Edificación sostenible 2
Imagen: unsplash.com

La Cumbre del Clima celebrada en Madrid el pasado año puso de manifiesto la importancia de la edificación en la transición energética. Poniendo especial relevancia en la rehabilitación de edificios y un correcto aislamiento como factores clave en el logro de una mayor eficiencia energética en entornos urbanos más sostenibles.
Entre las principales conclusiones de la cumbre, los participantes destacaron el papel de la edificación como elemento clave para combatir el cambio climático. Entre las entidades participantes, empresas del sector como Rockwoll Peninsular, especialista en la fabricación de aislamiento a base de lana de roca, defienden cinco argumentos para entender la necesidad de replantear la forma para lograr la transición energética:

Un sector poco eficiente

La edificación, uno de los sectores que más emisiones genera. La mayor parte del parque residencial español se ha quedado obsoleto y no se ajusta a los estándares de eficiencia energética. Esto provoca que los edificios sean los responsables del 40% de las emisiones de CO2, y una corriente regulatoria para fomentar que las nuevas construcciones sean más eficientes.
Así, en 2002, la UE definió la figura de los edificios nZEB (Nearly Zero Energy Buildings), conocidos como Edificios de Energía Casi Nula, un buen ejemplo de construcciones energéticamente eficientes. Además, disponen de energía renovable. Los edificios del futuro deberán diseñarse teniendo en cuenta factores como la orientación, el viento o la humedad, el tipo de envolvente, el tamaño y la modalidad de ventanas, entre otros.
Falta de una estrategia nacional. Haciendo referencia al papel de la edificación para mejorar la eficiencia energética, en la Cumbre del Clima se destacó también la falta de una estrategia nacional ambiciosa y clara que alinee todos los actores y coordine las acciones a llevar a cabo.

Rehabilitación

Edificación energética
La mayor parte del parque residencial español se ha quedado obsoleto y no se ajusta a los estándares de eficiencia energética, lo que provoca que los edificios sean los responsables del 40% de las emisiones de CO2.

La solución pasa por la rehabilitación. Es imprescindible para poder cumplir con los objetivos de ahorro energético marcados por la UE. En este sentido, se calcula que la rehabilitación de los edificios españoles anteriores a 1980 podría reducir hasta un 80% la demanda energética.
En este aspecto, se ha presentado el Pasaporte Energético al Ministerio para la Transición Ecológica y al de Fomento. Se trata de una medida innovadora que incentiva la rehabilitación de los inmuebles españoles, por ejemplo, viviendas, para que sean eficientes y así se descarbonicen. Esta propuesta está impulsada por la Fundación La Casa que Ahorra, una institución que pretende sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de la eficiencia energética en la edificación.
El aislamiento, opción rentable frente al cambio climático. Según la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA), aislar correctamente los edificios, en techos y fachadas, es la opción más rentable para hacer frente al cambio climático. Permite mantener su temperatura interior y reducir la demanda energética hasta en un 90%, lo que se traduce en un ahorro en la factura eléctrica. En este sentido, la lana de roca es una de las soluciones más eficientes para ahorrar energía, reducir gases de efecto invernadero y la contaminación del aire.

Conciencia ciudadana

Conciencia ciudadana como motor del cambio. Cada vez hay más conciencia ciudadana en cuanto al cambio climático, gracias, en buena parte, a actores sociales como Greta Thunberg, que lo han puesto en el centro del debate público. Aun así, otra de las conclusiones que dejó en España la Cumbre del Clima es que la sociedad todavía necesita más herramientas e información para ser consciente de los beneficios hacia la transición energética. Las personas deben saber cómo les favorece apostar por la edificación sostenible y la rehabilitación.

1 COMENTARIO