Los nómadas digitales aumentan casi un 50%

Con la llegada de la pandemia, nuestros hábitos y prioridades cambiaron en todos los sentidos. Mucho se ha hablado del impacto que esto ha tenido en el turismo y de cómo la flexibilidad se ha vuelto una prioridad para el huésped. Como consecuencia, tampoco es de extrañar comprobar que los nómadas digitales aumentan… y que seguirán haciéndolo.

Desde el comienzo la Covid-19, el número de personas que combinan el trabajo con los desplazamientos ha aumentado en Estados Unidos el doble. Esta subida del 50% implica que 10,2 millones de personas encajan con esta forma de vida, en la que las responsabilidades no impiden disfrutar de un cambio de aires.

Para entender cómo es este interesante segmento de la población, en Passport-Photo.Online han recopilado las principales estadísticas que nos indican cuál es su perfil. También recogen las tendencias clave que definirán su forma de vida en lo que queda de 2022.

Aunque se centren en Estados Unidos, hay que tener estos datos presentes. Con ellos en mente, el sector turístico podrá adaptar mejor su oferta a las demandas de quienes sienten que ya no hay barreras y que el teletrabajo se ha impuesto para siempre.

Así son los nómadas digitales

Lo primero que tenemos que hacer es entender cómo son estas personas a rasgos generales. Un porcentaje bastante amplio decidió dar el salto a esta forma de entender el trabajo y los viajes a lo largo de 2020. Aproximadamente el 20% de los nómadas actuales lo son como resultado de lo vivido durante la pandemia.

Encima, el 88% asegura que la decisión de pasarse al nomadismo ha tenido un impacto muy positivo en sus vidas. Quizá por eso se estima que 24 millones de estadounidenses se conviertan en los próximos 2 o 3 años.

¿Qué perfil demográfico predomina?

Un desglose demográfico de estos trabajadores nos dice que la mayoría de ellos (44%) son millennials. Tras ellos se encuentran los nómadas digitales de la generación X (23%), seguidos de la generación Z (21%) y los Baby Boomers (12%). No resultan sorprendentes los datos, pues los millennials son un grupo en edad de trabajar, pero quizá con menos carga de responsabilidad familiar que poblaciones de mayor edad.

De hecho, solo el 26% de los viajeros trabajadores tienen hijos menores de edad. Eso sí, el 59% de este porcentaje no viaja con ellos nunca. Por otro lado, el 61% están casados. De este grupo, el 31% viaja con su pareja a tiempo completo y el 38% de manera parcial.

Respecto al género, los hombres son más propensos que las mujeres (59% frente al 41%) a practicar este estilo de vida. La mayoría en ambos casos considera que tiene opiniones políticas progresistas, pues el 52% de los hombres y el 73% de las mujeres se define de esta manera.

Por último, si hablamos de la composición racial, comprobamos que el 70% de ellos son blancos. A continuación, tenemos población afroamericana (14%), hispana (7%), asiática (7%) y de otro origen (2%). Otro dato curioso es que el 97% del total se han vacunado frente a la Covid-19.

¿A qué se dedican laboralmente?

Según los datos, el 71% de los nómadas digitales son trabajadores a tiempo completo. Además, hay bastante división en cuánto a quién rinden cuentas: el 36% son freelances con varios empleadores, el 33% dueños de negocios y el 21% empleados fijos de una única compañía.

El 64% de estos trabajos requiere formación especializada, educación y/o experiencia. Quizá por esto no resulte tan llamativo descubrir que el 72% de ellos tiene al menos una licenciatura, mientras que el 33% ha realizado un máster.

Como es lógico, se dedican a campos muy diversos, aunque algunos predominan frente al resto. Así, destacan quienes se dedican a la informática (19%), los servicios creativos (10%), la educación (9%), la consultoría o coaching (8%), las ventas y el marketing (8%) y las finanzas y la contabilidad (8%).

Independientemente de su oficio, cerca del 77% utilizan la tecnología para obtener una ventaja competitiva en el trabajo. A su vez, la mayoría la adoptan o son más propensos a adoptarla de forma más temprana que los no nómadas.

Pese a lo que podamos creer, la mayoría (85%) están muy satisfechos con su trabajo, simplemente lo entienden de una forma más flexible, que les permite disfrutar de moverse de un sitio a otro sin las limitaciones tradicionales. Eso sí, su modo de vida no implica que trabajen menos, pues hacen una media de 46 horas semanales.

¿Qué tipos de alojamientos prefieren?

En cuanto al salario medio de los nómadas digitales, los ingresos mensuales rondan los 4.500 dólares estadounidenses, lo que equivale a casi 4.000€. Luego existen algunas diferencias, ya que el 21% gana menos de 25.000% y el 44% más de 75.000$. Indiferentemente del salario, el 79% afirma estar satisfecho con lo que reciben.

Con estos sueldos pueden permitirse viajar, aunque solo dedican 211$ a los desplazamientos. Unos 409$ se invierten en alimentación, mientras que la mayor parte del gasto va a la vivienda (1.000$). De nuevo, comprobamos el filón que puede ser esto para el sector turístico.

Sobre todo, si nos fijamos en qué tipo de alojamientos prefieren quedarse. El 51% asegura que en un hotel, que encabeza el listado. Después, un 41% opta por amigos o familiares. Le siguen un apartamento alquilado, una autocaravana y un albergue como las opciones menos demandadas.

Los motivos son que sobre todo prestan atención a 5 factores: que haya internet fiable, que el espacio sea adecuado para trabajar, el precio, la proximidad a las atracciones del lugar y que cuenten con una sala tranquila para reuniones.

¿Cuáles son los destinos más demandados?

Tampoco tenemos que perder de vista los destinos más atractivos. En base al estudio, los países clave para ellos son México y Colombia en América, Portugal y España en Europa y Tailandia e Indonesia en Asia. De todos, este último es el más cotizado a nivel global.

Esto supone una oportunidad más que interesante para los alojamientos turísticos de todo el globo. En especial, porque los nómadas digitales permanecen en una media de 3 o 4 países al año. Esto es posible porque las estancias tienden a ser breves, mientras que la mayoría de nómadas (65%) solo viajan mientras trabajan entre 1 y 3 meses.

Pero, ¿en qué se fijan a la hora de tomar una decisión? Lo principal es que haya Internet de calidad. Después valoran el buen clima, el bajo coste de la vida, que haya visado fácil y las atracciones del destino.

Ventajas, desventajas y tendencias

Con todos estos datos, es fácil hacerse una idea de cómo son los nómadas digitales. Sin embargo, también es interesante pararse a pensar qué les empuja a adoptar este estilo de vida. Los motivos que destacan son:

  1. Poder viajar constantemente
  2. Experimentar diferentes culturas
  3. Conocer a los lugareños
  4. Visitar lugares con un mejor coste de vida
  5. Llevar un estilo de vida más simplificado
  6. Conocer a personas afines

Tampoco podemos obviar que se enfrentan a ciertos retos. Uno de ellos es el problema para desconectar después de la jornada laboral, que perjudica la productividad de casi un tercio de los nómadas digitales. En esta línea, reconocen que la incertidumbre y la soledad son otros riesgos a tener en cuenta.

Del mismo modo, mencionan las posibles dificultades financieras, pues aunque más de la mitad ahorra para la jubilación, al 65% le preocupa su futuro una vez dejen de trabajar. También hablan de la imposibilidad de realizar una colaboración o comunicación efectiva y la dificultad para mantener la motivación.

¿Qué podemos esperar en el futuro?

Una vez visto todo esto, solo queda preguntarse qué le depara a estos trabajadores el futuro. Si tenemos en cuenta que el porcentaje sigue creciendo, es fácil imaginar que incluso cobrará más importancia en los años que están por llegar.

Por ejemplo, se han triplicado las reseñas en portales como Airbnb que mencionan el trabajo a distancia. Por eso, hay que fijarse en las principales tendencias para saber sacarles provecho.

En ese sentido, es llamativo que el porcentaje de trabajadores nómadas autónomos creció en un 15% o que la cuota de millennials y de la generación Z subió dos puntos cada una. Esto demuestra que el perfil es cada vez más joven, pues al mismo tiempo la cuota de Baby Boomers ha bajado, probablemente debido a las preocupaciones relacionadas con la salud.

A pesar de la pandemia, la mitad de los estadounidenses (54%) planea continuar con el estilo de vida nómada durante al menos los próximos dos años. En el caso de los contratistas independientes, esa cifra se eleva al 69% A esto hay que sumar la gente que se va a sumar a esta forma de vida, de manera que parece que tendremos nómadas digitales para rato.

Imágenes cedidas: Passport-Photo.Online

2 COMENTARIOS