roberto baños pantoja Freixanet Wellness

Freixanet Wellness es una de las empresas de áreas wellness referente en nuestro país. Fundada en Manresa en 1972, comenzó fabricando y comercializando saunas, para ir poco a poco evolucionando hacia el enfoque de proyecto integral que ofrece en la actualidad.

Cuenta con delegaciones en toda España y Latinoamérica, con una presencia importante en distintos mercados de Europa, Centroamérica, Caribe e incluso África.

La crisis del coronavirus ha perjudicado a este sector como a cualquier otro, pero también es cierto que su actual potencial puede ayudarle a sobrevenir la crisis. Y es que cada vez son más los viajeros que apuestan por alojamientos wellness en sus escapadas. Por eso, cada vez son más los hoteles que buscan este tipo de equipamiento. En esta entrevista, Roberto Baños Pantoja, arquitecto de Freixanet Wellness, profundiza un poco más en esta destacada tendencia.

—¿Qué zonas diferenciadas debe presentar un spa y qué peso se le debe dar a cada una de ellas?

—Es muy habitual que los spas cuenten con las siguientes zonas claramente diferenciadas:

  • La que llamamos Heat Experience, donde el cliente por su cuenta experimenta con los cambios de temperatura.
  • La zona de aguas con piscinas dinámicas con distintos juegos acuáticos (cascadas, cuellos de cisne, bancos tubulares, jets de masaje a distintas alturas…) y/o piletas de agua fría y caliente.
  • Y la zona de tratamientos donde el cliente recibe una atención mucho más personalizada.

No hay una fórmula exacta para calcular el peso que debe tener la zona de tratamientos respecto al circuito wellness. Más bien se trata de una decisión estratégica que dependerá en gran medida del modelo de negocio que se haya proyectado.

En este sentido, si el circuito wellness responde al objetivo de aportar un elemento diferencial para aumentar indirectamente el nivel de ocupación o el precio de la habitación, entonces ganará enteros la opción de darle más peso. Si, por ejemplo, se plantea el spa como una unidad de negocio que aporte beneficios por sí misma, entonces tendrá sentido dar más protagonismo a la carta de tratamientos.

Hotel Bahía Alcudia spa sauna fraixanet wellness
Hotel Bahía Alcudia

—¿Tiene sentido adaptar los equipamientos según la tipología del spa?

—Sin lugar a dudas, la adaptación del spa a cada segmento no puede quedar en una propuesta superficial a nivel de marketing, sino que se le debe dar continuidad a cada propuesta mediante spas realmente personalizados con servicios y elementos a medida.

Un ejemplo paradigmático y que está en auge es el correspondiente a los hoteles enfocados al mercado de los ciclistas. Es una disciplina que combina a la perfección con la naturaleza y el wellness. Después de una intensa ruta por carretera, los ciclistas agradecen la posibilidad de relajarse en un spa. No obstante, si los equipamientos de la zona wellness están encarados a las necesidades específicas de este segmento, aún lo agradecerán más.

Aquí podríamos hablar de cabina de infrarrojos, que ofrece un calor suave para calentar la musculatura antes de practicar deporte o bien para recuperar el tono físico al regresar. También sería aconsejable incluir una pileta de agua fría para intensificar la fase de recuperación.

—¿Cuáles son los materiales y colores más adecuados para los spas de hoy en día?

—Partiendo de la premisa de que los spas son instalaciones con un cometido muy específico y que el bienestar está muy relacionado con la sugestión que un espacio pueda inferir, la psicología del color, las texturas y la materialidad se convierten en factores esenciales. Por lo tanto, cualquier combinación de colores y materiales encaminada a reforzar esta idea de relajación y “descanso mental” será acertada. Asimismo, es importante que el conjunto denote el mismo estilo para dar continuidad a la experiencia y sensaciones que percibe el usuario.

También cabe señalar el peso cada vez más innegociable de los materiales sostenibles en el diseño de spas. De hecho, los proyectos orientados a conseguir la certificación LEED representan una tendencia claramente al alza.

En cuanto al tipo de luz, es bastante habitual optar por sistemas de iluminación indirecta y cálida en el interior de las cabinas, lo cual ayuda a acentuar la sensación de relax del usuario. Por ejemplo, la iluminación Albazza es un sistema de luz indirecta perimetral por detrás de los respaldos o los bancos de las saunas o baños de vapor.

Berga resort fraixanet wellness
Berga resort

Variedad en los materiales

La variedad de materiales y revestimientos que se pueden utilizar en cada equipamiento son cada vez más variados. Por mencionar tres capítulos específicos:

  • Las saunas suelen utilizar un rango de maderas predefinidas por su comportamiento en entornos de temperatura alta y por su estética. El revestimiento interior clásico es el abeto, pero también se utiliza mucho el hemlock canadiense, que se caracteriza por no presentar nudos y por lo tanto distribuir de forma muy uniforme el calor.
  • En cuanto a los bancos, la madera de abachi retiene menos el calor, lo cual resulta más confortable para el usuario. Asimismo, cabe señalar que otras tipologías de madera como el cedro o el thermo aspen cada vez están adquiriendo más protagonismo, sobre todo en las saunas en que el diseño es un factor esencial.
  • Por otra parte, para cabinas de vapor, tumbonas calefactadas, vasos de piscina, etc. existe el wellpro, un sistema de fabricación que ofrece total resistencia y un comportamiento inmejorable en entornos de alta humedad relativa.
  • Por último, en piscinas y spas cada vez hay más demanda de estructuras en acero inoxidable y de wellpro (con su demostrada eficiencia térmica y ahorro energético), y también de elementos de vidrio acrílico integrados en el diseño de la piscina.

—¿Qué solicita actualmente el usuario?

—No hay una respuesta general a esta cuestión. Es básico definir claramente el tipo de cliente al que va destinado el spa para poder, de este modo, adaptarnos a sus preferencias y satisfacer sus necesidades. Esto implica, por ejemplo, que hagamos un spa más de tratamiento privado o un spa de corte más lúdico. Todo ello lógicamente va ligado al tipo de establecimiento y al resto de sus servicios.

Otro condicionante clave es el referente a si se está proyectando un spa abierto al público externo o será un spa exclusivo para los clientes del establecimiento. A partir de aquí, hay otros parámetros que también pueden intervenir.

En el caso, por ejemplo, de los hoteles, cobra especial importancia su tipología (urbano, montaña, playa, negocios…); la nacionalidad del cliente final, ya que culturalmente están acostumbrados a unos tipos u otros de servicios; o sus aficiones, de tal forma que hay hoteles que, como comentábamos anteriormente, adaptan su spa a segmentos específicos como los ciclistas. Es decir, se trata de cuestiones que están condicionadas por el tipo de establecimiento.

Normalmente, se recomienda que un spa de un proyecto de alta categoría cuente con instalaciones privadas (comúnmente denominadas “zonas VIP”) donde el cliente pueda disfrutar del wellness en un entrono íntimo y donde reciba todas las atenciones de forma muy personalizada. En cambio, un establecimiento de corte más económico o comercial deberá potenciar sus áreas lúdicas, ya que serán un reclamo para llenar las habitaciones (siguiendo con el ejemplo de un hotel).

spa Freixanet Wellness
Spa en H10 Hotels

—¿Y el empresario?

—En cuanto al empresario, principalmente busca valor diferencial con traducción directa o indirecta en rentabilidad. Y un spa se rentabiliza de dos formas:

  • Directa, mediante el cobro de entrada o la comercialización de la carta de tratamientos.
  • Indirecta, es decir, con la repercusión del ingreso que representa sobre el precio del servicio (cuota, habitación, etc.).

La rentabilidad del spa estará directamente relacionada al acierto que tengamos en la propuesta con respecto a las necesidades del público objetivo. Es tan ruinoso un spa excesivamente dimensionado, —ya que su coste de amortización y de mantenimiento serán muy elevados— como uno infradimensionado, lo cual puede impedir que la inversión se traduzca en un incremento de la percepción de servicio por parte del cliente y que, por consiguiente, no genere el nivel de negocio esperado.

Por todo ello siempre es recomendable que los spas sean diseñados por empresas especialistas en el sector del wellness.

—¿Qué instalaciones mínimas debe ofrecer un spa o centro wellness?

—La respuesta a este tema dependerá en gran medida del servicio que se quiera ofrecer, que a su vez dependerá del tipo y nivel de la propia instalación.

De todos modos, a efectos generales, se podría orientar que el equipamiento básico sería sauna, cabina de vapor y elemento de agua (por ejemplo, piscina dinámica con juegos acuáticos).

Es muy importante jugar con los contrastes de temperatura; de ahí la importancia de combinar elementos de calor con elementos fríos.

—¿Cuáles son las principales demandas en el diseño de un área wellness, desde un punto de vista arquitectónico?

—Aparte de la clásica demanda de calidad del servicio, el usuario de wellness valora cada vez más los atributos de “variedad” e “innovación”. O, dicho de otro modo, el usuario final del spa espera ser sorprendido.

En este sentido, desde Freixanet Wellness innovamos constantemente en equipamientos y diseños de vanguardia, integrando en nuestros proyectos elementos como cabinas de sal, temazcales o paredes de hielo (Ice Experience), entre otros.

Una de las principales tendencias del mercado es la referente a las salas VIP. Cada vez más clientes solicitan que sus áreas wellness presenten un espacio diferencial, el cual les ayude a aportar a sus usuarios un servicio personalizado y exclusivo. Una sala VIP permite ofertar tratamientos individualizados o para parejas, un oasis dentro del propio spa.

Por otra parte, los spas cada vez tienen más en cuenta la sensibilidad por el medio ambiente, que de hecho es un valor diferencial de nuestra firma desde hace ya mucho tiempo.

Royal Hideaway Corales Suites
Royal Hideaway Corales Suites

—¿Cómo ha evolucionado el sector del wellness en los últimos años?

—El sector wellness en España se dirige hacia un mejor encaje de las necesidades reales de los clientes de los hoteles u otros establecimientos con las necesidades que debe cumplir el spa. Y al igual que hoy en día disponemos de diversas tipologías de centros hoteleros, independientemente de su categoría en estrellas, nos encontraremos cada vez más con spas especializados en ofrecer aquel tipo de servicio que el cliente reclame, adaptándose a los estilos de vida del público objetivo.

En cuanto al segmento particular, el concepto de bienestar está ganando enteros año tras año, hasta el punto que el hecho de instalar, por ejemplo, una sauna o baño de vapor en casa ha dejado de ser una decisión elitista para ser una opción muy común.

Por otra parte, el turismo del bienestar cada vez toma más peso, hasta el punto que mucha gente condiciona sus viajes a instalaciones que incorporen experiencias relacionadas con el bienestar.

—¿Algunas ideas para diferenciarnos del resto de spas?

—En una de nuestras últimas newsletters corporativas, destacamos algunas tendencias del sector del wellness de cara a 2020. Son soluciones innovadoras que pueden ayudar a conseguir esta diferenciación.

Por ejemplo:

  • Bancos de sauna en madera blanca para potenciar el contraste de color de las cabinas.
  • Dosificación automática de agua para calefactores de sauna, para no tener que controlar esta función manualmente.
  • Piletas de agua fría fabricadas en acero inoxidable.
  • Cuadro de control integrado en el interior de la sauna, para poder ajustar las funcionalidades de la cabina sin interrumpir la sesión de wellness.
  • Cabinas y paredes de sal retroiluminadas con efecto cromoterapia.
  • Nuevos colores y formas para piedras de calefactor de sauna.
  • Proyectos de spa que incluyen, a su vez, una zona “VIP” para ofrecer servicios y tratamientos exclusivos.
  • Control unificado de saunas y baños de vapor desde un único cuadro. De este modo, se pueden controlar hasta un total de 8 cabinas de forma centralizada, lo cual reduce costes de equipamiento y aumenta la comodidad de su uso.

—¿Qué efectos ha tenido la crisis sanitaria del COVID-19 en el sector del wellness?

—A pesar de que las consecuencias de la pandemia son notables, tanto de forma directa como indirecta, al afectar a sectores afines (tales como hoteles, gimnasios, construcción, etc.) y también a las economías domésticas, creemos firmemente que, gracias a la inercia que venía evidenciando el sector del wellness y a su gran potencial de crecimiento, en poco tiempo se conseguirá revertir el efecto de esta crisis y recuperar la tendencia positiva.

En este sentido, cabe mencionar que, en la mayoría de casos, los clientes siguen con la firme intención de desarrollar los proyectos que estábamos diseñando. Por consiguiente, el principal efecto que ha tenido es un atraso generalizado en las fechas previstas de ejecución de las instalaciones, derivado de las restricciones que han ido dictaminando las autoridades y que desde nuestra empresa hemos cumplido con rigor, anteponiendo en todo momento la salud de nuestro equipo en particular y la salud pública en general. En cualquier caso, estamos mentalizados para activar todos los recursos que estén a nuestro alcance para que este sesgo de fechas sea el menor posible.

Por otra parte, como ha sucedido de forma transversal en muchos otros sectores, esta crisis sanitaria nos ha abocado al teletrabajo y, con ello, a optimizar y modernizar la forma en que tradicionalmente se gestionaban los proyectos. Este factor seguramente se traducirá en una modernización del sector y de sus procesos de trabajo.

SAUNA IMAGINE D-SIGN
Sauna Imagine D-Sign

—A propósito del COVID-19, ¿algún equipamiento recomendado para reforzar las defensas?

—En líneas generales, todos los equipamientos wellness tienen características que, por un motivo u otro, hacen que sean beneficiosos para la salud. A continuación, mencionamos tres ejemplos.

En primer lugar, la sauna. En su momento, circularon informaciones referentes a que respirar aire caliente podía combatir el Coronavirus. Sin embargo, expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) descartaron que existieran evidencias que respalden el tratamiento de este virus con calor.

Dicho esto, la sauna sí aporta múltiples beneficios, especialmente sobre la circulación sanguínea, el sistema respiratorio y el sistema inmunológico, por lo que es recomendable para el mantenimiento de la salud. Es decir, tomar sauna no es un tratamiento para este nuevo virus, pero sí que contribuye de forma preventiva a que el cuerpo esté en mejores condiciones ante un eventual contagio.

En segundo lugar, el baño de vapor. Entre sus virtudes, podemos destacar que acelera las funciones metabólicas, incrementa la respiración y se humidifican las vías respiratorias. Además, tiene un efecto expectorante, con todos los beneficios que eso conlleva. Ayuda a eliminar toxinas e incluso puede ser efectivo contra la tos.

Y, por último, la cabina de sal. Las propiedades de la haloterapia en lo referente a mejorar los sistemas inmunológico y respiratorio están argumentadas por expertos en la materia. Por lo tanto, aparte de ser un equipamiento sumamente relajante y que está demostrado que ayuda a reducir el estrés, también está indicado para tratar resfriados o bronquitis, entre otros problemas respiratorios.

Healthouse Las Dunas Freixanet Wellness
Healthouse Las Dunas