bb hotels plaza mayor

El grupo hotelero B&B Hotels ha reformado su B&B Hotel Madrid Centro Plaza Mayor de la mano del estudio de diseño CuldeSac, galardonado con premios como el Interior Designs Awards, el Architectural Digest y el Red Dot Design Award en 2015.

El hotel se encuentra en el centro de Madrid, ocupando un edificio histórico del siglo XVIII, en la Plaza de Santa Cruz, con una configuración en chaflán y excelentes vistas. Cuenta con una ubicación privilegiada, justo al lado de algunas de las principales plazas de Madrid, como la Puerta del Sol y la Plaza Mayor.

En su lateral oeste linda con el Palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio de Asuntos Exteriores. Además, está rodeado de una gran oferta de restaurantes, arte, arquitectura y parques.

Tras esta reforma, B&B Hotels y CuldeSac han creado nuevos espacios en las 40 habitaciones que dan forma a este hotel, además de los pasillos, pensados especialmente para sus huéspedes y donde se priorizan las experiencias y el contenido.

Para ello, se ha dado mucha importancia a crear ambientes modernos, contemporáneos y minimalistas, pero a la vez muy cálidos, agradables y acogedores poniendo luces indirectas en elementos estructurales como los cabeceros y espejos.

El recién reformado B&B Hotel Madrid Centro Plaza Mayor ofrece múltiples opciones de alojamiento, de calidad y a precios asequibles, con una oferta variada de 40 habitaciones dobles, individuales, twins y una suite con terraza.

La reforma integral de este emblemático edificio conjuga tradición y modernidad a través de ambientes cálidos y minimalistas adaptados a las necesidades actuales. Un diseño que aporta frescura y se convierte en una extensión natural de su enclave privilegiado.

Un lobby coworking 24/7

B&B Hotels y CuldeSac ya trabajaron juntos anteriormente con la reforma del B&B Hotel Getafe, creando un espacio bajo el concepto de ‘coworking’ y ‘coliving’ pensado especialmente también para sus huéspedes. Un lugar que se adapta a las diferentes situaciones cotidianas, en el que estar y quedarse, donde relajarse y compartir experiencias.

Este lobby, disponible 24×7, está pensado como punto de encuentro o un lugar tranquilo en el que trabajar, hacer networking, compartir experiencias con otros coworkers, leer, tomar un café o disfrutar en el buffet de un aperitivo. Un espacio diáfano interpretable por el usuario que lo habita en cada momento.

Según Lucía Méndez-Bonito, CEO de B&B Hotels en España y Portugal el diseño del renovado B&B Hotel Madrid Centro Plaza Mayor, “sin duda mejorará la experiencia de nuestros visitantes, que podrán contar con nuevos espacios para satisfacer todas sus necesidades como ya hicimos en nuestro B&B Hotel Madrid Centro Puerta del Sol con el estudio de arquitectura luis vidal + arquitectos, o en el B&B Hotel Madrid Centro Fuencarral 52”.

El desafío planteaba maximizar la experiencia del huésped actual incorporando elementos más contemporáneos y funcionales a través de un lenguaje minimalista, lumínico y cromático.

Un espacio luminoso y acogedor, con materiales cálidos y flexibles que ofrecen una estética funcional y resuelven, al mismo tiempo, los desafíos propios de esta histórica estructura.

Los hoteles, auténticos creadores de experiencias

Los espacios de hoy en día se intrincan y relacionan con el tejido urbano y las múltiples necesidades de las personas que habitan las ciudades en la era post-COVID. “A través del diseño, nosotros no solo nos encargamos de la creación de estos espacios, sino que también trazamos nuevos modelos de negocio emergentes”, afirma Pepe García, fundador y director de arte de CuldeSac.

“Entendemos los hoteles como auténticos creadores de nuevos protocolos y experiencias, en donde huéspedes y no huéspedes puedan vivir el cambio constante y disruptivo con libertad y como parte de un proceso natural y placentero. Como diseñadores nuestra máxima es dedicarnos no solo al interiorismo, sino apoyar a nuestros clientes en la evolución de su modelo de negocio redefiniendo su propuesta de valor”, añade.

El modelo hotelero actual se encuentra en plena evolución: la gestión de habitaciones y camas está mutando hacia un modelo en donde se priorizan las experiencias y el contenido, donde es tan importante lo que ocurre dentro del hotel como lo que pueda ocurrir fuera. Los hoteles han dejado de ser lugares de reclusión para convertirse en auténticos espacios de conexión, en donde las ventajas de su localización se viven de una manera más intensa y genuina.