Por: UNICEF
agua hoteles amigos unicef

La COVID-19 está modificando la realidad a una velocidad de vértigo, pero debemos recordar que las crisis y las emergencias son una constante en la historia, y que de ellas han surgido alianzas fuertes que han conformado nuestro presente.

En UNICEF gestionamos situaciones de emergencia desde hace más de 70 años, y la experiencia nos demuestra que es precisamente en estas circunstancias cuando miles de personas y organizaciones muestran su lado más humano y solidario. En un momento delicado como el actual, en el que el sector turístico está sufriendo un duro golpe por la pandemia, los hoteles que forman parte de la iniciativa Hoteles Amigos de UNICEF continúan apoyando proyectos para salvar y proteger a la infancia más vulnerable y mantienen su compromiso con UNICEF.

No podemos más que agradecer inmensamente la responsabilidad de los más de 80 pequeños hoteles y cadenas hoteleras de toda España, cuyo apoyo es fundamental para luchar contra los graves impactos que el cambio climático está teniendo en la infancia desde que naciera el programa Hoteles Amigos de UNICEF en el año 2013.

Porque mientras el mundo intensifica la lucha contra la COVID-19, no podemos olvidar que la crisis climática es la mayor amenaza a largo plazo para el futuro de los niños y niñas, y está afectando directamente a su salud, educación, protección y desarrollo. La pandemia pasará, pero el cambio climático es un reto sin precedentes que debemos encarar sin dilación, y el sector turístico tiene una responsabilidad clave en esta tarea.

Para las comunidades impactadas por los desastres naturales que está generando la crisis climática es más importante que nunca contar con agua suficiente y limpia, y es precisamente esta problemática la que abordamos mediante el programa Hoteles Amigos. Los avances que hemos conseguido en los últimos años son impresionantes.

Los hoteles asociados recaudan más de 1,3 millones

Gracias al apoyo de los hoteles amigos asociados y a las aportaciones realizadas tanto por sus clientes en sus estancias como por sus empleados, en los últimos siete años, entre todos, han recaudado más de 1,3 millones de euros. En un año tan complicado como el actual, desde UNICEF seguimos volcándonos para garantizar el acceso a servicios de agua, saneamiento e higiene a familias que carecen de ellos y proporcionarles herramientas indispensables para sus vidas, especialmente en este momento en el que además es esencial contener el coronavirus.

Desde UNICEF, tan solo en los primeros seis meses de este año hemos conseguido suministrar acceso a agua potable a más de 57 millones de personas, cifra que equivale prácticamente a la población de Italia. No obstante, todavía son muchos los retos que tenemos por delante para que cada niño pueda crecer en un mundo con futuro y más sostenible, y la COVID-19 está acrecentando los riesgos para la infancia. Si no actuamos ya, en 2040, 1 de cada 4 niños podría no tener el agua que necesita para vivir.

Ahora más que nunca debemos remar todos en la misma dirección y, sin duda, el sector privado tiene un importantísimo rol a la hora de afrontar los desafíos a los que se enfrenta la infancia. Estamos convencidos de que esta situación pasará, al igual que lo han hecho otras crisis, y que la situación mejorará pronto para el sector turístico. Estamos de vuestro lado para que juntos podamos seguir caminando hacia la consecución de los objetivos fijados en la Agenda 2030 y sigamos protegiendo los derechos de todos los niños y niñas.

1 COMENTARIO