cazorla jaén
Cazorla (Jaén)

Los pueblos son ahora los grandes protagonistas de las vacaciones de los españoles. Las restricciones de movilidad impuestas en algunas regiones, así como las recientes medidas para frenar esta segunda oleada, han hecho que el turismo de cercanía, a pocos kilómetros de casa, sea visto como la mejor opción para mantener la tradición de viajar, provocando que las reservas en esas zonas crezcan de manera exponencial, superando a las grandes ciudades, según revela Weekendesk.es, portal especializado en escapadas temáticas.

Esta situación inédita ha derivado en un nuevo fenómeno posconfinamiento: los principales turistas de las regiones son sus propios residentes, especialmente aquellas que no están bajo medidas excepcionales. Allí el turismo sigue vivo y extendiéndose con fuerza. Por eso, no es de sorprender que algunas comunidades autónomas hayan visto cómo las reservas siguen creciendo, gracias al renacer de las zonas de pocos habitantes.

Andalucía concentra el 19% de las reservas

Andalucía es una de las regiones líderes en el turismo local, concentrando el 19% de las ventas, seguida de la Comunidad Valenciana con el 17% y Castilla y León, con un 8%. Otras han logrado obtener un importante impulso, como es el caso de Aragón, que acapara un 6% de las ventas nacionales; Cantabria un 5%; y Murcia un 4%. Galicia, Asturias, Castilla La Mancha y Extremadura, son otras de las comunidades autónomas que han visto el resurgir de algunos de sus pequeños poblados, de acuerdo a cifras de Weekendesk.

 “La nueva realidad que estamos viviendo no significa, ni mucho menos, que no vamos a viajar. Por el contrario: seguimos viajando y continuaremos haciéndolo, pero de una forma muy distinta y teniendo en consideración otros aspectos, como los protocolos de higiene”, afirma Brigitte Hidalgo, directora de operaciones de Weekendesk.

“El turismo es una de nuestras costumbres más consolidadas y, precisamente en estos momentos, el mayor deseo de los españoles es poder escapar de la rutina y evadirse de la realidad”, concluye.

Consuegra, en Toledo

Las veladas gourmet en el pueblo

Visitar el pueblo no solo significa desconectar del bullicio de las urbes. Supone mimetizar con el entorno y todo lo que representa. Es así como las escapadas con experiencias gastronómicas se alzan como el plan perfecto para muchos españoles. Andalucía se consolida en esta temática con pueblos como Cazorla, donde las reservas de estos paquetes se han disparado más de un 400% tras el confinamiento, seguido de Salobreña y Pozo Alcón, según datos de Weekendesk.

Aragón ofrece planes de cocina tradicional elaborada con productos locales en municipios pintorescos como Daroca y La Puebla de Roda, que han visto incrementar sus reservas en torno a un 200%. Quien los visite tiene garantizado un homenaje al paladar. En Asturias, pueblos como Soto del Barco y Corvera han sabido promocionarse con paquetes que incluyen cenas tradicionales de varios platos, hechas con ingredientes frescos de la zona.

En Castilla La Mancha las opciones gastronómicas favoritas se encuentran en Munera y Abánades, donde las ventas de estos planes han crecido más de un 400% tras el confinamiento. Por su parte, Extremadura ha sabido promocionar con éxito su impresionante naturaleza y para ofrecer a los visitantes paquetes de comida tradicional en entornos encantadores como El Gordo, que en esta nueva normalidad ha visto un incremento de más del 100% en las reservas.

rutas gastronómicas turismo gastronómico viajes gastronómicos

El wellness en la naturaleza se consolida entre las parejas

Las medidas que han tomado los hoteles en todas sus áreas, especialmente en las zonas wellness, ha despertado nuevamente la confianza entre los viajeros y ha hecho que este plan resurja como la opción ideal para las parejas que buscan una escapada romántica. Cantabria, ese paraíso natural del norte, tiene propuestas de alojamiento en hoteles con encanto y circuitos de spa en lugares como Santillana del Mar y Terán, donde las reservas han incrementado más de un 200%, según Weekendesk.

Murcia ha sabido sacar partido de sus entornos tranquilos frente al mar o en zonas rurales, lo que ha permitido a pueblos como San Pedro del Pinatar, Totana y Los Alcázares multiplicar sus reservas y convertirse en opciones de gran demanda en la región para el turismo de bienestar y relax.

Galicia es una de las comunidades que ha triunfado gracias a que muchos de sus establecimientos han dado con la fórmula perfecta de combinar los planes gastronómicos con los wellness (spa, jacuzzi, masajes…). Localidades como Sambreixo y Sanxenxo reciben ahora más visitantes deseos de vivir estas experiencias en medio de entornos naturales. Algo similar sucede en la Comunidad Valenciana, donde municipios como Benicassim, Oliva y Alboraya han logrado multiplicar sus ventas gracias a esta estrategia.

turismo wellness barcelona

Imágenes cedidas: Wikipedia, Jay Wennington en Unsplash, Shutterstock.com