Diversey se ha consolidado como referente en el mercado en cuanto higiene, prevención de infecciones y limpieza. Ahora, la marca ha lanzado una iniciativa pionera: los envases SafePack™.

En un formato pionero y totalmente reciclable, estos envases han sido aprobados por la ONU para su uso con productos líquidos clasificados, ya que ayudan a reducir las emisiones de carbono, a reducir los residuos de plástico y a cumplir con el estándar de seguridad mediomabiental.

Los envases con productos concentrados son una de las propuestas de limpieza e higiene más eficaces, puesto que permiten a los usuarios rellenar una y otra vez las botellas pulverizadoras reutilizables, minimizando así los residuos plásticos.

Al garantizar ahora que los nuevos envases son totalmente reciclables, Diversey contribuye en mayor medida a la economía circular. Esto se ha conseguido reconsiderando el diseño, el método de producción y los materiales utilizados.

Los nuevos envases SafePack™ de la marca están fabricados con polietileno monocapa; la mejor opción para el medio ambiente y más fácil de reciclar. Además, su nuevo método de producción garantiza que no se desperdicie nada de material.

Estos nuevos envases de Diversey son una evolución de sus predecesores. Siguen ofreciendo un excelente diseño robusto y antigoteo que cumple con las normativas más exigentes en cuanto a seguridad medioambiental, con sus características únicas:

  • Bolsas aprobadas por las Naciones Unidas para líquidos ADR (clasificados).
  • Bolsas de 1,5L mejoradas a 2L de capacidad; su mayor tamaño permite reducir los residuos.
  • Reduce los residuos de plástico.
  • Reducir la huella de carbono.
  • Reducir las emisiones de CO2.
  • Satisfacer las demandas de sostenibilidad de los clientes.

Diversey busca contribuir a la economía circular

Una sola bolsa contiene suficiente solución limpiadora concentrada para llenar muchas botellas pulverizadoras de producto diluido, una y otra vez. Por ejemplo, una caja (6L) de detergente desinfectante de cocinas concentrado SumaⓇ Bac D10 equivale a 400 botellas pulverizadoras listas para usar, y así se reduce la huella de carbono de 24,7 CO2 eq. a 0,11.

Se trata de un verdadero cambio de juego y supone un avance evidente hacia un mundo más limpio y mejor. Antoine Rocourt, Director Ejecutivo de Desarrollo Sostenible de Diversey, comparte algunas reflexiones sobre esta cuestión:

«Desde hace más de 95 años, desarrollamos y suministramos productos, servicios y tecnologías innovadoras para revolucionar la limpieza en diversos sectores, protegiendo al mismo tiempo el medio ambiente.

Hemos mejorado nuestra huella de envasado al pasar de las RTU (productos listos para usar) a los productos concentrados. Las bolsas con productos concentrados son una de las propuestas más eficaces para la limpieza e higiene de cocinas, el mantenimiento de edificios y el cuidado de suelos.

Las botellas pulverizadoras pueden rellenarse una y otra vez, minimizando así los residuos  de plástico, mediante sistemas sencillos, seguros y cerrados, fuera del suelo.”

Garantizar que las bolsas son totalmente reciclables según las nuevas normas ecológicas y las directrices de la UE sobre envases ecológicos es un paso más en nuestra ambición corporativa de que todos nuestros envases básicos contribuyan a la economía circular»