Botlr aloft hotels robot herramientas tecnológicas

La industria del turismo afronta una nueva realidad. La decisión final a la hora de seleccionar un destino turístico por los usuarios ya no viene determinada exclusivamente por el precio, el buen tiempo o la calidad de las instalaciones, sino por la flexibilidad en las reservas ante un posible rebrote de Covid19 y la seguridad en las medidas de higiene y distanciamiento social que se ofrecen.

Ante esta nueva realidad, aerolíneas, hoteles, museos, restaurantes o turoperadores deben analizar, según indican en Paradigma Digital, algunos puntos clave de su oferta para reconfigurar la experiencia del viajero. En resumen, la tecnología se muestra como la principal palanca para la industria del turismo. Pero, ¿cuáles son las principales herramientas tecnológicas para esta era poscoronavirus?

1. Biometría y cámaras de control en aeropuertos

La tecnología también puede desempeñar un papel clave como parte de la experiencia del aeropuerto, donde las tecnologías biométricas, de cámara y de visión por computadora podrían combinarse para rastrear a los pasajeros.

Esto puede ser valioso tanto en un contexto de toma de decisiones en tiempo real, como también para determinar en retrospectiva con quién puede haber entrado en contacto un pasajero infectado en su viaje.

2. Beacons informativos o pulseras digitales

Uno de los sitios más frecuentados de Florencia, la Catedral de Santa María del Fiore (Duomo) es el primer complejo de museos del mundo que ejecuta el uso de collares de distanciamiento social para sus visitantes. El dispositivo parpadea, vibra y emite un sonido suave cuando un visitante camina accidentalmente a menos de dos metros de otro, indicando que está demasiado cerca. En hoteles como Meliá también usan pulseras para abrir puertas y utilizar como monedero, entre otras funciones.

meliá pulsera abrir puertas pagar
Las pulseras de Meliá

3. Realidad virtual y recorridos 3D para fomentar el alojamiento

Elegir hotel o alojamiento vacacional de forma no presencial, así como asistir a una reunión semipresencial en uno de estos edificios ya es posible gracias al 3D y la realidad virtual.

Los avances en realidad virtual pueden establecer un puente que acorte el distanciamiento físico, dotando a la comunicación digital de un cierto sabor analógico y sensación de cercanía.

4. Usar un dron para desinfectar grandes espacios

En este innovador sistema, usado en los teatros de Broadway, el desinfectante se almacena en el suelo y se bombea a través de una manguera hacia el dron flotante, que luego lo extiende por toda la superficie.

Mientras tanto, otro dron se desliza debajo de él para asegurarse de que la manguera no se enrede en ninguno de los asientos. El uso de drones es muy seguro, ya que evita el contacto físico y es más eficiente que una limpieza manual.

5. Robots para minimizar el riesgo de infección

Cada vez más establecimientos de ocio utilizan robots para prestar diferentes servicios, como por ejemplo, llevar pedidos del restaurante a la habitación. Por ejemplo, el hotel urbano Aloft Cupertino (California) tiene un robot mayordomo llamado Botlr (en la imagen de apertura) que actúa como servicio de habitaciones y llamará al teléfono del huésped cuando el pedido esté listo.

También existen ya robots antiepidémicos que administran controles de temperatura, monitorean el estado del paciente y mantienen registros médicos de pacientes con COVID-19. Estos robots tienen la capacidad de detectar de 50 a 150 personas por minuto, entregar alimentos y medicamentos a las habitaciones de los pacientes, capturar datos y notificar a los oficiales de guardia sobre las anormalidades detectadas. ¿Podrían empezar a formar parte activa de la plantilla de un hotel?

Imágenes cedidas: Meliá Hotels