Uber apuesta por los viajes e incluye reservas de avión, tren y hotel

Uber quiere ampliar sus fronteras y apostar directamente por los viajes. O, al menos, eso se extrae de su última novedad. La plataforma proveedora de movilidad quiere convertirse en una «superaplicación» relacionada con el turismo. Al menos, en Reino Unido, donde empezará a incluir la opción de comprar billetes de avión y tren, alquilar habitaciones de hotel e incluso contratar vehículos de alquiler.

Desde el medio especializado PYMNTS se asegura que la compañía está trabajando en este cambio de estrategia. Uno que en realidad no es sorprendente, pues ya en 2018 su consejero delegado, Dara Khosrowshahi, insinuó que explorarían otras vías de negocio. Quizá por eso han decidido que ahora es el momento, una vez la movilidad se está recuperando y la industria parece volver a los niveles previos a la pandemia.

Un abanico de opciones en Reino Unido

Por ahora, se trataría de una prueba piloto en las islas británicas, pero seguramente si funciona se acabe extendiendo a otras naciones. Es lo mismo que ha pasado con opciones previas del gigante de la movilidad estadounidense. Hay que recordar que, aunque en un primer momento su objetivo fueran los viajes en VTC, ya incluye repartos de comida a domicilio.

Además, tanto en Reino Unido como en España también ofrece servicios de taxis. En el caso del primer país, desde hace tres años cuenta a su vez con un servicio de alquiler de bicicletas o patinetes eléctricos, así como con la opción de obtener billetes para el metro de Londres. Mientras, en 2020 incluyó un servicio de desplazamientos en barcos en el Támesis. Para ello, se asoció con Thames Clippers.

Un portavoz de Uber ha asegurado que de momento no hay planes de extender este modelo a otras naciones. Sin embargo, a su vez están barajando diferentes alternativas en Estados Unidos. Como, por ejemplo, permitir realizar reservas en lugares de ocio e incluir, además, recomendaciones de atracciones turísticas. Es decir, que aunque faltan confirmaciones oficiales sobre el rumbo que adoptará la compañía, parece claro que está apostando por el turismo.

El futuro viajero de Uber

De momento, parece que Uber va a seguir confiando en las colaboraciones para sustentar su modelo de negocio. En el caso de las reservas de billetes de tren y avión, trabajará con socios que se integrarán en su app. Es decir, que no va a prestar esos servicios en sí misma. Por tanto, habrá que esperar para ver qué compañías se unen, ya que aún no hay ninguna confirmación oficial.

La idea es que este mismo verano incluyan ya la venta de billetes de trenes y autobuses. Después, en algún punto de 2022, llegarán las reservas de vuelo. Por último, ya el año que viene, será el turno de las reservas de habitaciones. El objetivo final es integrar todos estos servicios en el software de su aplicación, para permitir al viajero gestionar todas sus necesidades desde una única plataforma.

Imágenes cedidas: Priscilla Du Preez en Unsplash, Viktor Avdeev en Unsplash