Rekker

La mayoría de los hoteles no destinan un espacio privado de cocina para las habitaciones; sin embargo es una zona que se vuelve imprescindible en el caso de los apartahoteles.

Para los huéspedes, una cocina no solo supone un lugar donde preparar comida caliente, sino que también es un espacio donde es posible crear, experimentar y compartir, enriqueciendo así la experiencia turística.

Cada proyecto de cocina forma parte de un proceso creativo donde se trata de elegir los mejores materiales y el equipamiento más funcional, combinados al detalle con la identidad estética del hotel.

Una isla, un elemento muy versátil para una cocina

La isla de cocina puede ser tan funcional como decorativa, y puede dar mucho juego en un apartamento vacacional. Puede usarse tanto como superficie de trabajo y, por supuesto, como espacio comedor.

Los anchos cajones con acabados artesanales en madera de roble, en esta colección de la marca Rekker, incorporan elementos organizadores, donde acomodarnos aún más en la cocina del apartamento, tal y como haríamos en casa.

Los diseños se muestran en distintas combinaciones que visten el interior de la cocina y son una estupenda solución para optimizar el espacio.

La cocina para un apartamento turístico

El negro y la madera natural le dan a la cocina una personalidad combinable con cualquier estilo que identifique al apartahotel: un binomio perfecto de sobriedad y sofisticación.

Encimera y fregadero

La encimera y el fregadero se simplifican fusionándose en un solo elemento, con un diseño en silk negro abujardado. La cocina encuentra el equilibrio en madera natural, aportando al espacio un estilo muy de tendencia y exclusivo.

En esta imponente cocina, la marca ha propuesta dos zonas de cocción. La primera la encontramos en la isla: el sistema de inducción está integrado en la encimera y prácticamente invisible. La segunda cuenta con tres quemadores a gas de gran potencia sobre la encimera.

Espacio de desayuno

En el diseño y decoración de una cocina entran en juego muchos factores que ayudan a garantizar la comodidad del huésped. Un ejemplo de ello es el imponente desayunador en madera de roble con dos puertas escamoteables.

Es una columna con superficie para trabajar y almacenar. Igualmente, cuenta con enchufes, iluminación propia y dispensadores de café para tener las cápsulas favoritas siempre a mano.

Una de las mejores apuestas de la marca son los enchufes móviles. Mediante un canal electrificado se pueden añadir, quitar y mover en cualquier momento y de la manera más segura. En este caso se adaptan a la pared y quedan totalmente integrados.

Iluminación

La luz tiene un papel fundamental a la hora de dar vida a una cocina. Además de la luz general uniforme, es importante iluminar zonas específicas como la de cocción, zonas de trabajo, zona de aguas…

La firma de diseño ha equipado con “luz black” indirecta el interior de los muebles para estilizar su imagen visual, maximizar su funcionalidad y generar un ambiente cálido.

Almacenaje

En estancias largas, como suelen ser las que se ofrecen en los apartahoteles, resulta útil tener un espacio de despensa que permita almacenar. En este diseño, la cocina

En esta cocina de Rekker, la despensa está hecha a medida para aprovechar el espacio de almacenaje, pudiendo despejar la encimera de trabajo y dejando más espacio en los cajones y muebles. Ideal para acomodar todo tipo de utensilios.


Fuente: Rekker.