de oferta hotelera, no solo limitada a las simples estrellas que categorizan los hoteles.

Los empleadores también son responsables y deben comprender los factores subyacentes que contribuyen a la falta de compromiso de los empleados, buscando soluciones integrales. Sin embargo, hay un punto en toda esta situación que, en mi opinión, se debe a una falta manifiesta de motivación intrínseca.

Muchos jóvenes (y también los menos jóvenes) son atraídos al turismo por la expectativa de poder insertarse y desarrollarse en un sector dinámico con oportunidades de crecimiento profesional rápido. Sin embargo, cuando se enfrentan a las realidades del trabajo diario, con largas horas, trabajo arduo y la interacción con clientes exigentes, la motivación inicial comienza a disminuir.

No sé si es la falta de reconocimiento, la falta de formación continua, la falta de oportunidades de desarrollo de carrera (o un poco de todo), las razones que se han discutido en conversaciones con expertos del sector. Y si bien todos reconocen esas causas estructurales, también agregan la cuestión financiera como la más determinante en este asunto.

Además, hay que tener en cuenta los ambientes de trabajo tóxicos, la falta de comunicación eficaz o la falta de un liderazgo capaz y eficiente. Todos estos aspectos pueden hacer que los trabajadores del sector del turismo se sientan desvalorizados y desmotivados, llevando inevitablemente a un «dejar pasar hasta ver».

La verdad es que para crear una cultura positiva, que valore y fomente la participación activa de los empleados en cada proyecto, promoviendo la colaboración, el respeto mutuo y la transparencia, es necesario que todos estén alineados con los objetivos. Y eso, en mi opinión, cada vez ocurre menos.

Y ni siquiera hablo de la competencia entre diferentes departamentos (como a menudo sucede), sino también dentro del mismo departamento.

Quizás esto sucede porque las expectativas creadas no están alineadas con la realidad. Muchos de los nuevos trabajadores del sector hotelero tienen expectativas poco realistas sobre el trabajo que se les exigirá y las oportunidades de carrera que les esperan.

Es fundamental que las empresas comuniquen claramente cuáles son las expectativas realistas y proporcionen un ambiente laboral que fomente el crecimiento y el desarrollo profesional a medio plazo. El «turnover» es cada vez más alto, y la operación 24/7 exige una selección menos rigurosa debido a las dificultades constantes.

El aumento salarial es una estrategia válida, si no la más válida, para mejorar el compromiso de los trabajadores en la hotelería. Sin embargo, es importante reconocer que ese no es el único factor influyente.

Además de lo expuesto anteriormente, y sin querer ser pesimista y arriesgándome a ser criticado, exceptuando algunas situaciones, gran parte de las personas que llegan a la hotelería en la actualidad no tienen la disciplina y la satisfacción de hacer bien lo que se les pide, perdiéndose en la percepción de su supuesta calidad al considerarse mucho mejores de lo que realmente son.

Esta realidad puede que muchos gestores, incluyéndome, no hayan evolucionado lo suficiente y no estén preparados para manejarla.

Sin embargo, hay una parte del negocio que ha evolucionado mucho en sus criterios de exigencia: los clientes. Por lo tanto, cada día que pasa, los intereses de quien sirve y de quien es servido se distancian más.

Se necesita un esfuerzo conjunto de empleadores, gerentes, escuelas de hotelería, universidades y, por supuesto, de los trabajadores para crear un equilibrio, teniendo en cuenta una adaptación constante a la evolución en un proceso tan dinámico que sabemos que no tiene fin.

Imágenes cedidas: Timon Studler en Unsplash

Autores

Alfredo Tavares es el General Management en The Beautique Hotels, en Lisboa, desde septiembre de 2022. Cuenta con gran experiencia en el sector hotelero donde ha trabajado en cadenas como Marriot o Holiday Inn, entre otros.

artículos relacionados

Room Mate Hotels lanza nueva marca y anuncia el...

Room Mate Hotels avanza la que será la nueva imagen de la cadena, así como la nueva marca “Room Mate Collection” que albergará los hoteles 4 estrellas Plus.

Los hoteles de categoría superior podrían no estar eligiendo...

Según un estudio de Keytel, las cifras obtenidas reflejan un menor nivel de exigencia por parte de los clientes en los hoteles con más estrellas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Guía de Empresas