Madrid Airbnb crisis turismo barcelona

El presidente de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), Gabriel García, asegura que los hoteleros madrileños no esperan beneficiarse del posible incremento de turistas que elijan Madrid en vez de Barcelona “porque afectará a la imagen y marca de España”.

En declaraciones a Servimedia, García señaló que la incertidumbre en Cataluña “nos afecta a todos”, aunque reconoció que quizás en momentos puntuales a corto plazo, sí que podrían absorber alguna reserva de ciudadanos extranjeros que ya tenían contratados sus billetes hace tiempo.

En este sentido, indicó que Barcelona es la puerta de entrada a Europa de los vuelos procedentes de Asia y Norteamérica, cuyos ciudadanos “no vienen solo a visitar una ciudad”. “Ahora, quizás, acortan sus estancias en Barcelona para visitar otras ciudades europeas durante más tiempo, lo que obviamente tendrá una incidencia a la larga clarísima”, puntualizó.

Por ello, García añadió que “habrá que ver cómo evoluciona la situación y cómo se organiza el turismo a la larga, pero yo creo que es malo para el turismo en general, porque la marca España es lo que cuenta y esto es muy malo”.

El responsable de la AEHM indicó que no quieren ni intentan aprovecharse de las circunstancias, pero señaló que “hay casos puntuales en los que sí que puede beneficiar a Madrid”, como por ejemplo el turismo nacional, “porque por las referencias que tengo es que se ha dejado de viajar a Barcelona, y lo entiendo, porque no hay nada más cobarde que el miedo”.

gabriel garcía presidente aehm
Gabriel García, presidente de la AEHM

Preocupación en asiáticos y americanos

En cuanto a la posible incidencia en las reservas de extranjeros, García comentó que donde mayor repercusión ha habido ha sido “sobre todo en Asia y Estados Unidos, e incluso con los ingleses, aunque en el resto de Europa “de momento parece que no hay mucha preocupación”.

El presidente de los hoteleros madrileños apuntó que, puntualmente, “en algunos tipos de turismos puede beneficiar a Madrid, pero es un beneficio que a la larga no va a ser bueno porque el turismo es algo que no son compartimentos estancos”.

Además, remarcó que, “lo cierto es que a nivel año 2018, se ha parado todo”. Por eso, indicó que las agencias que se dedican al lujo de americanos les han comunicado que han notado una “ralentización importante no solo en Barcelona, sino en toda España”.

“A la larga, esta situación afecta también a Madrid, porque estamos hablando del daño a la imagen como país y marca y, lógicamente también le perjudica a España”.

Por último, aseguró que “la marca España va a sufrir y estoy convencido de que otros países aprovecharán esta coyuntura para captar los turistas, igual que hemos hecho nosotros con los conflictos en Egipto, Túnez o Turquía”.

De hecho, los datos dan la razón a Gabriel García. Los grandes touroperadores europeos y, sobre todo, el mercado británico, vuelven a mirar al norte de África y el Mediterráneo oriental, con unas reservas que crecen un 70% para este invierno y el próximo verano. La crisis de Egipto, Turquía o Túnez, que se hundieron por el terrorismo, convirtieron a España y sus costas en un refugio para el turismo internacional.
Exceltur cifra en 12 millones el número de “turistas prestados” por esos países desde 2011; cuatro el pasado 2016. Sin embargo, las estadísticas marcan un punto de inflexión. Turquía y Egipto han registrado una notable recuperación este verano. Y la crisis que se vive en España en relación a la situación catalana, invita a que esos turistas vuelvan de nuevo a esos destinos. 

Imágenes cedidas: dimbar76/Shutterstock