fbpx
InicioProtagonistas"La sostenibilidad es parte de nuestra forma de ser, algo espontáneo y...

«La sostenibilidad es parte de nuestra forma de ser, algo espontáneo y natural»

David Val Palao
Director de TecnoHotel. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense, ha trabajado durante más de 10 años en el sector educativo y cultural. Desde 2017, escribe y coordina TecnoHotel. Ha pasado por los cargos de redactor y redactor jefe hasta que fue nombrado director en septiembre de 2023. Síguelo en Linkedin.

LoungeChats dialoga hoy con Natalia Pérez, una visionaria en el mundo de la hospitalidad y cofundadora junto a su hermana Diana del Hotel Aire de Bardenas, en Tudela (Navarra). Ubicado en un entorno único, este hotel no es un establecimiento convencional; se distingue por su integración armoniosa en el paisaje del desierto de Bardenas, el más grande de Europa.

En esta entrevista, Natalia nos desvela los orígenes de este proyecto audaz, la filosofía que impulsa su enfoque en la sostenibilidad y la innovación, y cómo su equipo ha superado los desafíos inherentes a crear un oasis de lujo en medio del desierto. Acompáñanos en este fascinante recorrido por la historia y las particularidades de un hotel que redefine la experiencia de la estancia en un entorno natural.

aire de bardenas

―Con tu formación en economía y experiencia corporativa, ¿cómo surgió la idea de este hotel?

―La idea nació al decidir ser madre, quería hacer algo diferente. Mi hermana y yo siempre tuvimos el deseo de emprender, y el hotel surgió de forma inesperada, combinando nuestras pasiones por la hospitalidad y el diseño.

―¿Por qué elegisteis ese lugar específico?

―Elegimos el lugar porque es donde vivimos. Queríamos algo cercano, centrándonos en el servicio y la comodidad más que en la diferenciación. Aun así, queríamos hacer algo diferente, pero sobre todo, que la gente se sintiera cómoda.

―¿Cómo vivisteis lo de adentraros en el sector hotelero sin experiencia?

―Fue un desafío, especialmente porque no teníamos conocimiento previo en hostelería. Aprendimos sobre la marcha, enfrentando dificultades, pero con el objetivo de seguir adelante.

aire de bardenas

Un hotel muy premiado

―¿Qué reacción tuvieron los arquitectos con vuestro proyecto y cómo respondisteis a los premios recibidos?

―Los arquitectos se involucraron personalmente en el proyecto, que tomó entre cuatro y cinco años. Venían a visitar las Bardenas, se alojaban en nuestra casa de campo, que también es de módulos prefabricados de chapa. La teníamos en medio del campo para ir con los niños y queríamos transmitir ese ambiente al hotel.

Para ellos, levantar un hotel de cuatro estrellas con módulos de chapa en medio de un campo de trigo fue todo un reto. Y la respuesta a los premios fue abrumadora y superó nuestras expectativas. Nos sorprendió el reconocimiento internacional. Por suerte, empezamos a salir en todos los sitios y eso nos ayudó mucho a crecer. Habíamos levantado el hotel de nuestros sueños, moderno a la par que acogedor y en plena naturaleza.

―¿Consideráis a Aire de Bardenas como glamping o más como un hotel convencional?

―No nos definimos estrictamente como glamping ni como hotel; somos una mezcla de ambos. Las burbujas de la base lunar podrían ser consideradas como glamping, mientras que el hotel ofrece una experiencia más convencional, aunque no me guste esa palabra.

―De hecho, primero llegaron los cubos y después las burbujas…

―Sí, las burbujas llegaron en 2015 a raíz de un evento en el que necesitábamos duplicar la capacidad del hotel porque venían muchos periodistas. Colocamos 22 burbujas y gustaron tanto que decidimos mantener unas pocas.

aire de bardenas

Sorprender con lo auténtico

―¿Qué encuentran los huéspedes en Aire de Bardenas? ¿Qué es lo que más despierta el efecto wow?

―Pues, sinceramente, los huéspedes se encuentran con un paisaje austero que baja sus expectativas. El acceso es a través de la Cañada Real, que no podemos asfaltar ni tocar, algo que nos gusta. Pero al entrar se sorprenden por la calidez y el confort. Sin duda, destaca por las vistas, la conexión con la naturaleza, el amanecer o la posibilidad de disfrutar de las estrellas sin contaminación lumínica. Cosas sencillas, que hemos disfrutado de niños, pero que ahora nos pillan cada vez más lejos.

―¿Cómo manejáis los retos del calor y la ubicación en el desierto con un hotel de chapa?

―A pesar de estar en el desierto, las habitaciones están muy bien aisladas y climatizadas, lo que garantiza el descanso de los huéspedes.

aire de bardenas

―Aun así, me surge una duda, ¿cómo lograsteis dotar de servicios básicos al Aire de Bardenas en pleno desierto?

―Fue un proceso lleno de desafíos, con mucha paciencia y perseverancia. Tuvimos que afrontar muchos obstáculos burocráticos y logísticos para llevar servicios como el agua y la luz. En este país no es nada fácil emprender, aunque vayas a generar puestos de trabajo; nos costó muchísimo conseguir todas las licencias.

―¿Qué tipo de viajeros os visitan?

―Tenemos una mezcla de clientes nacionales y extranjeros, principalmente franceses. También vienen muchos arquitectos que quieren conocer el proyecto.

―Intuyo que las redes sociales también jugarán un papel clave en esta captación…

―Supongo que sí, pero lo de las redes es algo más actual. Llevamos 16 años y cuando abrimos no existían. Poco a poco fue creciendo la estrategia en redes, principalmente en Instagram y cada vez gana más seguidores. También hacemos seguimiento de lo que nos comentan; desde el inicio hemos tenido muy en cuenta la opinión de los cliente, por eso cualquier comunicación con ellos es bienvenida con mucho interés.

―Uno de los problemas que vive el sector es el de la captación y retención de talento. ¿Cómo lo vivís aquí?

―El manejo del talento es complicado, cada vez más. Ahora mismo somos unas 30 personas en plantilla. Hay momentos de mucha estabilidad y otros en los que quizá no aciertes. Pero algo que sí notamos es que gente que deja de trabajar con nosotros por diversas circunstancias, al cabo de un tiempo nos pide volver. Es algo que nos alegra mucho. También depende de las temporadas; en temporada baja especialmente, pues el hotel se concibe de forma muy vacacional, aunque es verdad que también organizamos eventos, que nos vienen muy bien sobre todo entre semana y fuera de verano o Navidad, que son nuestras temporadas más altas.

aire de bardenas

Local y sostenible

―Además de organizar eventos, tenéis restaurante propio y gestionáis también actividades diversas…

―Tenemos un restaurante con vistas al huerto. Estamos a poca distancia del río Ebro, por lo que aunque estemos en pleno desierto, hay zona de huertas. Tenemos una verdura riquísima y de temporada, por lo que la carta del restaurante va cambiando. Sin duda, otro atractivo para el huésped es ver al cocinero salir a por cogollos o tomates.

Por otro lado, entre las actividades está la de ir a recoger osas al huerto cuando lo deseen o disfrutar de la puesta de sol, que también la potenciamos. Aparte de eso, organizamos visitas al desierto de las Bardenas u ofrecemos relajantes masajes en el hotel. Además de todas las actividades que han crecido a nuestro alrededor como paseos en bicicleta, rutas a caballo o en 4×4.

aire de bardenas

―¿Cómo enfocáis la sostenibilidad en Aire de Bardenas?

―La sostenibilidad es parte de nuestra forma de ser, algo espontáneo y natural. Vivimos en un entorno que nos ha enseñado a ser sostenibles, reflejado en nuestro huerto y en prácticas como el uso de placas solares o la recogida de agua de lluvia para regar. Pero hay más, como la propia integración en el paisaje con una arquitectura sin cimentación. Si algún día nos queremos ir, lo haremos sin haber dejado huella. Además, toda la gastronomía es de kilómetro cero y comemos lo que nos da la zona y la temporada. Y tenemos contenedores orgánicos para tirar todos los derechos.

―En el futuro, ¿os veis exportando el modelo?

―Pues llevamos muchos años con ello en la cabeza. Lo que más nos gusta es crear, inventar cosas nuevas. Pero no es fácil encontrar el sitio ni conseguir los permisos necesarios, aunque estamos dispuestos a ello.

aire de bardenas

La tecnología en el Aire de Bardenas

―¿Qué papel juega la tecnología en vuestro hotel y cómo veis el futuro?

―La tecnología es fundamental en nuestra operativa diaria. Utilizamos herramientas como el PMS, que es Fortune de Green Software, y aplicaciones como Trello para mejorar la comunicación y organización interna. La tecnología nos ayuda a gestionar eficientemente el hotel, a pesar de los desafíos que presenta nuestra ubicación remota. Aun así, no tenemos nada excepcional.

―En un lugar remoto como el vuestro, hasta poner Internet habrá sido un reto.

―Nos cuesta mucho llevar la señal de Internet hasta allí; lo hicimos a través de cable. Lo llevamos desde mi casa, que está a 4 kilómetros. Intentamos que todo funcione correctamente para no tener que dar explicaciones, pero al final, una de las experiencias que ofrecemos es esa desconexión.

―¿Qué herramienta es la que más te ha sorprendido en los años que llevas vinculada al sector?

―La mencionaba antes: Trello nos ha cambiado la vida. Estoy encantada con la aceptación que ha tenido en todo el personal. Ha facilitado mucho nuestra comunicación interna; hemos creado estructuras de tableros, listas… y funciona muy bien.

aire de bardenas

―¿Cómo superáis la brecha digital con vuestro personal y cuáles son vuestros planes de innovación tecnológica?

―Superar la brecha digital es un proceso continuo. Fomentamos la familiarización con la tecnología entre nuestro personal, ya que todos manejan smartphones y están acostumbrados a ciertas tecnologías. En cuanto a la innovación, estamos abiertos a nuevas herramientas, como chatbots o aplicaciones móviles, pero siempre adaptándolas a nuestras necesidades específicas y personalizadas.

Autores

Director de TecnoHotel. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense, ha trabajado durante más de 10 años en el sector educativo y cultural. Desde 2017, escribe y coordina TecnoHotel. Ha pasado por los cargos de redactor y redactor jefe hasta que fue nombrado director en septiembre de 2023. Síguelo en Linkedin.

artículos relacionados

«Para ser buen revenue, hay que ser muy buen...

Pionera a la hora de aplicar estrategias de Revenue Management, Carmen Bernabéu comparte en esta entrevista su rica trayectoria en el sector

Futuro hotelero: tecnología, comunidad y mucha personalización

El debate Wow Hospitality de HIP demostró que la industria hotelera se encuentra en un punto de inflexión, donde la innovación y la personalización del servicio son necesidades más que inminentes en el sector

«Tenemos un reto mayúsculo en la adaptación tecnológica de...

Desde el Teach Tourism Cluster, Xavier García, nos cuenta cómo es esta agrupación catalana de empresas turísticas y tecnológicos así como los retos a los que se enfrenta el sector turístico en este 2024.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Guía de Empresas