Generación Z voluntariado viajar
Photo by Simon Maage on Unsplash

Continuando con su análisis del impacto del COVID-19 en el sector, Braintrust ha realizado una nueva oleada de su Barómetro Turístico que desvela los principales motivos por los que los españoles han decidido no viajar este año, y analiza los diferentes destinos que elegirían en caso de que decidieran viajar en 2020.

Impacto en la intención de viajar de los españoles tras la crisis del COVID-19

La incertidumbre y el pesimismo generalizado que se observa en la población a raíz de la crisis del COVID-19, donde casi la mitad de los españoles ha visto su situación económica empeorada (46%) y el 30% piensa que la situación económica va a empeorar en los próximos meses, ha impactado en la intención de viajar durante las vacaciones de 2020.

Como indica el anterior análisis realizado por Braintrust, el 69% de los residentes no tiene una intención clara de viajar por motivos de ocio en los próximos 6 meses, con un 45% que se muestra indeciso y un 24%, pesimista (aseguran que no viajarán).

Intención de viaje en 2020

motivos para no viajar
Elaboración BRAINTRUST a partir de datos Barómetro Turístico 2020

En un análisis más detallado por generaciones, se observa una mayor indecisión a la hora de viajar (47,7%) entre los más mayores, los Baby Boomers (más de 56 años), y un mayor pesimismo entre los pertenecientes a la generación X (26,6%) (entre 40 y 55 años).

Motivos para no viajar en 2020

Frente a estas dramáticas cifras para el sector del turismo, Braintrust ha ahondado en los motivos que generan indecisión o elección de no viajar entre los españoles. La principal conclusión que presenta este análisis es que existen claras diferencias entre ambos grupos.

Para los indecisos, la causa principal está relacionada con el factor sanitario, destacando motivos como la incertidumbre (49,7%), el riesgo de contagio (47,8%) y la situación sanitaria (46,2%), mientras que para los que aseguran que no viajarán, aunque el aspecto sanitario está también presente, los motivos más mencionados se relacionan con el aspecto económico, como por ejemplo; la situación económica personal (49,9%) y la intención de ahorrar (15,3%).

Motivos por los que no quieren viajar en 2020 los residentes en España

motivos por los que no viajan residentes
Elaboración BRAINTRUST a partir de datos Barómetro Turístico 2020

Qué tendría que suceder para que se animaran a viajar

Si la situación sanitaria y económica determina la intención de no viajar entre los indecisos y los pesimistas, también son, lógicamente, los aspectos que determinan las condiciones que deberían darse para que estos decidieran realizar algún viaje durante el 2020.

Entre los indecisos, el aspecto sanitario continúa siendo clave en cuanto a su decisión de viajar: más seguridad sanitaria (53,8%), menos restricciones de movimientos (26,8%), mayor comodidad (sin horarios y sin colas) (22,1%), son las condiciones óptimas que se deberían dar para que se animasen a viajar. Sin embargo, para los que aseguran que no viajarán, siguen destacando aspectos relacionados con el factor económico: precios más bajos (35,4%) o financiación sin coste (5,7%).

“Aunque a priori la incertidumbre sanitaria pueda ser considerada el elemento clave para no viajar, nuestros modelos reflejan que el impacto económico de la pandemia va a tener un peso superior en la reducción del mercado. El análisis de la intención de viajar en función de los ingresos del hogar, del nivel de aversión al riesgo y otras variables así nos lo indican”, señala José Manuel Brell, co-director del Barómetro Turístico Braintrust y Socio responsable de estudios y modelos cuantitativos.

Tipos de viajeros que podrían cambiar de opinión y destinos que elegirían

Otra de las conclusiones a la que llega Braintrust a raíz de su último Barómetro Turístico, es que una mejora de la situación económica y sanitaria podría llegar a convencer a una gran parte de los viajeros indecisos y a algunos de los pesimistas.

Intención de viajar si mejora la situación actual

intención de viajar
Elaboración BRAINTRUST a partir de datos Barómetro Turístico 2020

Entre el 37% de viajeros indecisos, el perfil óptimo al que podría convencerse para viajar si la situación es propicia serían los menores de 30 años, los residentes en Castilla y León, Madrid o Cataluña y con nivel de ingresos familiares media alto (entre 40 y 50 mil €/año).

Sin embargo, el perfil de ese 7% de pesimistas “recuperables” para viajar si las cosas mejoran es bien distinto: de 40 a 55 años, con mayor presencia de madrileños y vascos e ingresos algo inferiores.

En caso de darse una mejora económica y sanitaria, también existen diferencias en cuanto a la elección de un tipo de destino vacacional. Los indecisos optarían principalmente por un destino nacional (83,3%), de tipo sol y playa (51,4%), siendo las comunidades más elegidas Andalucía, Valencia, Galicia, Asturias, Canarias y Baleares, que se verían especialmente beneficiadas si los indecisos se animasen a viajar este año.

Sin embargo, los pesimistas en caso de una mejora en su situación económica, elegirían destinos de tipo rural/naturaleza (62,7%).

Tipos de destino si mejora la situación

tipos de destino
Elaboración BRAINTRUST a partir de datos Barómetro Turístico 2020

En un análisis más profundo por generaciones, los viajeros de las generaciones Z y Early Millennials (menos de 30 años) (58,1%) muestran una mayor preferencia por destinos de tipo sol y playa, mientras que los Late Millennials (entre 31 y 39 años) (59,0%) se decantarían por destinos de tipo naturaleza/rural.

Los motivos por los que los indecisos elegirán estos destinos y no otros son principalmente por su entorno natural (34,3%), porque pueden ir en su propio coche (32,2%) y por ser un destino habitual que ya conocen (29,3%).

Qué puede hacer el sector

Conforme a lo visto anteriormente, parece claro que “no está todo perdido” y hay oportunidad de movilizar a una buena parte del turismo residente. ¿Cómo? Pues básicamente ofreciendo aquello que se busca actualmente, es decir, la menor incertidumbre posible, pocas aglomeraciones, seguridad, comodidad, etc. Y lo que es más importante, comunicando de manera segmentada, teniendo claro quién es el target y a qué estímulos pueden responder.

En definitiva, como señala Ángel García Butragueño, codirector de Brantrust, este año “los destinos van a tener que transformarse y adaptar su propuesta de valor a los requerimientos de los nuevos viajeros”. Además, “teniendo en cuenta el gran volumen de indecisos que hay, una buena estrategia puede ser clave para ganar cuota en el panorama ultra competitivo y reducido que prevemos”, concluye.