Foresta impulsa la sostenibilidad hotelera

El lunes 21 de marzo se celebra el Día Internacional de los Bosques y el 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, unas fechas que Canarian Hospitality ha aprovechado para impulsar una campaña a favor de la sostenibilidad hotelera. Para ello, la gestora hotelera ha colaborado con Foresta, la Fundación Canaria para la Reforestación. Juntas han elaborado el programa ‘No tires la toalla por el planeta’, en favor del cuidado medioambiental.

Su objetivo es fomentar el ahorro de ese preciado recurso que es el agua en el archipiélago canario. Para ello, quieren reducir la cantidad que se gasta diariamente en los establecimientos de la zona. De este modo, intentan que el consumo sea mucho más consciente. Un detalle que, además, es beneficioso económicamente para los alojamientos.

Para conseguirlo, es necesaria la colaboración desde el primer momento entre huéspedes y hoteles. Ambos deben trabajar juntos para reducir el número de piezas que se lavan cada día en las instalaciones. En este caso, además la Fundación Foresta dedica 20 céntimos por cada pieza que los huéspedes de MYND Hotels decidan reutilizar.

El caso sostenible de MYND Adeje

Canarian Hospitality y Foresta mantienen un convenio de colaboración desde el pasado mes de diciembre de 2021. Para defender la sostenibilidad hotelera han firmado el objetivo común de reducir y compensar el impacto medioambiental de la actividad hotelera en el medio natural. De momento, los esfuerzos se están centrando en 2022 en el establecimiento MYND Adeje.

Según cuenta la gestora hotelera, en los pocos meses que van de año el hotel ya ha logrado ahorrar más de 24 mil litros de agua. Gracias a la colaboración de los huéspedes y del impulso de este acuerdo, los resultados parecen notarse rápidamente. De momento, los clientes han decidido reutilizar unas 8.000 unidades de toallas. Así, han reducido significativamente la media habitual de lavado para sus 165 habitaciones.

Dormitorio de MYND Adeje

A nivel económico, esto también tiene un impacto positivo en el alojamiento. Partimos de que el lavado de una toalla estándar, con un peso aproximado de medio kilo, supone el gasto medio de unos tres litros de agua. Además hay que tener en cuenta la ocupación media de este resort del sur tinerfeño, que tiene 330 camas. En base a esto, se podría reducir la necesidad de lavado de entre 50 y 60 mil toallas. Esto supone reducir el consumo entre 150 y 180 mil litros de agua en todo el año, lo que a su vez equivale a poder destinar unos 12.000 euros a labores de reforestación, que es el coste que supondría la plantación de 800 árboles.

A su vez, la compañía tiene en mente distintas acciones para promover una gestión hotelera más sostenible. Una de ellas es el uso de botellas de agua reciclables y de dispensadores en distintos puntos del establecimiento, ya que el consumo de agua mineral es gratuito en MYND Hotels. Los huéspedes pueden comprar una botella, de cuyo precio 1€ irá destinado a reducir el consumo de plástico a través de Foresta.

Un esfuerzo compartido por el planeta

Por todo esto, Francisco Fernández, director general de Canarian Hospitality, considera que el compromiso quiere ayudar a conservar el agua en las Islas Canarias, pero también a invertir en la preservación natural de las mismas. Al final, también apuestan por el cuidado de los bosques y la flora del Archipiélago, un pulmón que se conserva a través de donaciones a la entidad sin ánimo de lucro Foresta.

Como consecuencia, considera que se trata de «un esfuerzo compartido entre MYND Adeje y sus huéspedes que deciden no tirar la toalla por el planeta», motivo por el cual han optado por ese nombre para la campaña. «Canarias es un territorio que carece de agua en abundancia y la reducción del lavado de toallas genera menos contaminación, consumo eléctrico y consumo de agua», asegura.

Es por esta razón que el compromiso con el desarrollo de una actividad hotelera sostenible es una de las piedras angulares de la filosofía de la compañía. Con este esfuerzo quiere convertirse en un ejemplo para el sector hotelero del resto de las islas. Además, ha añadido que «tanto la reforestación como el ahorro del agua son iniciativas que ayudarán a reducir la huella de carbono y a cuidar de nuestro planeta».

De cara a seguir impulsando el cambio, Canarian Hospitality tiene la apertura de dos nuevos hoteles en Lanzarote en 2022. El objetivo final es contar con 12 complejos turísticos en funcionamiento cuando lleguen a su quinto año de actividad. Todos ellos aplicarán estas medidas de ahorro y compromiso medioambiental que pretenden impulsar la sostenibilidad hotelera a corto plazo.

Imágenes cedidas: Fundación Foresta

1 COMENTARIO