aehm coronavirus madrid ciudades más sostenibles

Desde la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) advierten al Gobierno de España, a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de la capital de que las medidas adoptadas para mitigar los efectos de la crisis son insuficientes y que el sector “corre peligro de quiebra, ya que los establecimientos hoteleros no están generando ingresos por el cierre forzoso, pero siguen afrontando gastos”.

A pesar de que agradecen a las diferentes administraciones que hayan puesto en marcha medidas dirigidas a relajar de forma extraordinaria las presiones fiscales, están “firmemente convencidos de que no son las únicas que podrían haber adoptado para ayudar a paliar un impacto de tal magnitud que amenaza con llevar a muchos negocios del sector a la quiebra, con el tremendo efecto que tendría sobre economía regional”, explican en un comunicado.

Bonificación y moratoria de impuestos

Desde la AEHM señalan como “acertada la decisión del Consistorio de eliminar el requisito de mantenimiento de empleo en el mismo año, pues compartimos plenamente con la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid que el principal objetivo es que se mantenga toda la actividad y se acelere la recuperación”.

Pero, precisamente en pos de ese objetivo común, consideran que es necesario un mayor esfuerzo a la hora de suavizar, desde las administraciones públicas la presión sobre estos negocios. En este sentido, plantean la necesidad de ampliar por encima del 50% la bonificación sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles y el de Actividades Económicas, además de conceder moratorias en otros conceptos como la Tasa de Residuos Urbanos de Actividades y habilitar líneas adicionales de financiación para el sector.

Asimismo, recuerdan a la Comunidad de Madrid su exigencia de poner freno al alquiler vacacional y que se comercialicen “exclusivamente las que cuenten con número de registro y se excluyan, por tanto, todas las ilegales”.

Por último, piden al Gobierno de España que dote al tejido empresarial “de seguridad jurídica y certidumbre sobre el tiempo de tramitación de los ERTEs y sobre cuándo se percibirán las prestaciones de desempleo”.

De igual manera, señalan que la prolongación de los ERTEs “más allá del estado de alarma y hasta que las circunstancias permitan la reapertura de los establecimientos y garanticen su funcionalidad es una medida imprescindible para poder reanudar paulatinamente los flujos de actividad y reabsorber los puestos de trabajo suspendidos”.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com