InicioDestacadas"Tienes la diversidad, pero ¿estás trabajando la inclusión?"

«Tienes la diversidad, pero ¿estás trabajando la inclusión?»

Elena Crimental
Elena Crimental es redactora de TecnoHotel. Graduada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, se ha especializado en la redacción y creación de contenidos para medios digitales.

Aprovechando que esta semana ha tenido lugar el Día de la Mujer, Revenue Hacks ha decidido celebrar una mesa redonda online especial. En ella han puesto de manifiesto la necesidad de romper los estereotipos para lograr que el turismo sea más equitativo. Porque, por mucho que se luche por la diversidad, de nada sirve si no se trabaja la inclusión en el entorno laboral.

El show en streaming organizado por RaizUp tiene como misión precisamente compartir las mejores prácticas e historias encaminadas a mejorar la situación actual del sector. Al mismo tiempo, transforma ideas complicadas en conceptos sencillos, con la idea de deconstruir una industria que necesita ser más inclusiva.

Con la intención de analizar el problema de discriminación al que se enfrentan las mujeres, reunieron a varios ponentes reconocidos del sector. Como moderadora se encontraba Anna Sirba, Operations Manager de Harbour Hotels. Junto a ella estaban Susanne Williams, experta en hospitality y Carmen Castillo Lopez, head of people development and culture en numa.

Además, Idoia Herrero se encontraba presente como responsable del chapter de Raizup en España. Al mismo tiempo, dos hombres completaron el listado de participantes. Thibault Catala, dueño de Catala Consulting, y Calvin Tilokee, CEO de Revpar Media estuvieron como demostración de que la igualdad es cosa de todos.

Un problema de base

El 44% de las mujeres siente que la desigualdad en la empresa ha empeorado con respecto a antes de la pandemia. Sin embargo, el 22% de los hombres no consideran que haya un problema en ese sentido. Por eso, Anna Sirba comienza el debate aclarando que todavía «no hay igualdad real en las empresas», de ahí que sea necesario hablar de lo que ocurre.

Para Calvin Tilokee, «es una conversación importante que deben tener todos los géneros». Su compañero Thibault Catala está de acuerdo, ya que asegura que deben «apoyar el cambio» y que es su «responsabilidad personal reaccionar ante lo que sienten que no es correcto».

Por su parte, Idoia Herrero puntualiza que esta discusión sobre diversidad debe aplicarse también a otras cuestiones, como la edad o la racialización. Mientras, Susanne Williams inaugura el debate con una anécdota, revelando que con 29 años sufrió una situación de discriminación en la empresa por ser mujer.

A partir de ahí, se centran en el eje del problema. Carmen Castillo Lopez pone como ejemplo su propia empresa. Explica que en numa han trabajado para que el 48% de la plantilla sean mujeres, pero que aún así no se contentan con eso, pues quieren que la cosa vaya a más.

«Es una cuestión de que todo el mundo con el perfil adecuado debería tener esa oportunidad«, asegura con vehemencia. Además, destaca que su empresa tiene un sentimiento de comunidad muy fuerte y que siente que eso falta en la sociedad actual.

El conflicto de la maternidad

Uno de los principales temas sobre los que han debatido relacionados con diversidad e inclusión es acerca de la maternidad en la empresa. «Es un tema complejo porque afecta a toda la sociedad», ha comenzado Carmen Castillo Lopez. Ella considera que existen diferencias a la hora de abordar el asunto hasta por parte de las propias mujeres.

En su caso, apuesta por la inclusión de inteligencia artificial para combatir los prejuicios y valorar solo las habilidades y el rendimiento. A través de la tecnología se puede analizar la calidad de los candidatos sin tener en cuenta factores como su apariencia, género u orientación.

anastasiia chepinska B7JVo5y3gL8 unsplash

«Necesitamos luchar contra los prejuicios, porque las mujeres están luchando en el trabajo sobre cuestiones que ni te imaginas», asegura. Es más, explica que «hay mujeres tomando decisiones extremas» que le «entristecen y enfurecen porque tienen que priorizar sus carreras». Sin embargo, para ella «nada es más importante que la vida».

De ahí que sea necesario «plantar cara desde la base de la empresa, aunque implique enfrentarte a tu manager». En el caso de su compañía, asegura que han unificado la baja de maternidad para que los trabajadores de todos los países tengan los mismos derechos. A su vez, tienen recursos específicos para informar y ayudar a las familias de sus empleados, por ejemplo, cuando tienen que reubicarse.

Soluciones para la conciliación

Para Anna Sirba resulta especialmente injusto que las mujeres reciban tantas preguntas sobre cómo van a compatibilizar la maternidad con su puesto de trabajo. En especial, «porque a los hombres no le suelen hacer lo mismo». Esa es la razón de que Calvin Tilokee considere ese tipo de cuestionamientos una «gran red flag» que te debe indicar que la compañía no transmite confianza.

Una manera de mejorar las condiciones de las madres pasa por conseguir una paga completa de maternidad. Es la propuesta de Susanne Williams, quien además reivindica que debería equipararse con la de paternidad, ya que «no es solo responsabilidad de la madre y todos los empleos deberían reconocer esto».

Por su parte, Thibault Catala destaca que, en general, las empresas tienen que «ser flexibles acerca de distintos estilos de vida» para que haya una apuesta por la diversidad y la inclusión real. «No hay que cuestionarlos, que la gente tiene derecho a querer irse a las 17h, ya sea por sus hijos o porque tiene otra actividad», asegura. Al mismo tiempo, anima a la gente a quejarse de lo que ve mal en su entorno y de impulsar el cambio desde el interior de la empresa.

Tomar conciencia sobre el problema

Otro de los temas centrales fue la disparidad entre el gran volumen de mujeres que hay en el sector del turismo, pero en porcentaje tan pequeño de puestos de poder que ocupan. Calvin Tilokee confirma que es algo que ha visto continuamente y que «no tiene sentido, aunque sea por una cuestión matemática».

«Es un problema que tiene que trabajarse desde el principio en la compañía y todos los días, no solo un mes al año», asegura. También considera que «tenemos que actuar contra las microagresiones y cortarlas». «Si alguien habla mal a las mujeres, hay que decírselo a ese trabajador directamente», explica a través de un ejemplo. De ahí que sea tan necesario escuchar a las mujeres y entender sus experiencias. Solo así será posible acabar con las malas prácticas de raíz.

christina wocintechchat com eAXpbb4vzKU unsplash

Como parte de esta toma de conciencia, Idoia Herrero destaca que a veces se tiende a relativizar los datos. Las empresas ven el cambio en las cifras y consideran que ya han hecho todo lo que había que hacer en el terreno de la diversidad y la inclusión. «Pero no es suficiente con decir que estamos mejor que antes», asegura.

Por eso, pide a las compañías que se hagan la siguiente pregunta: «ahora que tienes la diversidad, ¿estás trabajando la inclusión?». Desde su perspectiva, no se trata solo de tener equipos diversos, si no que es necesario «fomentar esa integración» del equipo.

Esto pasa por ver si trabajan juntos en equipo, por vigilar que no se hagan comentarios intolerantes disfrazados de bromas. «Hay muchos factores que no estamos teniendo todavía en cuenta», alerta. Por eso, Anna Sirba insiste en que primero «tenemos que ser conscientes» del panorama.

La clave de la diferencia salarial

Entre los principales inconvenientes con los que se encuentran las mujeres en el mundo laboral está la desigualdad salarial. A través de una anécdota personal, Calvin Tilokee quiere que «las mujeres no piensen que es tan fácil para todos los hombres», ya que a él le costó pedir un aumento cuando sentía que le estaban pagando por debajo de lo que debían.

«No es algo sencillo reclamar el dinero», afirma. «Tienes que saber cuánto vale el trabajo y cuánto te deberían pagar por él, también ser consciente de si obtienes buenos resultados», explica. Sin embargo, Susanne Williams considera que «no debería ser responsabilidad de las mujeres alzar la voz» ante esta desigualdad salarial.

Mientras que Tilokee insiste en que es «parte de la naturaleza humana y de las empresas pagarte menos», Carmen Castillo Lopez se muestra mucho más tajante. «Si una compañía no te paga lo adecuado, no es buena», sentencia. A su vez, recalca que desde su posición «tienen que luchar para que las cosas cambien, no esperar a otras órdenes».

Una manera de saber si no están valorando suficiente tu trabajo es «informarse sobre la situación del mercado antes de tomar decisiones», según lo que considera Thibault Catala. Sin embargo, Idoia Herrero tiene varios matices importantes. El primero, que «las empresas deberían ser más abiertas para hablar de dinero y condiciones».

Después, destaca que los ponentes deben «ser conscientes de su posición de privilegio». Es decir, que deben entender que «hay mucha gente que no puede permitirse rechazar una empresa», ya sea porque acaban de empezar o por su situación en ese momento.

Una posición desigual

Para terminar con algo de optimismo, Tilokee asegura que «es posible ser parte del cambio» y conseguir impulsarlo. Mientras, Thibault Catala destaca que el movimiento #MeToo ha hecho que avance la situación, «aunque todavía queda mucho camino».

Una manera para conseguir esa transformación del sector pasa por «involucrar a los hombres». Susanne Williams destaca que ellos deben adoptar un rol activo. Por ejemplo, a la hora de decirle a sus compañeros que se callen para que no interrumpan o traten mal a sus compañeras.

Sobre todo, los seis ponentes están de acuerdo en que es necesario tomar conciencia del problema de diversidad que hay en el turismo, pues solo así podrá comenzarse a trabajar la inclusión de una manera eficiente que impulse el cambio.

Imágenes cedidas: Anastasiia Chepinska en Unsplash, Christina @ wocintechchat.com

Autores

Elena Crimental es redactora de TecnoHotel. Graduada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, se ha especializado en la redacción y creación de contenidos para medios digitales.

artículos relacionados

Branding e identidad local en proyectos hoteleros

Juan Luis Requena, CEO de Requena y Plaza, nos explica cuáles son las pautas clave para empezar a diseñar un proyecto de interiorismo hotelero.

II Foro AEDH Venus en Málaga: Mujer, Liderazgo y...

El próximo miércoles 8 de febrero tendrá lugar el II Foro #AEDHVenus sobre el liderazgo de la mujer en el sector turístico, edición especial Feria H&T Málaga.

Las pernoctaciones extrahoteleras de 2022 superaron las cifras prepandemia

Las pernoctaciones en alojamientos turísticos extrahoteleros españoles han superado la cifra de 130 millones a lo largo de todo el 2022: un 50,7% más que en 2021.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí