viajes de negocios

Las empresas turísticas se están quedando sin tiempo si no quieren evitar el colapso. Esta es la principal conclusión del webinar “A sustainable future for European Travel” llevado a cabo por Sojern la pasada semana y en el que participaron Eduardo Santander, CEO de European Travel Commission (ETC) y Alessandra Priante, directora europea de la OMT.

Celine Chaussegros, directora general de Sojern Europa, fue la encargada de moderar este debate donde se profundizó en la compleja situación que vive el sector. Presupuestos limitados, bloqueos regionales e internacionales, cambios en el comportamiento del cliente… Muchos son los retos a los que se enfrenta el sector hotelero en 2021.

No cabe duda de que se empieza a ver la luz al final del túnel, pero ¿qué deben hacer los destinos para impulsar y mantener la demanda futura de forma efectiva?

Cuando parecía que se empezaba a recuperar la confianza en los viajes, la segunda ola de la COVID-19 dilapidó todo de nuevo y dejó muy dañados a hoteles y destinos. Sin embargo, en estos últimos meses se ha optado por seguir con una clara estrategia de marketing, mucho más que en la primera ola donde los hoteles se vieron obligados a cerrar. “Con tantas incertidumbres y restricciones, es normal que la confianza de los viajeros se vea mermada”, explica Chaussegros.

futuro-de-los-viajes

“Viajar es seguro”

Aun con todo, los datos de Sojern demuestran que el entusiasmo por viajar aumenta cada vez que hay noticias positivas sobre la aprobación de la vacuna. Por su parte, Eduardo Santander remarcó que, si bien la situación está peor que todo lo imaginable en 2020, “viajar es seguro, aunque el problema radica en los comportamientos individuales de las personas que viajan”.

En su opinión, “lo más importante es trabajar para que los viajes vuelvan, no en predecir qué va a ocurrir, porque eso no lo sabemos. Nuestro papel ahora no es predecir el futuro, sino moldearlo. Ahora nos toca actuar y prepararnos para volver a un cierto grado de normalidad”.

Además, Santander señaló que aunque es probable que los viajes no se recuperen de forma acelerada, sí que crecerán en cuanto las incertidumbres desaparezcan. “Las personas se arriesgan no durante el viaje, sino cuando llegan al destino y tienen comportamientos que no tendrían en casa”, recalca.

Aun con todo, para el CEO de ETC, la temporada de invierno y la Semana Santa están perdidas. “No veremos un cambio importante en la tendencia antes del verano”.

“El sector travel debe actuar de forma conjunta”

Por su parte, Alessandra Priante asegura que el hecho de culpar a los viajes como propagadores del virus ha obligado a los gobiernos a poner más restricciones en torno a ellos. “A pesar de las noticias positivas del lanzamiento de la vacuna, el sector travel tiene que analizar su situación y trabajar de forma conjunta para encontrar soluciones comunes”, explica.

En su opinión, “el sector nunca había estado tan unido, pero no podemos pensar que esto es todo. Tenemos que seguir unidos, aportando soluciones prácticas y pragmáticas para poder recuperar la normalidad cuanto antes”. En caso contrario, vaticina, “no nos preocuparemos de las reservas, sino de la tasa de mortalidad de las empresas, pues será enorme”.

Puedes ver aquí el debate completo.

Imágenes cedidas: Studio 72/Shutterstock