fbpx
InicioGestiónHábitos en la hospitalidad hotelera que hacen que un anfitrión sea excelente

Hábitos en la hospitalidad hotelera que hacen que un anfitrión sea excelente

Antes de nada… ¿Qué es un hábito? Se refiere a una acción o comportamiento recurrente que una persona realiza de manera automática, casi sin pensar, debido a la repetición constante. Los hábitos son patrones de conducta adquiridos a través de la repetición regular de ciertas acciones, lo que lleva a que se conviertan en parte de la rutina diaria de una persona.

Cuando hablamos de hábitos hay que tener en cuenta que pueden ser positivos o negativos. Los positivos son aquellos que contribuyen, por ejemplo, a nuestro bienestar, salud, desarrollo personal o productividad. En cambio, los negativos son todo lo contrario, son comportamientos perjudiciales o no deseados que se repiten de forma automática.

Pero, ¿cuáles son los pasos clave para desarrollar buenos hábitos de forma inconsciente en cada uno de nosotros? Según el consultor Julián Grano son los siguientes:

  • Activación: Es el estímulo que inicia los hábitos. Puede ser un evento o una situación específica que actúa como una señal para que el cerebro inicie el comportamiento automatizado.
  •  Acción: Es la conducta que se realiza como respuesta al desencadenante. Puede ser algo físico, mental o emocional.
  • Recompensa: Es la sensación de satisfacción o gratificación que se experimenta después de completar la acción. La recompensa refuerza el hábito y crea una asociación positiva en el cerebro.

Los hábitos en la hospitalidad hotelera

En la hospitalidad, el anfitrión remite a todo aquel que recibe a invitados y los agasaja, indistintamente de la función que desempeña (ej: recepcionista, mucama, camarero, gerente, etc.)

Estos son los 10 hábitos más recomendables para lograr ser un anfitrión excelente en el sector hotelero:

  1. Cortesía y amabilidad: Mantener una actitud amigable y acogedora en todo momento. Algo tan simple como saludar a los huéspedes con una sonrisa muestra un interés genuino en su bienestar.
  2. Empatía: Ponerte en el lugar de los huéspedes permitirá entender sus necesidades y expectativas. Escuchar atentamente y demostrar comprensión hacia sus solicitudes y preocupaciones es un hábito que puede marcar la diferencia.
  3. Conocimiento y orientación: Familiarizarse con los lugares locales más importantes para poder brindar recomendaciones útiles a los huéspedes. Hay que ser capaz de proporcionar información precisa sobre restaurantes, lugares de interés, actividades y transporte.
  4. Flexibilidad: Acomodarse a las preferencias y necesidades individuales de los huéspedes. Ser flexible en cuanto a los horarios de check-in y check-out, y muestra disposición para adaptarse a solicitudes especiales siempre que sea posible.
  5. Limpieza y orden: Mantener las áreas comunes y las habitaciones limpias y ordenadas en todo momento. Es importante prestar atención a los detalles y asegurarse de que los espacios estén presentables y agradables para los huéspedes.
  6. Comunicación efectiva: Establece una comunicación clara y efectiva con los clientes. Responder rápidamente a sus preguntas, ya sea por teléfono, correo electrónico o mensajes de texto es uno de los hábitos que todos deberían tener para ganarse la confianza y reputación. Proporciona instrucciones claras sobre el uso de las instalaciones y resolver cualquier problema o inconveniente de manera rápida y eficiente.
  7. Profesionalidad: Mantener siempre una conducta profesional y ética en el trato con los huéspedes y compañeros de trabajo. Puntualidad, ser respetuoso y mantener la confidencialidad de la información personal de los huéspedes.
  8. Atención a los detalles: Prestar atención a los pequeños detalles marcará la diferencia en la experiencia de tus huéspedes. Hay que asegurarse de que las habitaciones estén bien surtidas, que los electrodomésticos funcionen correctamente y que las camas estén cómodas.
  9. Soluciones de problemas: Ante cualquier problema o queja, muestra una actitud proactiva para resolverlo. Escucha con atención, discúlpate si es necesario y busca soluciones que satisfagan las necesidades de tus huéspedes.
  10. Mejora continua: Buscar constantemente formas de mejorar las habilidades y conocimientos en el campo de la hospitalidad. Realizar cursos de capacitación, asistir a conferencias y mantenerse actualizado sobre las últimas tendencias y mejores prácticas en la industria.

“La práctica no hace al maestro si lo que vienes haciendo está mal hecho”, asegura Julian Grano.

Comentar estos hábitos no sirven de nada si no se empiezan a poner en práctica y para ello también es importante que los responsables de los trabajadores de los hoteles, les aconsejen, les ayuden y les guíen en este proceso.

Imágenes cedidas: Freepik

artículos relacionados

Un oasis sostenible: La transformación de RIU Hotels en...

RIU Hotels & Resorts es la única cadena española con presencia en la isla Mauricio. Un destino donde tienen dos hoteles prácticamente autosuficientes y donde la experiencia en el hotel y alrededor de él permite conocer el destino a la perfección.

Cómo hemos cambiado: de marketing offline a omnicanal

Víctor Mayans confirma que, en los últimos años, el marketing hotelero ha experimentado una transformación radical, pasando del marketing offline tradicional al marketing digital omnicanal.

Hoteles donde realizar eventos en España

Conoce los hoteles donde realizar eventos en España. Muchos de ellos cuentan con salas preparadas para el MICE que se adaptan a las necesidades de cada congreso, reunión o exposición.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Guía de Empresas