acciones marketing online sector hotelero marketing digital ventas empleos

Hoy en día la estrategia digital es esencial para conseguir captar clientes para cualquier empresa. Los diferentes avances que se han producido en la segmentación y en la personalización de la publicidad permiten a los anunciantes optimizar sus campañas.

La idea es conseguir impactar a personas que se encuentran cerca del negocio en cuestión. Como sabrás, la geolocalización móvil es una ayuda ideal para conseguir este propósito. Muchas empresas buscan beneficiarse de estas nuevas herramientas digitales, especialmente aquellas que poseen una sede física. Estas empresas necesitan afluencia de personas que se encuentren cerca del sitio y el marketing local les puede ayudar.

Cómo incluir el marketing local en la estrategia digital

El marketing local es esencial para captar clientes en un radio medianamente cercano al punto de venta. Actualmente las personas llevamos sistemas GPS en el móvil que rastrean nuestros movimientos y nos ubican a nivel satelital. Esto es información extremadamente valiosa para las empresas, que pueden saber qué personas viven e interactúan frecuentemente en su área.

Hay algunas aplicaciones que resultan especialmente interesantes dentro de esta idea. El primero es Google My Business, una herramienta del gigante tecnológico que permite a las empresas establecer una relación con una ubicación en particular. A partir de ahí, dicho negocio aparecerá en Google Maps para las personas que se encuentren por la zona. Podrán acceder a fotos, reseñas, puntuaciones, recursos multimedia y mucho más. Así, podrán buscar el tipo de negocio que necesiten en la zona y decidirse entre varios. Cuanto mejor esté organizada la página, más atractiva será para los usuarios. Además, se debe fomentar que los clientes rellenen el apartado de opiniones, para que los nuevos o potenciales sepan qué encontrarán.

De una forma similar funciona Tripadvisor, una página en la que es conveniente posicionarse. En esta plataforma muchas personas dejan comentarios y valoraciones acerca de negocios. Esto no solo guía a otros consumidores, sino que sirve para promocionar negocios cerca de la ubicación del usuario. Una buena experiencia de cliente será suficiente para que la página de un negocio refleje elementos positivos. Es sorprendente la cantidad de usuarios que antes de ir a un sitio, miran las referencias. Pueden incluso consultar qué restaurantes u hoteles tienen las mejores puntuaciones en un área y decidir de entre esta short list, omitiendo el resto.

Publicidad segmentada

Es esencial optimizar el gasto en publicidad, ya que con tantas opciones de inversión es fácil perder la cabeza. Sin embargo, el marketing digital nos aporta una gran ventaja sobre otro tipo de herramientas comunicativas: permite controlar la eficacia.

En el caso de las páginas web que venden un producto, se puede medir como el porcentaje de personas que hacen clic en el anuncio y que acaban comprando un producto. En este caso, hablamos de empresas locales con sede física, por lo que la forma de medir esta eficacia es distinta. Se hace en muchos casos teniendo en cuenta las visitas al perfil de Google My Business y la afluencia de cada día. También se pueden complementar estos datos con alguna microencuesta en la que se pregunta al cliente su código postal, por ejemplo.

Esta es la manera de medir resultados de las campañas y la segmentación es el modo de interpretar estos datos. Una vez que que se conoce el perfil del cliente, las campañas se van modificando para adaptarse a este. Hablamos de posicionamientos en redes sociales, email marketing y mucho más. Así, la segmentación es la clave de los impactos positivos, es decir, aquellos que consiguen un objetivo de venta.

Segmentar bien es esencial para no despilfarrar dinero en campañas que consiguen objetivos equivocados o que no reportan beneficio alguno. Así se puede ir convirtiendo estos datos en estadísticas y en tablas de eficiencia que la empresa puede tener en cuenta a la hora de invertir en marketing.

Para llevar a cabo este tipo de campañas es recomendable apostar por especialistas profesionales en publicidad y marketing local. En la actualidad existen diferentes formas de establecer contacto con ellos y profesionalizar la estrategia de marketing de cualquier empresa. También se contemplan diversos modos de contratación que permite sea cual sea el tamaño del negocio, este pueda acceder a crear campañas comunicativas locales muy competitivas. Los servicios freelance en Fiverr, la plataforma dedicada a servicios freelance, pueden ser una forma ideal para las empresas de contratar a profesionales de esta área.

Este método se basa en el acuerdo entre las dos partes y la colaboración temporal en un proyecto común, sin necesidad de contar con personal especializado en nómina. Luego, pueden decidir probar incluso con otro profesional distinto. Es una forma de trabajo que puede beneficiar a las empresas que quieren experimentar en este entorno digital sin arriesgarse mucho.

Personalización y atención al cliente

El cliente busca que la empresa se adapte a él y que resuelva sus dudas. Evidentemente al visitar una web, es fácil tener alguna que otra pregunta respecto al servicio o el producto promocionado. Las empresas cuentan hoy en día con herramientas automatizadas que ahorran trabajo humano y ayudan a personalizar la experiencia de usuario en la red.
Los chatbots o pop-ups son técnicas de comunicación con el usuario en las que a medida que un usuario navega por la web, diferentes pestañas saltan para comunicarse con él.

Así, el usuario que pasa mucho tiempo perdido en la página puede recibir ayuda y elegir entre preguntas y respuestas frecuentes o escribir una duda personalizada. Estos sistemas automáticos a medida incorporan machine learning, es decir, procesos de aprendizaje continuos.

Como se ha dicho antes, todos estos servicios se pueden conseguir de forma sencilla gracias a profesionales independientes que pueden establecer estrategias o proyectos temporales. Así, muchas empresas pueden empezar a adentrarse en el marketing local y digital de forma sencilla y sin un gran coste. Un proyecto de penetración inicial puede ser la clave para dar a conocer un nuevo negocio o dar más vida a uno consolidado.

Imágenes cedidas: StartupStockPhotos en Pixabay