tokenización inversión hoteles

Desde que apareciera internet hace casi cinco décadas, estamos expuestos de forma constante a cambios acelerados. Palabras como disrupción, paradigma, nueva realidad se incorporan a nuestra forma habitual de hablar. Nuestro entorno personal y profesional se ve claramente afectado desde que la red de redes se democratizara para convertirse en la autopista sobre la que circulan personas y empresas.

Sin embargo, hay un aspecto en el que las cosas no han cambiado tanto y se relaciona con nuestra cultura económica. La forma en la que entendemos el valor de las cosas, su transcripción al precio, y la aceptación de que ese precio esté regulado y sea válido gracias a un sistema central, bancos y organismos oficiales.

Sin embargo, en un acuerdo comercial entre dos personas, el valor y la moneda de cambio en otra época era el que esos dos actores acordaban, sin regulación de por medio. Aunque tú me dirías, con buen criterio, que ese cambio es parte de nuestra evolución, tampoco hay que olvidar aspectos en los que sí hemos visto crecer fórmulas de intercambio, o en su defecto, uberización. Podrías argumentar que no puedes pagar la barra de pan con bitcoins. No es descartable que se trate de una cuestión de tiempo.

Si hablamos de relaciones comerciales, a diario tenemos noticias relacionadas con inversión y compra de hoteles. En esa relación, crece la curiosidad o el interés por la tokenización como proceso de inversión. Sin saber hoy si se trata de un interés pasajero o de futuro, si hablamos de una realidad, o de una moda. No está claro siquiera qué es, si la tokenización es una fórmula de microfinanciación, si son blockchains, bitcoins o en qué consiste. No soy experto en el tema, pero me resulta interesante profundizar y compartir algo sobre el asunto.

Lo primero es que de ir adelante, podría suponer un cambio relevante en los procesos de inversión en activos. Un nuevo recurso, o un estándar.

La inversión en activos hoteleros a partir de tokens

Podemos entender el proceso a partir de un ejemplo sencillo de un hotel que tiene un precio de venta de 10 millones de euros. La tokenización sería dividir esos 10 millones de euros en diez partes iguales, una inversión de 1 millón de euros a la que se le aplica su equivalente económico en la criptomoneda usada (Bitcoin o Ethereum, por ejemplo). Para la rentabilidad y éxito de la inversión es importante, por tanto, la oscilación de valor que pueda vivir la moneda elegida en el mercado que cotice.

El proceso de compra a través de tokens tiene ventajas. Como suele ocurrir en la digitalización, la optimización y desaparición de procesos administrativos de compra, la notaría, por ejemplo. La primera duda sería la validez de un registro de propiedad no regulado por órganos oficiales.

Otra cuestión sería que la división de la inversión en partes más pequeñas permite el acceso a inversores variados y de diferente tamaño. En vez de un único inversor de 10 millones, optamos a 10 inversores de 1 millón. Lo más relevante aquí es que como proceso digital, el acceso a inversores llega desde cualquier parte del mundo. Con este sistema optamos a más opciones de inversión en volumen, y localización. Podría parecer un sistema de microfinanciación.

Según el tipo de acuerdo, podría asemejarse a un proyecto de financiación, podría explicar que la mayoría de los proyectos que se están dando en la actualidad sean en mercados con sistemas de financiación no maduros e institucionalizados, pero en España hay proyectos de inversión en vivienda con tokens y, probablemente, en breve asistamos al primer proyecto de inversión hotelera a través de este sistema.

El paradigma de la tokenización

El blockchain es la tecnología que se emplea para digitalizar el proceso. Su adyacente, la criptomoneda, Bitcoin, Ethereum o cualquier otro, es la forma material en la que se transforma el dinero oficial en dinero digital, el equivalente al euro. Así, no podemos dejar sin mención el sistema regulatorio de esa moneda digital, con claro interés por parte de entidades financieras y bancos, algo significativo.

A nivel regulatorio hay leyes aprobadas para la regulación del blockchain. Por lo general, vinculadas a medidas de prevención sobre la elusión fiscal. Antes de que termine el año, el Parlamento Europeo aprobará la Ley MiCA, primera ley europea para la regulación de criptoactivos.

Las ventajas operativas, la mejora de la capacidad de financiación e inversión, la propiedad, la regulación del sistema, la Web3. Hay aspectos que se mueven, muchas cuestiones que plantearse y dudas sobre si estamos asistiendo a una nueva disrupción.

En el Instituto de Empresa, con motivo del lanzamiento de la IV Edición del Programa Avanzado de Real Estate & Hospitality, hemos organizado un webinar gratuito para el próximo 20 de octubre a las 17:00 horas.

Conectaremos con expertos en la materia como Eric Sánchez Gálvez, protagonista de proyectos de tokenización de activos inmobiliarios; Antonio Mochón, inversor y gestor especializado en coliving e inversiones alternativas y José María Manzanares, experto en regulación de criptomonedas y profesional regulado como EAF en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Me gustaría compartir contigo esta cita para el aprendizaje e invitarte a participar en la rueda de preguntas que lanzaremos a los expertos después de la mesa redonda.

Enlace de inscripción

Criptomonedas para inversión hotelera
Jueves, 20 de octubre
17:00 – 18:00 h
Mesa redonda online

Imágenes cedidas: GuerrillaBuzz Crypto PR en Unsplash