mujeres sector turistico hoteles turismo

La pandemia ha desencadenado una recesión económica mundial masiva, con un crecimiento mundial proyectado en –4,9% para 2020. La mayoría de las mujeres trabajan en los cuatro sectores más afectados por esta crisis y que, además, muchas veces no son compatibles con el teletrabajo: alojamiento y servicios, actividades administrativas, manufactura y comercio mayorista/minorista.

Además, las mujeres constituyen el 70% del personal sanitario mundial y han estado en primera línea de respuesta. Asimismo, las mujeres aportan el 37% del PIB mundial. Así se ha confirmado en la ponencia: ¿Qué contribución realizan las mujeres para impulsar la recuperación económica después del COVID-19? en Euromena Show organizado por la Fundación Friedrich Naumann por la Libertad, junto con la Casa Árabe.

Y es que a pesar de que el papel de la mujer ante el COVID ha sido fundamental, su trabajo sigue sin valorarse, muchas veces por cuestiones culturales o de acercamiento. Durante este evento, varias fundadoras y directoras ejecutivas de distintos países de la zona Eromena han compartido sus historias de resiliencia y han señalado una serie de recomendaciones para fomentar la recuperación económica.

Es importante que el modelo de las mujeres ejecutivas esté más cerca de mujeres y niñas, mostrando que son capaces de liderar grandes empresas y que pueden llegar donde quieran. A día de hoy, el papel de la mujer en los negocios sigue sin estar tan cercano a las jóvenes. ¿Cómo le damos la vuelta?

Emprendimiento y tecnología, los aliados para la igualdad

Eva Díaz, mujer trans y alta ejecutiva en Shaping New Humans y Appogeo Digital, ha enfatizado durante la jornada que hay que acercar la tecnología a las mujeres, al ser un factor de emprendimiento a día de hoy y de futuro fundamental.

“Se sabe que las mujeres emprendedoras en este sector aún representan un número muy bajo, no solo en España, sino también en Europa. Y para asegurarse que accedan a mayores niveles económicos y tengan más libertad es necesario acercarlas a la tecnología”, señala Díaz.

En general, ha opinado que las mujeres tienen más problemas para acceder a un empleo. Por eso, el emprendimiento es clave. No obstante ha incidido en qué dos sectores van a mejorar pronto: el de la sanidad y las actividades relacionadas con el entretenimiento y las TIC, donde las mujeres, asegura, no han estado muy representadas.

Magatte Wade, directora ejecutiva de SkinIsSkin.com, del Centro Atlas Network para la prosperidad africana y nombrada como una de las 20 jóvenes influyentes de África por Forbes, ha resaltado el poder de los negocios para tratar problemas sociales importantes. “Las emprendedoras necesitan acceso a derechos de la propiedad claros y transferibles. Queremos que los hombres entiendan que las mujeres no son enemigas”, añade.

Empoderamiento económico de las mujeres

Por su parte, Sana Afouaiz, fundadora y directora de Womenpreneur Initiative, ha opinado que “el empoderamiento económico es la fórmula adecuada para comenzar el emprendimiento, la tecnología y el ecosistema como herramientas para que sea independiente a nivel financiero y, después, cambiar las mentalidades sociales”. Y ha recordado que “las mujeres representan actualmente el porcentaje más bajo de empleo de todo el mundo. De hecho, tenemos el mayor porcentaje, de falta de acceso a la propiedad de los negocios con lo que hablamos de un futuro frágil”.

No obstante, se ha recalcado que “el futuro de la economía en general se ha visto cambiado por la pandemia. Es el momento de aprovechar las oportunidades que nos da la COVID. Hay que ver las industrias que representan el futuro y la tecnología es la base del mañana. Si vemos los sectores más interesantes tenemos la realidad virtual, la inteligencia artificial, ciencia de datos, y ya no necesitamos una gran oficina con 3.000 compañeros, sino que teletrabajando podemos crear nuestras propias oportunidades. El futuro empieza hoy”.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com