NH Collection Andorra Palomé

NH Hotel Group anuncia la apertura en junio de su segundo hotel. El primero de su marca upper upscale en el principado: NH Collection Andorra Palomé. Andorra, y en concreto el Pirineo, es uno de los destinos turísticos más espectaculares del continente europeo. Eso hace que sea el lugar ideal para disfrutar del tiempo libre con una gran variedad de actividades, tanto en invierno como en verano.

La propiedad se encuentra en plena naturaleza en el área de Erts, en La Massana. Allí destacan las casas de piedra, madera y pizarra típicas de los pueblos tradicionales del Pirineo andorrano. Ubicado junto a la estación de montaña de Vallnord (Pal-Arinsal), se encuentra tan solo 20 minutos de Andorra la Vella en coche. Por eso, es el destino ideal para disfrutar de una escapada en un entorno natural con un sinfín de posibilidades de deporte, ocio y aventura. Desde paseos por el bosque o a la orilla de algún lago o pesca hasta esquí en las espectaculares estaciones de los Pirineos.

Desconectar en la naturaleza

Este encantador hotel boutique, situado lejos del estrés de la gran ciudad, invita a desconectar de la rutina. Ofrece habitaciones totalmente equipadas y con diferentes opciones. Todo ello, dependiendo de lo que el viajero busque en su escapada, para hacer de la estancia una experiencia inolvidable.

Entre otras habitaciones, se encuentra una suite doble, muy amplia y luminosa, con terraza amueblada para poder disfrutar de las vistas al valle. También está la suite presidencial, la más exclusiva de todas. Esta opción goza de una pequeña cocina-office, un saloncito en el que descansar antes de pasar al dormitorio y dos terrazas amuebladas para que te sientas como en casa.

Además hay una amplia variedad de servicios que invitan a disfrutar sin preocupaciones. Es el caso de una recepción 24 horas o guarda esquís y bicicletas. Además, NH Collection Andorra Palomé pone el broche de oro a una experiencia insuperable con espacios de wellness y fitness, tanto si el cliente quiere activarse como relajarse. Por un lado, un gimnasio, con completamente equipado con material deportivo muy variado para que no falle en su rutina. Por otro lado, con una sala de masaje donde liberar todo el estrés.

Deleitar el paladar con la mejor gastronomía

En NH Collection Andorra Palomé el huésped también podrá degustar el sabor del principado gracias a sus propuestas gastronómicas. Será posible en Émobar, un espacio donde disfrutar de una gran selección de tapas y platos que no te dejarán indiferente y que cuenta, además, con una terraza exterior ideal para aprovechar el buen tiempo.

A su vez se encuentra Émo Restaurante, donde degustar una cocina basada en las recetas tradicionales con productos de calidad, de temporada y de proximidad, pero con una visión nueva y sorprendente. Los fogones de este exquisito restaurante cambian al ritmo de las estaciones, adaptándose a los productos de cada temporada y a las preferencias de los clientes en función de la climatología.

Además, para relajarse tras un día de actividades por Andorra, el hotel ofrece su Lounge Bar, que gracias a su chimenea y sus sofás de diseño en piel, se convierte en la opción estrella para tomarse una copa contemplando las increíbles vistas o compartir un cóctel en su idílico jardín disfrutando de la naturaleza.

Disfrutar de las actividades y las vistas

El enclave único en el que está ubicado el hotel NH Collection Andorra Palomé permite a los huéspedes sacar el máximo provecho de las múltiples opciones de ocio, deporte y naturaleza que ofrece Andorra. Su paisaje y cultura hacen de este pequeño país el destino perfecto en cualquier época del año.

En invierno, entre otras muchas opciones, puede perderse por sus infinitas pistas de esquí. Cuenta con tres resorts de esquí que ofrecen más de 300 kilómetros de pistas: Vallnord – Pal Arinsal, Grandvalira y Ordino-Arcalís (de Grandvalira Resorts). Otra alternativa para disfrutar del paisaje nevado es contratar una aventura en motos de nieve o una excursión con raquetas para experimentar la belleza de las montañas.

En cambio, en verano, las rutas son el plan por excelencia para desconectar respirando el aire más puro. En los meses más cálidos del año priman las excursiones a pie, las rutas en mountain-bike o, para los más atrevidos, la escalada. Además, el Principado de Andorra presume de tener un rico patrimonio cultural ya que cuenta con tradiciones tanto del norte de Cataluña como del sur de Francia. En él se pueden encontrar varias iglesias románicas, como la de Sant Climent de Pal, en Pal, donde también se encuentra el Centro de interpretación Andorra Románica.