destinos turistas verano

España ha vuelto a ser el lugar de moda estas vacaciones. Así lo recogen las últimas cifras ofrecidas por la agencia de viajes online Rumbo.es, que revelan, entre otros datos, que 7 de cada 10 españoles (un 67%), optaron por escoger destinos nacionales para disfrutar de sus vacaciones, una cifra que ha crecido con respecto al año previo a la pandemia, cuando los enclaves locales representaban la mitad de las ventas.

Las restricciones para viajar al extranjero, el creciente interés por descubrir nuestro entorno y las promociones fueron clave en este período para comenzar a ver la recuperación del sector

Los destinos de naturaleza, especialmente sol y playa, fueron los que predominaron por encima de los urbanos, no solo porque suponen el 70% de las reservas, sino porque, además, han tenido un significativo repunte del 20% con respecto al año 2019. Lo que quiere decir que la tendencia de escoger unas vacaciones desconexión y sin aglomeraciones se mantiene con fuerza y, previsiblemente, seguirá predominando en los próximos meses.

Las islas, a la cabeza

Canarias y Baleares fueron los que encabezaron las ventas, con incrementos de hasta un 119% en los planes de vuelo + hotel con respecto a 2019, en el caso concreto de Lanzarote, que se ha erigido como uno de los destinos estrella post-pandemia, así como Gran Canaria (90%), Menorca (85%) e Ibiza (76%).

La Costa del Sol ha sido otro de los lugares soñados por los españoles, con un aumento del 84% con respecto al año previo a la pandemia. En cuanto a destinos de ciudad, Barcelona (71%) se ha perfilado como el destino más deseado por su mezcla de entornos culturales y urbanos y enclaves naturales de playas, una combinación ideal para quienes buscan unas vacaciones diferentes y relajadas.

¿Con quién hemos viajado? Los viajes en pareja han ganado este año la carrera con más de la mitad de las reservas: un 60%, muy por encima de los viajes familiares y en solitario, que representan un 10% y un 8% de los viajes de los españoles, respectivamente.

Los precios, una de las principales condiciones

Las ganas de viajar y el destino son fundamentales, pero otro elemento clave al que han prestado mucha atención los españoles son los precios.

Las promociones lanzadas este verano han sido determinantes en la toma de decisiones y una herramienta muy poderosa para las compañías aéreas y alojamientos. Así se refleja en los datos de gasto ofrecidos por Rumbo.es, que muestran un descenso del gasto de casi un 10% en el caso de los paquetes vuelo+hotel.

Precisamente los planes que permiten contratar vuelo y hotel a la vez constituyen ahora la alternativa más elegida por los españoles, lo cual revela una tendencia hacia vacaciones más planificadas que nunca con la finalidad de ahorrar tiempo, dinero y evitar incertidumbres.

No obstante, seguimos siendo muy “last minute” a la hora de comprar. Aunque sean destinos nacionales, los españoles se muestran cautelosos y prefieren estar seguros de evitar cualquier restricción antes de elegir, a lo que también hay que sumarle que muchos esperan cualquier oferta de último momento que pudiesen aprovechar. El tiempo medio de antelación de las reservas ronda los 30 días, una cifra bastante baja en comparación con 2019 cuando era de unos 50 días.

Vacaciones diferentes y con nuevas experiencias

La búsqueda de esta tranquilidad ha llevado a los españoles a buscar nuevas opciones para sus estancias, así como ganas de vivir experiencias novedosas lejos de las aglomeraciones. Esto ha permitido la consolidación de los llamados alojamientos alternativos que ya representan el 27% de las ventas. Los apartamentos y apartahoteles ocupan los principales puestos y las mayores subidas del año, consecuencia de su relación utilidad/precio frente a sus competidores.

Pero también se ha visto un enorme interés en los guest houses, resorts, casas rurales, campings, villas y hasta curiosos alojamientos tradicionales como riads y ryokans. Cualquier cosa que ayuda a cambiar el “chip” y mimetizar con el entorno será siempre bienvenida.

El verano se alarga hasta octubre

El movimiento de las ventas apunta hacia un verano que podría alargarse un par de meses más. En el período septiembre-octubre se han disparado las reservas con respecto al mismo período de 2019 en destinos como Lanzarote, donde los packs vuelo + hotel han incrementado un 105%.

Una situación similar se está presentando en la Costa del Sol, que ha tenido una subida espectacular del 90%, al igual que en Formentera (55%), Menorca (51%), Ibiza (48%) y Gran Canaria (45%).

En cuanto a destinos urbanos, el Camino de Santiago gana la partida como una opción para el otoño, siendo Santiago de Compostela el destino más demandado (56% de aumento).