Los hoteles recomiendan usar una VPN por ciberseguridad

Con el aumento del trabajo remoto, algunos hoteles han adecuado sus instalaciones para atraer a un público totalmente nuevo. Más joven, que se hospeda durante estancias más largas, y que busca trabajar cómodamente al mismo tiempo que viaja. Esto ha hecho que aumente el uso de redes privadas virtuales (VPN) en el interior de este tipo de establecimientos. De hecho, se le sugiere a los hoteles recomendar las VPN para mejorar la ciberseguridad de sus huéspedes y empleados.

Qué beneficios tiene una VPN para los huéspedes

VPN es el acrónimo de red privada virtual, en inglés. Se trata de una plataforma que intercepta todo el tráfico de internet entrante y saliente a través de un sistema de cifrado y protocolo de seguridad. Una VPN, por tanto:

  • Protege la información del huésped y la de su compañía de trabajo. Dicha información no puede ser vista ni compartida por terceros.
  • Puede evitar o prevenir ataques de phishing, siempre que el proveedor VPN cuente con este tipo de alertas.
  • Es multidispositivo, protegiendo el acceso en línea desde celulares o computadores.
  • Puede bloquear anuncios o publicidad invasiva, sobre todo de aquellas páginas web que puedan estar infectadas con malware.
  • Protege la actividad en línea del usuario y, en ocasiones, su identidad, ya que oculta la dirección IP. De esta forma, evita que empresas o piratas rastreen su actividad en línea o su ubicación.

El uso de las VPN es especialmente importante para personas que trabajan en el campo del periodismo o de la política.

Excelente para hoteles que reciben afluencia extranjera

Otra de las ventajas del uso de VPN es la posibilidad de disfrutar del mismo tipo de internet que se tenía en casa. En especial, para aquellos huéspedes que vienen de otros países.

Por ejemplo, el catálogo de Netflix o plataformas de streaming puede cambiar al pasar de una jurisdicción geográfica a otra. Si el huésped viene de un país lejano y con otro idioma, podría decepcionarse al encontrarse con un catálogo de películas locales que no entiende ni que ofrece doblaje (o subtítulos) a su idioma nativo.

Ordenador

Sucede lo mismo a nivel de motores de búsqueda, o incluso en el uso de redes sociales. El contenido −que suele adaptarse a la ubicación geográfica− puede arrojar resultados en otro idioma (ejemplo, resultados de búsqueda Google).

Todo esto se supera con el uso de la VPN, ya que el huésped puede cambiar su ubicación virtual a su país de origen o residencia.

Criterios para elegir una buena VPN

Es importante elegir un proveedor de confianza al descargar una VPN. Las compañías más confiables de VPN cumplen con estándares básicos de calidad a nivel técnico. Una de las más recomendadas es Surfshark, que ofrece lo siguiente:

  • Compatibilidad para múltiples dispositivos y sistemas operativos.
  • «Servidores ofuscados», lo que significa que el proveedor puede hacer que el tráfico VPN pase por tráfico normal de internet, por lo que ningún sitio web podrá bloquearlo.
  • Sistemas de seguridad y encriptación ultraseguros. Utiliza un sistema de cifrado llamado AES 256, el mismo utilizado por organismos como la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos.
  • Uso de servidores con memoria RAM. Es decir, cualquier información que el servidor haya registrado durante la navegación por internet se eliminará en cuanto se cierre la conexión.

Un complemento para la infraestructura tecnológica

El uso de la VPN viene de parte del huésped, pero es algo que los hoteles deben sugerir. Por su parte, y para garantizar el éxito de una estrategia de calidad para trabajo remoto, los alojamientos deben invertir en infraestructura tecnológica para un wifi exclusivo, rápido y seguro. En conexiones de internet de alta velocidad que puedan sostener una videollamada, por ejemplo. O bien claves dinámicas de acceso a la red solo disponibles para los huéspedes al registrarse.

A lo anterior puede sumarse el diseño arquitectónico en beneficio del trabajo remoto. Esto puede incluir la instalación de escritorios en las habitaciones. O bien el diseño y promoción de espacios de trabajo compartido al interior de los hoteles.

Imágenes cedidas: DocuSign en Unsplash, Mikayla Mallek en Unsplash

1 COMENTARIO