ideas innovación cambios tecnología

Ha llegado el momento tan esperado y que tantas dudas ha suscitado entre todo el sector turístico, y sobre todo, entre todas aquellas personas que estábamos deseando poder pensar en nuestras vacaciones y que queríamos saber cómo iban a ser.

Y, como podemos ver, en esta nueva época poscoronavirus en el sector hotelero no es tan diferente a otras actividades. Lo esencial para la reducción de riesgos higiénico-sanitarios frente al COVID-19 se centra en tres puntos clave: mantener la distancia de seguridad entre personas, una higiene aún más rigurosa y frecuente, y sobre todo, mucho sentido común.

Checklist de reapertura

La pandemia ha hecho que los hoteles, y en general el sector turístico, tengan que trabajar unidos para conseguir crear la confianza y la seguridad de los clientes y de los trabajadores.

Siendo esta la única fórmula con la que hemos podido y podremos retomar la actividad de forma completa y así reactivar el sector, y con la idea de hacer más sencilla esta reapertura para los hoteleros, desde ITH y CEHAT hemos realizado una checklist, incluyendo las diferentes fases de desescalada para los alojamientos turísticos, en base a las órdenes ministeriales SND/458/2020, de 30 de mayo, SND/414/2020 de 16 de mayo y SND/399/2020 del 9 de mayo del 2020 del Ministerio de Sanidad; a la guía “Medidas para la reducción del contagio por el coronavirus SARS CoV-2”, publicada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y elaborada por el ICTE a petición de la Secretaría de Estado de Turismo; y la elaborada por HOSBEC “Guía HOSBEC para la reapertura post Covid-19 en alojamientos turísticos”.

Esta checklist sirve, por lo tanto, de recapitulación de la guía que engloba las medidas que se deben llevar a cabo para disminuir los riesgos higiénicos y sanitarios frente al COVID-19, aportando la máxima seguridad y garantías en clientes y trabajadores.

Desde ITH creemos que tanto la tecnología como la innovación están siendo y van a ser fundamentales en la reapertura de los establecimientos turísticos; está claro que los huéspedes así lo están solicitando, por una cuestión de salud, en el corto plazo, y después, en un segundo momento nos permitirá ver qué tecnologías se van a quedar para el medio y largo plazo y en qué puntos volveremos a valorar el toque humano.

El factor humano, indispensable

En ITH tenemos muy presente que el factor humano es indispensable en nuestro sector, ya que consigue crear un valor diferencial; por ello, sabemos que en cuanto se pueda sanitariamente, cuando exista una vacuna, volverá a ser un imprescindible. Podemos crear un recuerdo en nuestros clientes y facilitar la vuelta a la actividad hotelera gracias a las últimas innovaciones tecnológicas, pero en este sector no podemos olvidar que el centro son las personas.

La ventaja con la que cuentan los empresarios hoteleros del mercado español es la de ser líderes en competitividad turística y que se adaptan rápidamente a las necesidades del momento.

Techyhotel Project

Para poder observar cuál es el grado de implantación de la tecnología en el sector hotelero español y cuáles son las tendencias en cuanto a las tecnologías que despiertan más interés y también cuáles ayudan más a la industria, desde ITH trabajamos en el estudio “Techyhotel Project”. De este estudio, creemos que lo relevante es cruzar las soluciones que disponemos en cada momento a nivel tecnológico, las necesidades reales, y la aplicación de esta tecnología y la valoración que hace de ella el cliente.

En estas últimas semanas, con los cambios que estamos sufriendo, que nos obligan a replantear todo lo que hacíamos hasta ahora, a lo que debemos estar más atentos, es ver cómo se está imponiendo que ciertas tecnologías se adapten de forma más rápida a estas nuevas necesidades. Predominan, sobre todo, aquellas que están relacionadas con procesos que conllevan alguna posibilidad de contacto. Tecnologías contactless.

Entre las nuevas medidas que incorporan muchos hoteles destacan el check-in online y la eliminación de objetos decorativos que no son necesarios en las habitaciones, así como la digitalización de elementos informativos. También el uso materiales desechables, bufés asistidos sin contacto y mucho control del aforo o de colas en espacios compartidos, por ejemplo.

Una vez más, la tecnología y la innovación nos ayudan en este panorama y nos facilitan el poder llevar a cabo gran cantidad de tareas, pero siempre debemos valorar qué tecnologías son adecuadas para cada caso y establecimiento, si nos quita trabajo que no aporte valor añadido y cuáles son valoradas por los huéspedes. En estos momentos, debemos tener en cuenta todo aquello que nos ayude a poder realizar nuestra actividad de la forma más segura. Al fin y al cabo, lo más importante somos las personas.

Imágenes cedidas: Johannes Plenio on Unsplash