marketing coste por clic

Después de un mes difícil, donde se ha parado la actividad turística en seco y el sector ha tenido que adaptarse para sobrellevar la nueva situación, la principal pregunta de los hoteleros es cómo vamos a conseguir que los huéspedes vuelvan a nuestro hotel, en un periodo corto de tiempo, cuando volvamos a abrir nuestros establecimientos.

Otra de las preocupaciones, sobre todo de los destinos turísticos que viven de los huéspedes extranjeros, es cómo dirigirse a nuevos segmentos de mercado, cómo hacer que otros clientes los conozcan.

A todo ello, se suma la dependencia de algunos hoteles con las grandes OTAs y el malestar que se ha generado tras las reacciones de estas a la situación de incertidumbre. Por ello, más que nunca, aparece la necesidad de adoptar medidas que generen tráfico al propio canal de venta del hotel.

En esta línea, remarcamos la importancia de la implementación de campañas de coste por clic (PPC). Actualmente, la mayoría de campañas de coste por clic realizadas en el sector hotelero apenas extraen un 10% del potencial de tráfico.

Esto es así, porque se puja por el propio nombre de marca, muchas veces sin concordancias, sin segmentación de idioma, o de ubicación geográfica, y con un anuncio generalista que no aporta valor al hotel, ni a la experiencia que vivirá el cliente. Google es la plataforma publicitaria más sofisticada del mundo, el sector hotelero debe aprovechar todo su potencial, al igual que ya lo hacen otros sectores.

Además, sin necesidad de una gran inversión se puede conseguir obtener reservas con el coste más bajo en la distribución de las habitaciones. Asimismo, al ser un sistema que da resultados con cierta rapidez, se sitúa como una de las mejores estrategias para recuperar las reservas cuando se reabran los establecimientos.

marketing turistico

Campañas de coste por clic para potenciar las reservas directas del hotel

  1. Protección de marca

Es la primera acción que se debe implementar para que nadie pueda activar sus anuncios con el nombre de nuestra marca. En el sector hotelero, además, es importante para captar desde el canal de venta directo las reservas, antes de que lo haga cualquier OTA que también puja por el nombre de marca.

  1. Campañas de prospección orientadas a destino y target

Empleadas para captar nuevos clientes, ya no solo se puja por el nombre de marca, sino que se incluyen otros muchos factores como la zona donde está el hotel, la edad de los huéspedes, el sexo, el precio de las habitaciones, y las actividades que se ofrecen, entre otros. Google ofrece infinidad de segmentaciones para decidir bajo qué circunstancias activar los anuncios, de ahí la necesidad de conocer al 100% la plataforma para crear una estrategia personalizada a las necesidades de cada hotel.

  1. Remarketing

La mayoría de los usuarios no realizan una reserva en la primera búsqueda, normalmente comparan antes de decidirse. Por esta razón, es tan importante establecer campañas de remarketing, para acompañar durante el proceso de decisión y que, en el momento de reservar, nos tengan presentes.

  1. Campañas de prospección orientadas a segmento

Tener claro a qué tipo de público se dirige nuestro establecimiento es muy importante para enfocar bien una campaña. Después de la situación actual de incertidumbre, más que nunca, debemos revisar nuestros segmentos objetivos (corporativo, familiar, only adults, nacionalidad, etc.) para analizar si podría existir alguno que no estemos valorando, pero que ahora pueda interesarnos. Cuantos más segmentos se delimiten, más posibilidades de reserva tendremos en estos momentos.

  1. Display prospecting

Este tipo de campañas está enfocado en mejorar la imagen de marca. Se trata de generar tráfico segmentado con contenido importante en páginas, vídeos de Youtube o eventos, cuyas audiencias encajan con los perfiles demográficos y de comportamiento de nuestros clientes objetivo.

Sin duda, las campañas de coste por clic pueden ayudar a los hoteleros a atraer nuevos clientes cuando se puedan reabrir los alojamientos. Pero deben ser campañas que vayan más allá de una protección de marca, porque, aunque sea necesaria, no abarca todo el potencial que ahora necesita el sector para reactivarse.

Una reactivación que pasa por reflexionar en las posibilidades que tenemos ahora, no sabemos cuándo se va a normalizar el turismo internacional, así que un segmento principal será el mercado nacional, y con él estudiar de qué ciudades recibimos más huéspedes y así focalizar las campañas.

Sin olvidar el seguimiento

Eso sí, tan importante es implementar una campaña segmentada como tener un seguimiento constante e implementar los píxeles de conversión correctamente al formalizarse una reserva. A día de hoy, se ven muchas webs sin una correcta implementación y eso provoca errores en las conversiones.

Una buena campaña de pago por clic va a permitir un aumento de al menos un 25% de tráfico a nuestra web, al ser una campaña segmentada será un tráfico de calidad que, al reservar en nuestro canal directo, rebajará las comisiones que pagamos a las OTAs. Además, si combinamos las campañas de coste por clic con una estrategia de presencia en metabuscadores y el e-mail marketing, conseguiremos un aumento significativo en nuestra venta directa.

Imágenes cedidas: Ricardo Arce en Unsplash, SFIO CRACHO / Shutterstock