europeos viajes inetrnacionales vacaciones

La incertidumbre económica no destruye las ganas de viajar. Así se confirma en el último estudio de Amadeus, ‘Consumer travel spend priorities 2022’ en el que se encuestó a 4.500 consumidores de Francia, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos y Singapur sobre su previsión de gastos para los próximos doce meses.

Los consumidores confirmaron su deseo de viajar a pesar de la incertidumbre económica, con los «viajes internacionales» como la mayor prioridad de una selección de seis categorías de gasto discrecional. El 42% de los encuestados afirmó que los viajes internacionales son un área de gasto prioritaria para el próximo año, muy por encima de la moda, los restaurantes y los artículos de gran valor, como las mejoras en el hogar.

Área de gasto  ‘Alta prioridad’ para los próximos 12 meses
Viajes internacionales, p. ej.: vacaciones 42%
Viajes nacionales 32%
Suscripciones online, p. ej.: Netflix o Amazon Prime 28%
Comer fuera, p. ej.: restaurantes 27%
Moda, p. ej.: ropa nueva 25%
Artículos de gran valor, p. ej.: un coche nuevo o muebles para el hogar 20%

 

Gastarán más de 2.600 dólares en viajes

De media, los consumidores estiman que gastarán 2.670 dólares en viajes internacionales durante los próximos 12 meses. En línea con lo que gastaron en 2019 (2.780 dólares de media). Muchos viajeros planean repartir el gasto en cuotas, reduciendo la exposición a las costosas transacciones de cambio de divisas (FX) y recurriendo a puntos de fidelidad previamente obtenidos.

«Este estudio muestra claramente que los consumidores están dispuestos a renunciar al gasto en otras áreas de su vida para poder viajar este año. Pero esto no es el final de la historia. El sector tendrá que buscar formas en las que la tecnología financiera pueda hacer que los costes de los viajes sean más transparentes, así como ayudar a los viajeros a gestionar sus gastos», señala David Doctor, Executive Vice President, Payments, Amadeus.

Los viajeros recurren a fintech en busca de flexibilidad 

Ante la incertidumbre económica, los viajeros están adoptando fintech para reducir los gastos de los pagos internacionales y financiar sus viajes con flexibilidad.

Tres cuartas partes de los encuestados (75%) afirmaron que es más probable que elijan una opción de pago a plazos, como «Compra ahora, paga después» (Buy Now, Pay Later), para financiar sus viajes durante el próximo año. Esto se compara con el 44% que es más probable que utilice una tarjeta de crédito, y el 26% que es más probable que recurra a los «payday loans», en los que los préstamos a corto plazo suelen conllevar altos tipos de interés. El 47% de los viajeros afirma que tiene previsto gastar los puntos de fidelidad que ha obtenido previamente para pagar sus viajes.

Nuevas opciones de tecnología financiera

Los viajeros también están adoptando nuevas opciones de tecnología financiera: el 48% es más propenso a probar las tarjetas de débito prepagadas con varias divisas para evitar las comisiones por cambio de divisas al pagar en el extranjero, y el 49% dice estar ahora interesado en las tarjetas de marca compartida que dan puntos de fidelidad.

En el entorno actual, el 73% de los viajeros dice ser más propenso a prestar atención a las tasas y comisiones del cambio de divisas asociadas a los viajes internacionales y el 56% son más propenso a elegir un proveedor de viajes que les permita pagar en su propia moneda, con tasas de cambio transparentes.

«La demanda de opciones de pago flexibles como el “Compra ahora, paga después” («Buy Now Pay Later») en los viajes es extraordinariamente alta. El sector está deseando satisfacer esta demanda, pero debe hacerlo de forma responsable, con una gestión exhaustiva de los riesgos. Los viajeros se están adaptando para limitar los costes de los viajes», concluye David Doctor.

Para descargar el estudio completo, pincha aquí.

Imágenes cedidas: Photo by Griselda Servin on Unsplash