covid-19 emociones viajar espiritualidad

Las perspectivas de recuperación para 2021 son positivas, pero limitadas. En el mejor de los casos, conseguiremos recuperar la mitad de turistas -unos 15 millones- y la mitad de la facturación conseguida en 2019.

Estas son las principales conclusiones del «Estudio de demanda del sector turístico» presentado por la consultora Simon-Kucher & Partners. Según su análisis, existen tres factores clave que van a condicionar este renacimiento del sector en el que se prevé que sea un año de transición: la velocidad de vacunación en España y en los principales mercados de origen, la nueva predisposición a viajar internacionalmente y la recuperación de la oferta turística.

Más allá de la vacuna: la barrera emocional

Tras la histórica debacle del turismo en 2020, el sector turístico tiene los ojos puestos en el plan de vacunación del gobierno, el cual aspira a inmunizar a un 70% de la población para finales de verano.

Si esto sucediese, el sector turístico por fin podría aspirar a cierta estabilidad en esta temporada estival. No obstante, aunque esto se cumpliera, la vacuna no inmunizaría al turismo, ya que el nuevo turista presenta barreras emocionales que tardarán años en desaparecer. El reciente estudio muestra también que un 29% de los turistas europeos no se plantea viajar internacionalmente en 2021, incluso tras haberse vacunado.

El Estudio demuestra que un retraso en el objetivo establecido afectaría gravemente a un ya debilitado sector. Mientras que con el cumplimiento del plan se esperaría recibir alrededor de 45 millones de turistas en 2021, si este continúa a los ritmos actuales esta cifra descendería hasta los 15 millones. Esto significa que la industria turística se juega cerca de 60.000 millones de euros en el cumplimiento del plan de vacunación (4% del PIB)

La vacunación no lo es todo

“El estudio demuestra que la vacunación en España no lo es todo. Existen dos caras para esta moneda, ya que la mayoría de turistas considera más importante la vacunación en su propio país que en el destino al que se plantean viajar. Esto hace igualmente importante el desarrollo en los mercados de origen a la aceleración de la vacunación en nuestro país”, afirma Carles Munich, director de Simon-Kucher & Partners.

En este sentido, los dos mercados más importantes para el turismo español son al mismo tiempo los que muestran un mayor riesgo de recuperación. Por un lado, el mercado inglés depende un 25% más que el resto de mercados de la existencia de una vacuna efectiva para estar dispuesto a viajar de nuevo internacionalmente, sin olvidar las nuevas barreras producidas por el Brexit.

Por otro, el turista alemán muestra una menor disposición a viajar internacionalmente en 2021 que el resto de mercados, independientemente de la presión epidemiológica.

Barreras para volver a viajar internacionalmente por mercado de origen
Barreras para volver a viajar internacionalmente por mercado de origen

Guerra de precios

Es importante recalcar que aunque exista una recuperación en los flujos turísticos a España, la oferta competitiva ha cambiado sustancialmente. Por un lado, menos de un 40% de los hoteles están abiertos (la mitad que en otros países como Francia o Alemania), debido a la alta dependencia del turismo internacional.

Esta disminución en la oferta también afecta a la generación de demanda y la capacidad de absorberla. Por otro lado, se han acentuado las bajadas de precio y promociones para tratar de despertar a un mercado que de momento esta anestesiado.

“Tememos que las bajadas de precio, que en enero se situaron de media en un 25%, incrementen y se conviertan en una guerra de precios cuando se reactive la demanda debido a una pelea feroz por cada turista”, lamenta Miguel Afán, socio de Simon-Kucher y responsable de los sectores de turismo y ocio.

Por último, cabe destacar el lado positivo que ha sustentado mínimamente al sector en 2020, el turismo local. En el Estudio de Simon-Kucher & Partners se demuestra que sigue existiendo esa tendencia al alza a viajar dentro del territorio nacional, siempre con preferencia hacia destinos accesibles en coche para limitar riesgos y así proporcionar una mayor flexibilidad. Este hecho beneficia principalmente a destinos rurales, poco masificados y de proximidad.

Imágenes cedidas: Zac Durant on Unsplash

2 COMENTARIOS