Ibiza Airbnb baleares

Los hoteleros de Baleares se muestran optimistas por el ritmo de vacunación y por el pasaporte COVID de la Unión Europea. Pero necesitan poner en valor el destino, de ahí que estén diseñando ya estrategias para atraer a turistas de otros destinos competidores de sol y playa.

Estas son las principales conclusiones de un debate en el que participaron Ramón Hernández de Bluebay, Marc Rahola de OD Hotels, Silvia Álvarez de PlayaSol Ibiza Hotels, José Guillermo Díaz Montañés de ARTIEM, Carlos González de Meliá Hotels y Antonio Tejeiro de Bahía Príncipe Hotels & Resorts. Este Gran Debate Hotelero, organizado por el Grupo Vía, se ha celebrado en el Hotel Meliá Palma Marina.

En la jornada, moderada por Carlos Díez de la Lastra, director general de Les Roches Marbella se analizaron algunas de las estrategias clave para la recuperación de la actividad turística. Todos han querido mostrar su optimismo y han coincidido en la importancia de recuperar la confianza y asentar las fortalezas del destino.

Existen indicios y datos evidentes de recuperación

Tras el pesimismo que se ha respirado en el sector turístico durante el pasado año, todos los analistas de la mesa del debate han coincidido en que existen indicios y datos evidentes de recuperación. El debate ha estado marcado por un criterio uniforme en cuanto al paso hacia adelante que ha dado el sector.

En general, todos los líderes hoteleros afirman que la clave de la recuperación está en la vacunación y apuestan por el pasaporte COVID de la Unión Europea como solución para acelerar el proceso de vuelta a la normalidad.

“Hemos atravesado un periodo complicado, pero ya se ha iniciado un nuevo proceso, y no hay marcha atrás. Nosotros vamos a abrir los hoteles. Nuestro objetivo no es tener beneficios empresariales, sino recuperar la confianza”, comentaba Ramón Hernández, CEO de Bluebay.

Los ponentes también han reflexionado sobre la desesperada situación vivida respecto a los movimientos de inversiones en los hoteles y el mensaje ha sido muy claro: “El sector ha tenido una resiliencia muy fuerte, mayor de la esperada. En lugar de comprarse a la baja, el mercado ha estado muy estático y ha comenzado a moverse ahora, pero a precios de 2019.

Por tanto, a partir de este momento se prevé bastante movimiento de compras de hoteles e incorporación de nuevos proyectos”, comentaba Carlos Díez de la Lastra.

debate hotelero mallorca

Sobre la polarización entre el sector premium y estándar

Todos los hoteleros estaban de acuerdo con Carlos Díez de la Lastra en que la crisis ha demostrado una mejor resistencia y mayor rapidez de recuperación del sector premium, el cual ha sobrevivido mucho mejor que el resto a la difícil situación vivida.

Esto, han señalado, no quiere decir que desaparezca el sector medio, sino que hay un movimiento hacia los extremos que son los que están más protegidos en situaciones de crisis y sobre todo, hacia el segmento premium que seguirá siendo una apuesta por su capacidad para subsistir.

La guerra por el talento

Los hoteleros han mostrado su preocupación en torno a la recuperación del talento humano. Pese a los esfuerzos de los hoteleros durante esta crisis por realizar labores de cultura, cuidados y coaching en sus equipos, todos han coincidido en afirmar que aún van a existir problemas para retomar la actividad del personal.

Los motivos: la incertidumbre y la complejidad de abrir los hoteles cuando todavía no está asegurada la ocupación máxima, el desgaste emocional en sus plantillas y la pérdida de parte del talento que no ha podido aguantar la situación y ha abandonado el sector.

“Si ya había dificultades por reclutar talento bien preparado antes del covid, todo esto hace que se abra ahora un periodo de auténtica guerra por el talento entre las cadenas hoteleras”, ha afirmado Díez de la Lastra. A lo que ha añadido “la gente que esté formada y cualificada va a encontrar una gran oportunidad en este contexto en el que el sector Premium sale reforzado y hay mucho capital en el mercado que quiere invertir en hoteles.

Apuesta por turistas de otros países

En el encuentro también se ha hablado de los principales destinos competidores y de la preocupación de los hoteleros por conseguir la luz verde del mercado británico.

Por consiguiente, los líderes hoteleros han expresado su optimismo compensando esta pérdida de turistas ingleses que deciden ir a otros países sin estas restricciones con otros destinos competidores directos de sol y playa del norte de África y Este de Europa que ahora tienen una recuperación más lenta.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com

3 COMENTARIOS