turismo internacional nacional costa playa hoteles portugal

El turismo interior va a jugar un papel clave para recuperar la economía del sector turístico cuando el coronavirus sea historia. Así lo afirmaron ayer Juan Carlos Sanjuán (Casual Hoteles), Alicia Reina (Migjorn Ibiza), Alberto Martín (Gestintur) y Arturo Rodríguez (ar chestnut) en un debate organizado en Facebook por Jaime Chicheri.

Todos los profesionales reunidos para este necesario debate coincidieron en que nos encontramos ante tres escenarios posibles. El más pésimo nos llevaría a mantener esta situación de estado de alarma durante varios meses, lo que fulminaría la temporada alta en nuestro país.

El escenario más optimista, afirma que en menos de un mes se reactivará la actividad, por lo que las pérdidas serían mucho menores. Por último, el escenario moderado, que cada vez parece asumir más gente, y que indica que la situación de alarma se prolongará durante entre dos y tres meses.

En estos momentos, los hoteles no pueden más que hacer números y ver de qué forma pueden salvar la situación. El gobierno ha aprobado una serie de medidas económicas para intentar paliar la crisis temporal, inyectando hasta 200.000 millones de euros a la economía. Aun así, el presidente en su comparecencia, como los hoteleros en este debate, coincidieron en que hace falta solidaridad para salir adelante.

¿Cómo saldremos de esta?

El mercado local va a ser el más importante“, subrayó Juan Carlos Sanjuán, CEO de Casual Hoteles. Es un cliente muy sensible al precio, pero si la economía no se rompe, el turista de interior volverá a viajar. “Porque los viajes cortos y las escapadas se han convertido en una necesidad“, añade.

No cabe duda de que esa es la estrategia fácil, pero es la más efectiva a corto plazo. Aun así, coinciden en que no hay que bajar precios. “Tenemos que hacer políticas que incentiven, ser menos restrictivos con las cancelaciones… pero el precio equivale a lo que vale nuestro producto“, afirmó Sanjuán. “Si tiramos los precios, vamos a arrastrar esta psicosis durante mucho tiempo. Bajar precios no va a traer una mejora de la ocupación“.

“Tenemos que apostar por el valor añadido para captar reservas nacionales“, añade Alicia Reina. “Hay que ponerse en el pellejo del cliente nacional, entender cómo va a actuar cuando pase esta tormenta, incitarle a que continúe con su vida normal y a que no prescinda de sus vacaciones”, señala. Es más, “hay que darle más ventajas respecto a otro tipo de público“, concluye.

El viajero extranjero, tocado

Pero, ¿solo hay que centrarse en el mercado interior? Arturo Rodríguez da la clave. “El panorama internacional no pinta bien“. Y es que Italia, Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos están sufriendo también esta crisis sanitaria y, por lo que parece, la van a seguir sufriendo por más tiempo que nosotros, pues tomaron medidas de contención después, a excepción de Italia. Por tanto, puede que cuando España salga de esta crisis del coronavirus, los nacionales de esos países no puedan salir de su territorio.

“Optaría por tanto porque el gobierno español incite a este turismo de interior y, a su vez, miraría hacia otros países que se están recuperando, como China“, añadió Arturo. “En cuanto nosotros superemos la crisis, podremos empezar a atraer a los clientes de países que también hayan superado la pandemia“, explica.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com

8 COMENTARIOS