Qué es y cómo calcular el EBITDA de un hotel

El revenue es un departamento esencial en la gestión hotelera, pero su función no tiene sentido sin métricas que guíen al equipo hacia la dirección correcta.

Para la medición de objetivos es imprescindible poner sobre la mesa varios indicadores claves, como pueden ser el EBITDA o el ADR.

En este artículo te contamos qué es el EBITDA de un hotel y cómo puedes calcularlo para tenerlo en cuenta en el análisis de resultados.

¿Qué es el EBITDA de un hotel?

El EBITDA es un indicador financiero clave en operativa financiera, y en concreto en el revenue management dentro del sector turístico. Junto a otros KPIs como la utilidad bruta de la operación (GOP, por sus siglas en inglés), calcular el EBITDA de un hotel nos ayudará a medir el rendimiento de nuestra estrategia.

El acrónimo viene de los conceptos en inglés Earning Before, Interest, Taxes, Depreciation & Amortization y en español; Utilidades antes de intereses (por deuda principalmente), impuestos (ISR y PTU), depreciaciones (provenientes de los activos fijos sin contar el terreno) y amortizaciones (amortización de la primera compra del equipo de operación y amortización de gastos de pre apertura)

Entonces, ¿para qué sirve y qué nos indica el EBITDA?

La principal información cuantitiva que aporta esta métrica es la rentabilidad del alojamiento para hacer frente a las deudas e intereses; es decir, mide el valor disponible para pagar gastos inamovibles.

¿Cómo se calcula el EBITDA?

El EBITDA es el resultado de restar a la Utilidad Bruta de Operación (GOP) el impuesto de sociedades, los intereses (deudas) y las amortizaciones.

Este KPI es una métrica muy en cuenta en la operativa financiera del hotel: el dato nos da una imagen de cuál es la inversión disponible para afrontar tales responsabilidades económicas como el pago de capital, intereses, renta y ISR.

En este sentido, el indicador GOP (Gross operating profit), GOPPAR (utilidad por cuarto disponible) o GOPPOR (GOP por cuarto ocupado) son datos que suelen confundirse con el EBITDA; sin embargo éstos tienen como función medir la eficiencia en la generación de beneficios por la operación y compete al equipo de revenue management del hotel.

Métricas que toman en cuenta el EBITDA del hotel

Del EBITDA total nacen muchas otras métricas que también se tienen en cuenta en la gestión financiera del hotel

EBITDA a ingresos totales

Representa el porcentaje de beneficio generado respecto a los ingresos. Este indicador podrá variar dependiendo del tipo de hotel, un indicador promedio razonable es de un 20% a 25% de EBITDA a ingresos.

Estos datos serían en cuanto a ratios, ya que los valores monetarios serán en función al tamaño del hotel, su ocupación, tarifa y eficiencia en costos y gastos, directos o indirectos.

Cobertura de EBITDA a pago de intereses

En este caso se divide el EBITDA (anual) entre la amortización de intereses; es decir, por cada euro que debo pagar en el periodo cuento, para su cobertura, con el resultado de la división entre EBITDA total e intereses.

Un indicador razonable sería 2:1. En este caso suponemos que los intereses por deuda corresponden a un financiamiento que perfectamente se cubre con las utilidades.

Cobertura de EBITDA a pago de intereses más pago del principal

Esta métrica indica la amortización del capital. Para su cálculo, debemos dividir el EBITDA total entre la suma del pago de capital más intereses. El resultado nos indica la cobertura disponible para el pago de amortizaciones e intereses por euro.

El valor promedio de está métrica está en 1:1. En este caso se cubre sin problema el pago de capital e intereses por el periodo fijado.

Esta es la métrica clave y al que más atención debe prestar el revenue manager, ya que los resultados positivos serían síntoma de tendencia de crecimiento económico del hotel.


Fuente: Luis Manuel Rivera, consultor financiero en el sector hospitality.

Imágenes cedidas: Kaleidico