hoteles cerrados ERTE

La situación se recrudece para el sector hotelero y la CEHAT ya reclama crear un ERTE específico que se prolongue hasta la próxima Semana Santa. Según datos de Empleo, más de 202.000 trabajadores del sector del alojamiento han sido incluidos en ERTEs de fuerza mayor y 4.000 trabajadores en otros tipos de ERTEs desde la entrada en vigor del Estado de Alarma por la COVID-19.

Desde el comienzo de la pandemia, un total de 3 millones de trabajadores se acogieron a ERTEs por fuerza mayor en España y los empleados del sector del alojamiento representaban a un 6,5% del total. Hoy, 663.656 trabajadores siguen en ERTE en todo el país y el 15% pertenecen al sector alojativo, tal y como apunta el ministerio.

Así, mientras que la mayoría de los sectores ha reincorporado ya al 78,41% de sus trabajadores, como media, los hoteles y alojamientos turísticos españoles han incorporado hasta el momento únicamente al 50% de sus empleados incluidos en ERTE por fuerza mayor y solo a un 23% de los trabajadores en ERTE ETOP (ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción).

Las cifras aportadas por el Gobierno ponen así de manifiesto que los hoteles y alojamientos turísticos españoles se recuperan a una velocidad notablemente inferior a la del resto de la economía del país. Esto viene, en gran medida, provocado por el desplome de ingresos y la falta de turistas internacionales, que han obligado y siguen obligando al sector turístico a echar el cierre en muchos de sus establecimientos.

ERTEs específicos hasta Semana Santa 2021

“El parón de la demanda está provocando la paralización total del sector y, si se prolonga en el tiempo, desaparecerán gran parte de las empresas y del empleo”, apunta Jorge Marichal, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), que insiste en la necesidad de “tomar medidas valientes y contundentes para controlar la curva y restablecer la confianza. Estamos viviendo un momento muy delicado en el que tenemos que aunar esfuerzos y tomar acción de manera eficaz y acelerada porque la situación cada vez se está volviendo más dramática”.

Desde CEHAT se prevé así el cierre de la mayoría de los establecimientos hoteleros en zona vacacional y se urge, entre otras medidas, a la articulación de unos ERTE específicos para el sector hotelero, vigentes, como mínimo, hasta Semana Santa de 2021, que permitan la entrada y salida de trabajadores en función de la coyuntura turística y que cuenten con una exoneración total de la Seguridad Social de los que se quedan dentro del ERTE, para evitar la destrucción de empleo y la definitiva desaparición de miles de empresas turísticas.

Imágenes cedidas: Lucas Law en Unsplash

3 COMENTARIOS