La moda de las branded residences llega a Europa

¿Ya has escuchado hablar de las branded residences? Se trata del concepto inmobiliario de moda que, tras triunfar en Estados Unidos, está llegando a Europa. Su premisa parte de la base de que se le puede ofrecer al cliente los servicios de lujo de un hotel de 5* en su hogar. Es decir, que las residencias de marca se encuentran a camino entre el alojamiento turístico tradicional y el hogar convencional.

En realidad, no es un concepto del todo nuevo, pues ya hemos visto distintos ejemplos a lo largo del tiempo. Por ejemplo, los apartamentos situados en instalaciones hoteleras de grandes cadenas. O las residencias independientes a modo de urbanización. En cualquier caso, su auge actual se corresponde con el nacimiento de un nuevo perfil de cliente. Uno que valora las comodidades por encima de otras cualidades.

Aquí en España, encontramos un ejemplo de branded residences interesante en Tenerife. El estudio Coderch Urbanismo y Arquitectura ha desarrollado siguiendo sus líneas habituales el proyecto de Los Jardines de Abama Suites. Se trata de una colección de residencias de lujo que sus propietarios reciben completamente amuebladas, listas para vivir. Están gestionadas por My Way Meaningful Hotels y permiten ser alquiladas cuando no se encuentran en casa.

Clientes que quieren vivir relajadamente

En Los Jardines de Abama Suites queda patente el protagonismo del estilo contemporáneo y los volúmenes blancos fundiéndose con la exuberante naturaleza a su alrededor. Situado en el corazón del resort y en primera línea de Abama Golf, las viviendas ofrecen vistas espectaculares sobre el océano Atlántico y la Isla de La Gomera. Es decir, que el entorno está potenciado en estas branded residences.

«Permite vivir relajadamente, sin preocuparse de su mantenimiento e incluso se generan ingresos de su explotación turística», explica Juan Lima Coderch, arquitecto y paisajista del estudio. «Con uno, dos o tres dormitorios, cuentan con grandes ventanales, largas terrazas y líneas puras que permiten disfrutar de las increíbles vistas exteriores. De hecho, mi aspecto favorito es la integración completa del paisaje en toda la propuesta», añade su compañero Juan Lima Coderch.

Son apartamentos a nivel de suelo con jardín, en planta alta con amplia terraza, o tipo dúplex. Además, cada uno cuenta con un dormitorio principal en formato suite, con salón, cocina, comedor, plaza de aparcamiento y trastero privado. También tienen sistemas de ahorro energético que definen la vocación ecológica y sostenible de este proyecto, donde los materiales de construcción y de decoración presumen de los mayores estándares de calidad y respetan el medioambiente.

Un cuidado interiorismo que potencia la experiencia

El interiorismo lleva la firma de Rita Roses Interior Design, que ha participado en múltiples proyectos en Abama Resort Tenerife. En su trabajo predomina siempre el uso de maderas y materiales naturales. También una gama cromática con tonalidades basadas en colores puros como el blanco, el azul, el gris y los tonos arenas. La decoradora asegura que el objetivo es que el hogar se vuelque «hacia una base funcional, sencilla y natural».

«La fórmula ideal para compatibilizar una segunda residencia con una inversión inmobiliaria, que además está complementada por un nivel de servicio cinco estrellas. El propietario puede utilizar su vivienda hasta un máximo de seis meses al año y el resto del tiempo, My Way Meaningful Hotels gestionará su unidad como parte del inventario del hotel. Así pues, el propietario está rentabilizando su inversión”, explica Toni Candini. Él es el director de Desarrollo de Negocio de Arum Group, que gestiona, entre otros, los proyectos inmobiliarios de Abama Resort Tenerife.

Además, este modelo de branded residence cuenta con interesantes añadidos, como piscinas climatizadas e infinity o restauración de altura con marca Berasategui. También incorpora servicio de habitaciones y recepción 24 horas, kids club o club de propietarios con ocio programado. A su vez, los propietarios pueden disfrutar de tiendas ecológicas, gimnasio, clases de yoga, pilates y meditación al aire libre o ensuite, además de descuentos especiales para el Abama Golf o a la Abama Tennis Academy. Por todo ello, se trata de una vía de negocio turístico que todavía puede tener mucho recorrido en Europa.

Imágenes cedidas: Abama Resort Tenerife