hoteles sostenibilidad

CWT, la plataforma de gestión de viajes B2B4E, y GBTA ha publicado recientemente el estudio ‘The Big Idea: How Can We Make Business Travel More Sustainable?’. Las conclusiones del informe proceden de una sesión que tuvo lugar durante la conferencia de GBTA del pasado año celebrada en Múnich.

En ella, profesionales de la industria pertenecientes a empresas de gestión de viajes, hoteles, aerolíneas, compañías de alquiler de coches, empresas de servicios auxiliares y responsables de compras de viajes de toda Europa abordaron el tema de la sostenibilidad.

Al preguntarles por su nivel de confianza en la capacidad de la industria para hacer más sostenible el futuro de los viajes de negocios, el 65% de los delegados se mostró confiado o muy confiado. El porcentaje creció hasta alcanzar el 71% cuando se les preguntó acerca de la voluntad de la industria.

Impulsores del cambio, oportunidades y limitaciones

Cuatro altos directivos de diferentes segmentos de la industria de viajes -incluyendo directores y vicepresidentes de CWT, Oakwood Worldwide, The LEGO Group y United Airlines- formaron parte del panel que dirigió el debate.

Durante el acto, los asistentes fueron interrogados sobre cuáles eran, en su opinión, los principales impulsores del cambio, las oportunidades clave para mejorar la sostenibilidad, las limitaciones que impedían su aplicación y el papel que desempeñaban los viajeros, los compradores, las TMCs (Travel Management Companies), las aerolíneas y los proveedores de alojamiento para poner sus ideas en práctica.

Impulsores

La creciente conciencia social, de forma especial entre los millennials y centennials, está ejerciendo presión sobre las empresas. Los empleados viajeros exigen un programa de viajes más sostenible.

Las organizaciones tendrán que actuar si quieren mantener su reputación. Los proveedores, por su parte, también tendrán que adaptar su oferta si quieren seguir siendo relevantes para unos viajeros que optan por reservar con proveedores más respetuosos con el medio ambiente.

Oportunidades

El cambio de mentalidad abrirá la puerta a alternativas más ecológicas -biocombustible, mejor reciclado en los aeropuertos, mejor reducción de los desechos, erradicación de los plásticos de un solo uso, menos vuelos vacíos, modernización de las flotas de aviones, productos de limpieza más ecológicos- que, en última instancia, conducirán a una reducción de las emisiones de carbono.

Al adoptar un enfoque proactivo, y mediante la combinación de la última tecnología y la analítica de datos, las TMCs pueden desempeñar un papel clave para que los viajes de negocios sean más sostenibles.

Pueden hacer que las empresas diseñen un programa de viajes más ecológico ayudándoles a elegir los mejores proveedores, brindándoles informes que midan la huella de carbono de sus viajes y asistiéndoles en la elaboración de políticas de viajes en torno a sistemas de juego y recompensas que premien a los empleados más concienciados.

Limitaciones

La apatía de los empleadores y la percepción de una falta de opciones alternativas fueron dos de las limitaciones identificadas. También el coste de ofrecer opciones aéreas y de alojamiento más sostenibles y la ausencia de informes y mediciones.

La presión de los viajeros terminará traduciéndose en una acción positiva. Se necesitarán avances tecnológicos para ayudar a resolver las cuestiones medioambientales más complejas, como la experiencia de alojamiento de los huéspedes y las emisiones de la industria aérea”, señala Scott Solombrino, director de operaciones y director ejecutivo de GBTA.

“Aun así, existen muchas oportunidades para trabajar con las cadenas de suministro que ya aplican prácticas sostenibles y hacen un seguimiento de las mismas”, añade. “Como industria, necesitamos trabajar juntos para encontrar soluciones que ayuden a los viajeros corporativos a tomar las decisiones correctas cuando viajan por negocios”, concluye.

Imágenes cedidas: Shutterestock.com