debate-paraty-pabellon-8-soft-skills

Pabellón 8, la Feria Virtual de Turismo y Tecnología organizada por Paraty Tech para hacer más llevaderos estos días sin Fitur, celebró este martes su primera jornada con un debate y una serie de ponencias.

Entre los encuentros más interesantes, destacó el debate “Destinos y empresas ante la recuperación: la innovación es la respuesta”, moderador por Juan Daniel Núñez. En él participaron Manuel Vegas, presidente de la AEDH; Santiago Aguilar, presidente de la AEPT; Rocío Abella, Partner Consulting de Deloitte; Alejandro Sepúlveda, director Master in Management of International Tourism en Ostelea y Leire Bilbao, gerente de Fundación Visit Benidorm.

¿Qué futuro depara al turismo en nuestro país? ¿Cómo se ha afrontado y se afronta la crisis? Para Manuel Vegas, lo más importante ahora mismo para reconquistar al sector turístico pasa por trabajar la imagen que damos como país. “Estamos creando más incertidumbre que confianza”, reconoce el presidente de los hoteleros.

Asimismo, para Vegas es momento de personalizar el servicio, conocer los perfiles de nuestros clientes y, sobre todo, “no entrar en guerra de precios”. En su opinión, el cliente busca “un valor añadido, unos servicios”. Ahora toca volver a abrir los hoteles con digitalización plena, “lanzando mensajes de que somos sostenibles, flexibles en cuanto a cambios y cancelaciones; se acabó la rigidez”. A su vez, considera que hay que aprovechar el poder de las redes sociales y apostar por el marketing inteligente.

A pesar de todo, Santiago Aguilar (AEPT) reconoce que no es fácil mantener el ánimo en el sector. Aun así, hay una ventaja: “Estamos más unidos que antes y tenemos que aprovecharlo, tenemos que reivindicar nuestra importancia”.

Reflexionar sobre el futuro

Alejandro Sepúlveda (Ostelea) y Rocío Abella (Deloitte) coincidieron en la complejidad de la situación que está pasando el sector. Ambas compañías se dedicaron a reflexionar sobre la situación y a lanzar informes de destinos y mercados para intentar salvar un poco la temporada. También han sido duros meses de consultoría laboral, donde orientar a los profesionales del sector en cuanto a ERTEs y otras operaciones similares.

En cuanto a la formación, el reto sigue siendo muy complejo ante un escenario de desplome de la demanda. “Hay que apostar por la formación híbrida (virtual-presencial), apostar por el turismo sostenible, los destinos inteligentes…”, apostilla Sepúlveda.

Esa apuesta por el turismo inteligente es algo que en Benidorm llevan trabajando desde hace tiempo. “El ser DTI nos hace estar acostumbrados a tomar decisiones en base a los datos”, señala Leire Bilbao, de Visit Benidorm. Esos datos facilita la toma de decisiones ágiles.

Lo mismo ha ocurrido en los hoteles. Ha habido que digitalizarse a gran velocidad para intentar sobrevivir. “Todos los hoteles han tenido que formar a sus equipos para actualizar sus conocimientos en base a las nuevas tendencias tecnológicas”, señala Manuel Vegas. Y asegura que los hoteles “hemos aprovechado bien el tiempo estos últimos meses”. Santiago Aguilar coincide en que “indiscutiblemente” el sector está mejor preparado. Aun así, toca hacer más, al menos desde la parte gubernamental: “El ritmo de vacunas debe agilizarse y también la movilidad con pruebas en origen y destino”. Solo así, “podremos ver la luz al final del túnel de cara a la próxima campaña de verano”.

benidorm hoteles independientes
Visit Benidorm

Nuevas habilidades profesionales

El sector hotelero ha hecho un esfuerzo ingente para poder adaptar todas las medidas de salud y seguridad necesarias para poder abrir durante la pandemia. “El sector turístico españoles envidiable y envidiado”, asegura Alejandro Sepúlveda. “Nuestra fortaleza nos ayudará a salir adelante”, añade. Por eso, en escuelas como Ostelea han comenzado también a impartir formación en medidas COVID.

Sin embargo, Sepúlveda hace hincapié en otros aspectos formativos: “Tenemos que formar en inteligencia turística, en herramientas cuantitativas más que cualitativas”. Además, reconoce que la sostenibilidad va a ser fundamental y también un pilar importante en cuanto a formación.

Por último, considera que en los próximos meses se va a apostar por las soft skills. “Estas habilidades blandas van a marcar la diferencia de los profesionales del sector turístico en el futuro”, aclara. Este tipo de habilidades sociales, de comunicación, actitudes y atributos profesionales van a estar cada vez más presentes en el sector. “Hablamos de resiliencia, compromiso, resistencia al estrés, empatía, asertividad, responsabilidad individual, compromiso, autoconfianza, resolución de problemas, trabajo en equipo… Todas estas habilidades van a marcar la diferencia de los profesionales del sector turístico”, asegura Sepúlveda.

Y, obviamente, la digitalización. “Antes del COVID ya estaban cambiando los procesos -reconoce Rocío Abella- pero ahora todo se ha acelerado”. Las personas van a realizar tareas que aporten más valor, si bien a día de hoy el 70% de los empleados reconoce no tener capacidades para el entorno digital, señala. “También planteamos el futuro de las organizaciones, pues deberán organizarse de una forma más orientada a las nuevas tecnologías”, asevera. Asimismo, va a cambiar la concepción del departamento de Recursos Humanos, que pasará a ser mucho más transversal.

Reinvención hotelera

Por último, Manuel Vegas incidió en cómo los hoteles han demostrado ser flexibles y no tener una mentalidad rígida. “En estos meses de pandemia, se han reconvertido, apostando por el coworking, por habilitar despachos en las habitaciones o incluso por convertir salones en platós de cine”, explica. En su opinión, el sector sabe reconvertirse y tomar decisiones rápidas que beneficien al negocio.

“Seguramente, muchas de estas habitaciones vuelvan al inventario normal del hotel en el futuro, pero sí habrá espacios comunes que se van a quedar dentro de esta nueva oferta hotelera”, considera el presidente de la AEDH. “Teníamos muchas horas y lugares muertos en el hotel que ahora pueden habilitarse como coworking, por ejemplo; esto genera más ingresos y a la vez da una imagen de usabilidad del hotel”, concluye.

Marketing emocional

Tras este primer debate, Élia Guardiola ha impartido una ponencia magistral sobre la importancia del marketing emocional en la comunicación turística. Y es que, como bien señala, “si no emocionas, no vendes”.

Imágenes cedidas: Maksim Ivanov en Unsplash