La recuperación del turismo se acelera gracias a ómicron

Cuando empezó la crisis sanitaria global, era difícil imaginar lo que estaba por llegar para el sector del viaje. Ahora, gracias a la irrupción de una nueva variante de Covid, parece que podemos ver cada vez más luz al final del túnel. El motivo es que ómicron ha acelerado la recuperación del turismo.

Un nuevo estudio de Mabrian Technologies, el proveedor de análisis de datos e inteligencia turística, indica que esto es así. Según sus conclusiones, esta reciente ola pandémica ha impulsado una mejora de la situación de cara a la temporada de verano 2022. Puede parecer poco intuitivo, pero hay varias razones detrás de este hecho.

Un aumento en la tasa de vacunación

La principal razón es que han aumentado tanto las tasas de vacunación como la cantidad de personas que tienen inmunidad temporal después de la infección. Como consecuencia directa, se ha producido un incremento en la confianza en volver a viajar. Gracias a ello, se pueden equiparar las previsiones actuales con las de 2019.

Hasta tal punto que, según Mabrian, ómicron impactará positivamente en los viajes a los principales destinos vacacionales europeos este próximo verano. Carlos Cendra, director de ventas y marketing de la compañía asegura que «en este momento, y mirando hacia la temporada de verano, es difícil argumentar que hubiéramos estado mejor sin ómicron».

«Nuestra investigación muestra que los principales mercados emisores europeos para el periodo vacacional de 2022 han incrementado significativamente las tasas de vacunación durante ese tiempo», ha explicado. Asimismo, considera importante que «durante esta ola se ha visto infectado un mayor número de personas. Muchas otras han recibido su tercera dosis, lo que les aporta más confianza para viajar».

La capacidad aérea se equipara a 2019

En el exhaustivo análisis queda claro que hay una equivalencia entre las tasas de vacunación y la evolución de la capacidad aérea de salida de mercados emisores para este verano en los principales destinos vacacionales de Europa. De este modo, el interés por desplazarse ha aumentado a cotas que llevábamos tiempo sin ver.

Hay que analizar el período de la temporada turística de verano, que va del 1 de mayo al 30 de octubre de 2022. En él se aprecia que los datos son muy buenos e invitan a la esperanza. Por ejemplo, en España, Italia, Portugal y Grecia la capacidad aérea ha vuelto a los niveles de 2019. En el caso de los dos últimos, han aumentado en +1% y +2% respectivamente, su capacidad aérea para recibir pasajeros respecto a los datos del año previo a la pandemia.

Mientras, España e Italia contemplan en comparación a ese periodo una disminución de la capacidad aérea de un 1% y un 2% respectivamente. La única excepción de la zona es Francia, que aún así también mejora los datos obtenidos en 2021. Esto es así porque menos de un 19% menos que en 2019 implica casi el doble que la cifra alcanzada en 2021, así que todo apunta a una mejora de la capacidad aérea en cualquier caso.

Carlos Cendra explica que «según la capacidad programada actual, las llegadas internacionales entrantes a los principales destinos europeos han vuelto a los niveles de 2019». «Esta es una noticia simplemente fantástica, impensable hace solo unos meses», ha afirmado sobre la recuperación del turismo por ómicron. Y no solo eso, ya que «no hay indicios de que la demanda de viajes nacionales esté cayendo en Europa, lo que significa que los destinos podrían entrar en cifras generales de visitantes y tasas de ocupación más altas que antes de la pandemia».

En 2022, la recuperación está por llegar

Por lo que hemos podido ver, «ómicron no tuvo apenas impacto en la capacidad aérea de estos meses». Si las cosas siguen así, los datos nos llevan a pensar que la evolución del turismo ya replica los patrones previos a la pandemia.

En palabras del director de ventas y marketing de Mabrian, «evidentemente, sin las vacunas, ómicron habría sido una terrible tragedia para la salud en todo el mundo». Pero, al mismo tiempo, aunque «quizás será un debate eterno entre los académicos su impacto en la economía del turismo», de momento parece que el camino es el correcto.

Dependiendo de esto, Mabrian considera que, a largo plazo y a medida que aumente la vacunación en aquellos mercados con niveles bajos, se impulsará la recuperación turística del destino final. Por tanto, hay que tener en cuenta que el vínculo entre las vacunas y la mejora es indudable y que la recuperación del turismo se ha acelerado a raíz de ómicron.

Imágenes cedidas: David Salamanca en Unsplash, Mabrian Technologies

15 COMENTARIOS