Cómo pueden llegar los hoteles a la GenZ y a los millennials

El salto generacional entre los huéspedes viene marcado, entre otros factores, por la digitalización. Para muchas compañías supone un reto atraer a un target que se mueve fundamentalmente en las redes sociales. Es importante saber escuchar a esta nueva generación, porque solo así podrán llegar a conectar los hoteles con la GenZ y los millennials.

No se trata solo de que sean los clientes del futuro, también son un segmento de los viajeros muy importante en la actualidad. Sin embargo, para los alojamientos no siempre resulta sencillo acercar posturas y atender las necesidades de estos clientes digitales con eficacia.

Precisamente para ayudar a las empresas a afinar sus estrategias surge la primera plataforma de consultoría digital, Freeda Platform. Nace a partir de la exitosa comunidad social de referencia y su objetivo es acercar posturas. Así puede generar engagement con las nuevas generaciones a través de la escucha activa y de proyectos de consultoría personalizados.

Su manera de conseguirlo es a través del estudio del comportamiento de este segmento, así como mediante un análisis de datos de redes sociales. De esta forma, es más fácil comprender sus preferencias y ofrecer un contenido que resulte atractivo y que sea capaz de adaptarse a sus expectativas.

Las tres claves para conectar con los jóvenes

Esta reciente consultoría considera que hay tres aspectos clave que determinan una buena estrategia de comunicación con el público de hoteles perteneciente a las GenZ y millennial. Con sus pautas, pueden aprender cuál es la forma más eficaz de acercarse a ellos.

Saber escuchar

Lo primero que hay que tener claro es cómo se desenvuelven y cuáles son sus intereses. Por ello, hay que prestar atención a lo que comparten, en especial en redes sociales. Y, por supuesto, tener una presencia activa en ellas, que nos ayudará a estar al día y establecer una conexión más directa.

Al analizar su comportamiento mediante la recogida de datos, se pueden establecer las fortalezas y debilidades del alojamiento. Por ejemplo, para determinar en qué épocas viajan más los jóvenes o qué tipo de experiencias están buscando.

En este punto, hay que tener en cuenta la inmediatez y volatilidad de las redes, que influyen también en el público. Por eso, hay que saber escuchar para poder adaptarse rápido a las tendencias, pero también es importante ser flexible.

Generar engage

Una vez se tiene claro cómo es el potencial cliente, hay que empezar a dialogar con él. Como hemos comentado, tener una fuerte presencia online será vital para Freeda Platform, hay que conseguirlo a través de crear contenido de marca a medida.

Al mismo tiempo, se deben resolver sus dudas y comentarios, para que la comunicación sea continua. Si no tienen claro si es posible, por ejemplo, cambiarse con facilidad de habitación a una más grande o modificar la duración de la estancia, pueden perder interés.

Este diálogo con los GenZ y millennial es la mejor manera de demostrar interés, generar comunidad y mantenerla activa, afín e interesada en los servicios que el hotel tiene que ofrecer.

Tener un sistema de transacción

Al tratar con un target que valora tanto su tiempo y la agilidad en los trámites, es indispensable que la reserva online sea rápida y sencilla. De otro modo, podríamos perder su atención con facilidad.

Hay que combinar datos y creatividad con servicios de e-commerce para que alcancen estos objetivos con una función más comercial. Con esta idea en mente, Freeda Platform facilita a través de ‘Transact’ la construcción de un negocio online eficaz.

Si se tienen estos aspectos presentes, es posible establecer ese vínculo directo y generar interés. Porque, a pesar de que pueda ser un desafío, los hoteles pueden llegar a la GenZ y a los millennials con menos complicaciones de las que parece.

Imágenes cedidas: Helena Lopes en Unsplash, Louis Hansel en Unsplash