booking expedia airbnb crisis

Esta semana han publicado en Skift un interesante análisis sobre qué OTA sobrevivirá mejor a la crisis del coronavirus. La analista Cowen Equity Research ha difundido un comunicado destinado a inversores donde afirma que Booking Holdings «está en mejor posición para mantener al personal e invertir en su recuperación» que otros gigantes como Airbnb o Expedia Group.

El comunicado de Cowen, escrito por Kevin Kopelman y Emily Lavin, se centra en la ventajosa situación de Booking.com en cuanto a liquidez y en comparación con sus dos grandes competidores. Cowen estima que las tres compañías tenían los mismos costes fijos (unos 750 millones de dólares al trimestre) antes de los recortes introducidos a raíz del coronavirus.

Sin embargo, los recientes movimientos de financiación dejan a Booking Holdings con 8.500 millones en liquidez, frente a los 1.000 o 2.000 millones de Airbnb y Expedia, después de haber perdido innumerables reservas prepagadas.

Según Cowen, una de las grandes ventajas de Booking es que solo tenía unos 1.600 millones en reservas prepagadas gracias a que utiliza, principalmente, el modelo de pago en el hotel. Por su parte, la consultora considera que Airbnb dio un paso al frente en apoyo a sus clientes al aceptar reembolsar las reservas canceladas, mientras que Booking y Expedia han sido más conservadores, emitiendo por ejemplo créditos de viaje en vez de devolver el efectivo. Aun así, Airbnb también ha adoptado esta medida, pero en mucho menor medida.

Otro de los factores vinculados a la posterior recuperación, según Skift, tiene que ver con la ventaja de marketing que Booking y Airbnb tienen sobre Expedia. «Ambos generan más tráfico directo y dependen menos de Google para encontrar clientes», confirman.

¿Cómo será la recuperación?

En su análisis, Cowen se muestra optimista en cuanto a la recuperación. Pronostica que los ingresos de las habitaciones de hotel caerán un 50% en 2020, si bien aumentarán un 50% y un 33% en 2021 y 2022, respectivamente.

Según Skift, esas proyecciones podrían resultar demasiado optimistas, teniendo en cuenta que quizá en 2021 no haya todavía una vacuna eficaz contra el coronavirus. A esto hay que sumar las reestricciones para viajar que, probablemente, haya todavía en algunos países.

Lee aquí el artículo completo

Imágenes cedidas: Shutterstock.com