La realidad virtual en el sector turístico

El inicio de la pandemia impulsó el desarrollo de la realidad virtual, lo que también ha repercutido al sector turístico que se encuentra más digitalizado que nunca..

La realidad aumentada y la realidad virtual diseñada para mejorar la experiencia de turística ha crecido a pasos agigantados durante la pandemia, ya que las empresas de viajes, las atracciones y los destinos se vieron obligados a probar nuevas herramientas y tecnologías.

En esta era post pandémica se sigue desarrollando esta tecnología para mejorar la experiencia del visitante, en lugar de replicarla. La realidad aumentada, la realidad virtual y el metaverso se imponen en el mundo físico, y sumergen a los viajeros en una tendencia a la que no se le avista un fin.

Realidad virtual en el sector turístico

Antes de la pandemia, los hoteles y empresas turísticas ignoraban en gran medida este tipo de tecnologías emergentes. Cuando el mundo se paralizó en 2020, estas tecnologías se convirtieron en un salvavidas para el sector.

La transición ocurrió casi de la noche a la mañana: de repente nació la posibilidad de recorrer la Rumania medieval, nadar en las aguas heladas en Helsinki o ir de compras por Marrakech, y todo sin levantarse del sofá.

Aplicaciones como Local Purse, junto a la compañía de viajes Intrepid, han impulsado este tipo de experiencias en todo el mundo. La herramienta brinda a los viajeros una forma de adquirir online productos artesanales de países como Marruecos, México y Perú, para recibirlos directamente a sus hogares.

“Tecnología tan simple como los smartphones pueden conectarnos rápidamente con comunidades remotas”, dice Lola Akinmade Åkerström, cofundadora de la aplicación con sede en Estocolmo.

La cofundadora de Local Purse opina que la experiencia que ofrece la app hace que los viajes sean accesibles e inclusivos para todo tipo de viajeros, también para aquellos con problemas de movilidad.

Además, este tipo de app también ayuda a las empresas a reducir su huella de carbono por el hecho de reducir los viajes físicos, y proporciona una fuente sostenible de ingresos y conexión orgánica a guías locales y artesanos culturales.

«Local Purse proporciona viajes de máximo impacto con una huella mínima y cumple al menos seis Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU», explica Lola, y añade «Al centrarnos en el trabajo de origen y producción local realizado por estos artesanos y vendedores, estamos facilitando y apoyando la conexión cultural responsable»

Los viajes virtuales están evolucionando y asentándose como una fuerte alternativa al turismo tradicional. Gracias al desarrollo de la realidad virtual que desató la pandemia, muchas atracciones culturales empiezan a estudiar sus posibilidades para incorporar esta tecnología a sus experiencias.

Un viaje virtual por el Notre Dame de París

La tecnología virtual permite que los sitios turísticos clave sumerjan a los visitantes como nunca antes. No solo mejora las capacidades para contar historias y fines educativos. La integración de esta tecnología puede dar nueva vida incluso a los destinos más populares.

Francia es un país a la vanguardia de este turismo híbrido, como lo demuestra la experiencia Eternal Notre Dame VR en París. Anunciado como un «viaje en el tiempo», el atractivo recorrido de 45 minutos lleva al viajero a través de los 850 años de historia de la catedral a una velocidad vertiginosa. Permite a los turistas entrar en una versión viva y palpitante del caparazón envejecido y maltratado por el fuego de Notre Dame.

La empresa detrás de la experiencia, Emissive, llama a su trabajo «expediciones inmersivas», diseñadas para ser compartidas. Su CEO, Fabien Barati, explica “La realidad virtual es complementaria a una visita real, agregando una nueva perspectiva sobre el destino. Lo potente de esta tecnología es que permite el acceso a áreas cerradas al público e incluso permite viajar en el tiempo para descubrir sitios culturales en su contexto original y conocer personajes históricos ”.

Países con experiencias virtuales

Carcassonne, en la región francesa de Languedoc, permite a los turistas viajar a través de diferentes períodos de su historia, en una experiencia de realidad virtual de 30 minutos dentro de los muros de la fortaleza de la ciudadela.

Alemania también está implementando el concepto de turismo híbrido. En septiembre de 2022, Hamburgo empleó realidad aumentada para mirar tanto al pasado como al futuro, cuando la marca global de tecnología Honor desafió a dos artistas a reimaginar creativamente el Wasserschloss, un icónico monumento catalogado por la UNESCO.

“El proyecto tiene como objetivo inspirar el talento creativo global para aprovechar innovaciones como inteligencia artificial y realidad aumentada para conectar comunidades con la cultura de formas más inmersivas y apoyar el repunte del turismo global, a medida que el mundo adopta el futuro conectado”, afirma la marca Honor.

Esta tecnología de realidad virtual posee un potencial único, tanto para preservar el pasado como para proteger el futuro de las atracciones patrimoniales. Las experiencias de realidad virtual basadas en el destino contribuyen, incluso, a minimizar los daños derivados del turismo excesivo en aquellos emplazamientos históricos con gran afluencia de viajeros.

Esta tecnología también se puede emplear a escala nacional para fomentar el turismo sostenible. De hecho, el gobierno de Egipto está adoptando formalmente la realidad aumentada y la realidad virtual para impulsar el ecoturismo.

A medida que el mundo se adentra más en el metaverso, está claro que estas tecnologías emergentes seguirán encontrando aplicación e integración en el sector turístico.


Fuente: Euronews.travel

Imágenes cedidas: JEESHOTS.COM