Un albornoz más sostenible es posible

En el camino hacia un sector hotelero que sea respetuoso con el medioambiente, un albornoz más sostenible no solo es posible, si no una excelente manera de cuidar el clima al mismo tiempo que se ahorran costes en el proceso de limpieza.

La razón es que este producto de alta gama cuenta con una composición de fibras, tejeduría e hilado que requiere menos agua para ser lavado que cualquier otra alternativa convencional. Diseñado por Vayoil Textil, recibe el nombre de Coral y es una apuesta clara por el futuro.

Ha sido ideado como parte del compromiso medioambiental y de la política de I+D+I de la compañía valenciana especializada en lencería para hostelería y colectividades. Con este adelanto, siguen apostando por la idea de vestir cualquier hotel con textil 100% sostenible.

Una forma de mimar al cliente…

Teniendo en cuenta que se trata de un producto indispensable en gran parte de las habitaciones de alta gama, basta con hacer unas cuentas rápidas para comprender el impacto que tendría el cambio, a muchos niveles.

Aunque primero podemos pensar en la reducción de costes relacionados con el consumo de energía, tanto de agua como eléctrica, este albornoz sostenible también es beneficioso para el cliente.

El motivo es que, ya que necesita un menor uso de detergente para quedar completamente limpio, la piel del huésped se podrá beneficiar de un cuidado más respetuoso y natural. En especial, será un alivio para quienes padecen de piel sensible.

Albornoz sostenible Coral

…y al medioambiente

Por supuesto, el impacto positivo del albornoz sostenible Coral a la hora de disminuir la contaminación ambiental también es relevante de cara a su posible implementación. Sobre todo en estos momentos, en los que la sostenibilidad se ha puesto en el punto de mira al ser uno de los mayores retos del sector hotelero.

Para dar ejemplo, en Vayoil Textil ya han reducido el uso de los plásticos en su día a día. Por ejemplo, en la distribución de sus productos ahora emplean cajas de cartón sin envases metálicos y de material 100% reciclable.

A su vez, han disminuido el consumo energético y de combustibles en sus centros de producción y servicios centrales, logrando mejoras en la eficiencia de la maquinaria. Esto les ha permitido pasar de una huella de carbono de 37% en 2017 a 6% en 2020.

«Nos preocupa nuestro planeta hoy y, sobre todo, su futuro», explica Arturo Hernández, Director General de la compañía. Para él es necesario apostar por incorporar al mercado de la hostelería productos que tengan una filosofía de «reducir, reutilizar, reciclar, rediseñar, recuperar y reemplazar».

En la persecución de este objetivo, han demostrado que un albornoz más sostenible es posible gracias a la llegada de Coral.

Imágenes cedidas: Vayoil Textil