spa de Santa Catalina, a Royal Hideaway

El spa del Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel se distingue, entre otros, por su maravillosa ubicación al aire libre, garantizando una continua renovación de aire puro y fresco. Un espacio idóneo donde relajarse y disfrutar del clima privilegiado de la isla al mismo tiempo.

El spa del emblemático e histórico hotel Santa Catalina de Canarias apuesta por ofrecer la experiencia zen más completa posible. El oasis urbano combina relajación y revitalización y ofrece a la vez múltiples beneficios para el cuerpo durante esta época del año.

El circuito de agua ‘must’ al aire libre

Su circuito se compone de numerosas fases de relajación y reparación.

Comienza bajo el cielo azul soleado en la piscina de hidroterapia climatizada a 30º C. Sus diferentes chorros a presión son idóneos para aliviar la tensión muscular. Una vez finalizada la primera fase, las opciones parecen infinitas. Uno puede disfrutar de un chapuzón en las bañeras de hidromasaje. La experiencia, además de liberar toxinas y ayudar a prevenir la ansiedad, estrés e insomnio, proporciona una sensación de bienestar general.

spa de Santa Catalina, a Royal Hideaway

Con tres saunas diferentes

A continuación, el circuito ofrece tres tipos diferentes de saunas donde relajarse, la sauna finlandesa a 80º C, la biosauna a 60º C y el baño turco a 45º C, convertidas en fieles aliadas a la hora de expulsar las impurezas tras los baños en el agua fría del mar durante el verano.

Finalmente, el circuito de ducha de sensaciones pone la guinda en la experiencia ‘Wellness premium’ del hotel. Su recorrido relax incluye una ducha aromática, una ducha con un cubo de agua helada, una ducha bitérmica, y una última con efecto de lluvia tropical y fuentes de hielo. Sus piscinas de contraste con un frigidarium a 13º C y un caladrium a 35º C son sin duda un ‘fan favorite’.